Una alternativa a la piratería. Un servicio más sencillo e inmediato que buscar en un torrent.  | Sense8

Netflix, ¿por qué meterlo en tu vida?

El gigante de contenidos a la carta ha aterrizado en España con la promesa de revolucionar el sector audiovisual. El reclamo: miles de películas, documentales y series —entre ellas, sí, ‘House of cards’ — mediante el pago de una tarifa plana. 

Clara Hernández | Woman.es

“Ahora entenderás qué es un binge (acción de ver todos los capítulos de una serie de un tirón), el peligro del spoiler, el “uno más y a la cama” o que el amor verdadero no entiende de temporadas”, aseguraba  el spot que, hace unos días, anunciaba la llegada inminente de Netflix a España.

La espera ha concluido. Este 20 de octubre la compañía líder del mundo en vídeos bajo demanda, una versión avanzada de los antiguos videoclubs online, ha abierto parte de su ingente catálogo en nuestro país con la promesa de que este se irá ampliando poco a poco. Y con la voluntad de seducir a un público cada vez más acostumbrado a consumir contenidos en Internet.

Estas son las razones para probar el nuevo servicio de streaming que triunfa en más de cincuenta países:

Ver lo que quieres, no lo que dan. Es la esencia de Netflix, que se aleja del modelo de televisión convencional sujeto a horarios de parrilla. Los usuarios deciden cuándo, dónde y cómo quieren disfrutar de un contenido. Además, pueden seguir viendo películas y ficciones pasando de un dispositivo a otro (está disponible en Smart TVs, tabletas, smartphones, ordenadores y diversas consolas de videojuegos así como decodificadores con conexión a Internet, además de en Apple TV, Google Chromecast y la televisión de Vodafone).

Tarifa plana… y a un precio básico competitivo. Frente a la mayoría de los antiguos videoclubs online, Netflix funciona mediante el pago de una tarifa plana mensual (no existen pagos aparte). En nuestro país, el ‘Plan Básico’ cuesta 7,99 euros; el ‘Plan Estándard’,  que incluye  dos conexiones simultáneas (para verlo en dos dispositivos distintos) y en alta definición, 9,9 euros.  El ‘Plan Premium’, con cuatro conexiones simultáneas en Ultra HD 4K, son 11,99 euros. 

Un mes gratis. La compañía invita a probar su servicio sin pagar durante el primer mes y te puedes dar de baja cuando quieras.

Un catálogo poderoso aunque menor que el estadounidense (¡y con ‘House of cards’!). Aunque el catálogo español llega un tanto reducido, la compañía ha prometido irlo nutriendo poco a poco (la oferta del Netflix estadounidense supera las 13.000 referencias). Además, llega con la sorpresa de incluir las dos primeras temporadas de dos de sus series-reclamo: ‘House of cards’ y  ‘Orange is the new black’, las cuales se rumoreaba que no figurarían porque Canal + ostentaba sus derechos. Aparte, brillan títulos de ficciones como ‘Homeland’ (tres temporadas),  ‘American Horror History’ (dos temporadas), ‘Arrow’ (dos), ‘Sons of anarchy’ (seis), ‘Californication’ (completa) o las originales de Netflix ‘Sense8’ (protagonizada por Miguel Ángel Silvestre) y ‘Grace and Frankie’ (la favorita de Miley Cyrus). En el apartado de películas, hay largometrajes relativamente recientes, algunos con no más de un año desde su estreno. La oferta española viene encabezada con ‘Torrente’ (cuatro películas) o las ficciones ‘El tiempo entre costuras’ o ‘El internado’.

Atención a los niños. El público infantil es uno de los grandes consumidores de televisión a la carta. La oferta para ellos viene encabeza por la musa del público de preescolar, ‘Peppa Pig’. Se completa con propuestas como ‘Cailou’, ‘Pokemon’, ‘Lego’, ‘Shrek’ o ‘Cómo entrenar a tu dragón’ que se podrán ver, como el resto de la oferta de la compañía, en versión original con subtítulos en español o dobladas.

Una alternativa a la piratería. “Nuestro servicio es mucho más sencillo e inmediato que buscar en un torrent”, afirmó el pasado julio el fundador de la empresa, Reed Hastings, desmintiendo así los rumores que aseguraban que la compañía no había abierto en España en 2011 por el uso extendido de descargas ilegales. Al contrario, el directivo sugirió que la piratería presentaba más una oportunidad que una amenaza porque había creado una sociedad acostumbrada a ver contenido en Internet.  Y si no, un ejemplo: en Holanda y Canadá, con altos índices de piratería, el servicio ha sido un éxito.  Una de sus claves: la facilidad de uso de la aplicación.

 

Relacionados