Está bien no estar bien. | D.R.

7 doramas coreanos de Netflix con los que pasar un fin de semana oriental y divertido

No todo lo que viene de Corea lleva colores pastel y ritmo de k-pop: los doramas coreanos te esperan en Netflix dispuestos a despejar tu mente con unos dramones, thrillers y comedias que te van a dejar pasmada.

Woman.es

Excelente factura, historias trabajadas, sentimientos en cada fotograma y pieles de esas sin poros que solo se pueden ver en los reportajes de moda son los puntos fuertes de todos los K-Dramas en los que Netflix está invirtiendo desde hace un par de años. Aquí tienes nuestra selección por si te apetece darte una vuelta por el exótico menú de series surcoreano: las hay para todos los gustos, desde las destinadas a los amantes de las historias de amor clásicas, a los que les apetece un thriller… o una de zombies.

1. Está bien no estar bien

La combinación de la guapísima Seo Ye Ji (a la que todas las coreanas copian el makeup desde agosto de este año) con el regreso a los doramas de Kim Soo Hyun (el hombre de los 160.000 dólares por capítulo) fue un triunfo para Netflix en Corea y ahora en Occidente. Si te interesan los dramas románticos con un toque de originalidad no te puedes perder la rara extraña historia de amor que surge entre un enfermero huérfano especializado en cuidar a personas con trastornos psiquiátricos (no en vano vive pendiente de su hermano mayor autista) y una autora de libros infantiles macabros con bastante mala leche y par de rasgos psicópatas a tener en cuenta. 

Itaewon Class. | D.R.

2. Itaewon class

Además de por darte el gustazo de escuchar a V de BTS cantar Sweet Night en un momento puntual de la serie, lo último del actor Park Seo Joon arrasó en Corea en su estreno. De este dramón de malos malísimos, que coge su título de la empresa que el protagonista funda para vengar la muerte de su padre nos gusta todo, hasta que la prota femenina sea de lo más repelente para el gusto occidental o que el pelo que luce Park Seo Joon debería estar penado por el tribunal de derechos humanos. Para verla con un paquete de pañuelos al lado y la seguridad de que, al final, el bien vencerá.

Kingdom. | D.R.

3. Kingdom

Hay millones de doramas coreanos ambientados en la época medieval pero este no es apto para los amantes de la historia. La primera temporada de Kingdom dejó con la boca abierta con su mezcla de zombies e intrigas palaciegas que dejan a Juego de tronos al nivel de una partida de brisca en un bar de pueblo. En la segunda temporada el heredero al trono de Joseon, Chang, sigue intentando manejar la plaga que está convirtiendo a sus vasallos en zombies y arrebatarle el trono a la reina consorte. Para nostálgicos de los Stark a los que The walking dead se les ha quedado cortos.

4. Extracurricular

Por si tienes una imagen de Corea del Sur digna de un videoclip de Twice, todo piruleta, amor y colores pastel, aquí llega Extracurricular para asomarte a la vida de unos chavales de instituto que hacen que los de Elite sean un ejemplo de buen comportamiento. Tanto es así que la historia de cómo el estudiante modélico Oh Ji Soo está consiguiendo el dinero para la universidad no consiguió pasar los estrictos cánones televisivos surcoreanos y la serie, a pesar de ser surcoreana, no circuló por la televisión de ese país.

Hospital Playlist. | D.R.

5. Hospital Playlist

La Anatomía de Grey surcoreana viene cargada de humor, ritmo y flechazos. La típica serie de médicos de toda la vida con sus largas guardias, sus casos médicos de lágrima fácil y amoríos variados se centra en cinco amigos (cuatro doctores y una doctora) que se conocieron en la facultad de medicina y ahora trabajan en el mismo hospital. Cuando no están salvando vidas o comiendo un kimbap, ensayan juntos en el sótano de la casa de uno de ellos grandes éxitos pop coreanos y se enamoran de los estudiantes de segundo y tercer año. 

6. Vida incompleta

No es la más reciente de la lista pero no te la puedes perder: ganó todo tipo de premios en su estreno y fue un éxito de audiencia en Corea. La llegada por enchufe de Jang Geu-Rae a una gran empresa sin formación ninguna y con mucha gente con ganas de hacerle bullying va a hacer que sigas cada paso de su carrera con el corazón en un puño. Eso sí, te garantizamos que para cuando acabes el último episodio te van a entrar ganas  de mandar tu currículum para trabajar a las órdenes del jefe Oh Sang Shik (si eres una workalcoholic, claro). 

 YG Future Strategy Office. | D.R.

7. YG Future Strategy Office

Si lo que te apetece es reírte, y la vergüenza ajena no es un problema para ti, esta es tu serie. Imagínate que en The Office Michael Scott en vez de vender papel trabajara en una gran industria de k-pop y en vez de vivir en Scranton viviera en Seúl: el resultado hubiera sido YG Future Strategy Office. Rodada como un falso documental la serie comienza con la llegada de Seungri (de la banda surcoreana Big Bang) como director del departamento más desastroso y con menos recursos de la poderosa YG Entertainment bajo la premisa de “no la vuelvas a cagar”. Por supuesto, lo vuelve a hacer en cada episodio. Por si ver las desventuras del peor departamento de Corea no es suficiente para ti, siempre puedes disfrutar de los cameos de las estrellas de YG en cada episodio, Blackpink incluidas.