Beyoncé, a su paso en el 'On the Run II Tour' a su paso por Barcelona. | Robin Harper

5 cosas fabulosas que vieron quienes fueron al concierto de Beyoncé y Jay Z en Barcelona

Prohibido llorar de envidia. 

 

Clara Hernández | Woman.es

El gran día llegó este miércoles: Beyoncé y Jay Z, junto con su grupo de músicos y bailarinas, se juntaron sobre el escenario del Estadi Olímpic de Barcelona para ofrecer el que era, tal vez, el concierto de pop más importante del año y la única ocasión de verles en 2018 en España. El matrimonio musical más famoso del planeta cumplió con sus objetivos: extasiar a las casi 50.000 personas que se repartían entre las numerosas secciones en las que había quedado dividido el estadio en función de su entrada (había, por ejemplo, seis zonas Vip diferentes) y que habían pagado entre 61€ y 196€ para ver a la pareja.

Ambos demostraron que son cuasiperfectos (y, por tanto, capaces de llenar aforos de esa capacidad o más, así como de hacer tambalear un coliseo con sus historias a lo Pimpinela, sus bailes descomunales y su potencia).

Un momento rojizo del concierto de Beyoncé y Jay Z en Barcelona por su gira 'On the Run II'. | Andrew White

Mira a continuación 5 cosas 'imperdibles' del concierto 'On the run II' que más gustaron a quienes asistieron y que se han hecho virales. Ojo, ¡prohibido morir de la envidia! 

1) Beyoncé, leonina

¿Como te imaginas a Beyoncé en directo? Obvio: convertida en una bailarina-cortorsionista poderosa y salvaje, y agitando su melena. Así fue. PD: Baila igual de bien que en sus videoclips.

 

lmao my thumbnail i jus laughed so hard 😭😂 #beyonce #barcelona

Una publicación compartida de @beyonce fanpage (@beyyslife) el

2) Amor y pasión a raudales

Sí, ya sabemos que durante todo el año nos estuvieron mareando a lo 'Pimpinela' con los supuestos deslices de Jay Z y el cabreo dolorido de Beyoncé, dispuesta, sin embargo, a perdonar (y, luego, a molestar un poco desde sus videoclips). Pues sobre el escenario solo hubo carantoñas y pura "química", como se encargaron ellos mismos de subrayar, cogidos de la mano. Y como nos encanta el amor... 

Beyoncé y Jay Z, durante su concierto en Barcelona perteneciente al tour 'On the run II'. | Raven Varona

3) Así canta en directo Beyoncé. 

La artista de 'Lemonade' no solo es artista polifacética: cuando comienza a cantar, enmudece al auditorio.

4) El descubrimiento de que Jay Z no está a la sombra de Beyoncé (al menos, como pensábamos)

Tal vez en España sea su mujer quien parte el bacalao pero Jay Z es toda una eminencia en su país, donde el rap es capaz de escalar a las listas de lo más vendido. Aquí derrochó energía en su turno. 

5. Entre lo divino, lo asirenado y lo humano

Sí, solo ver cómo Beyoncé se planta en el escenario con la cadera a un lado o cómo mira a su público desde las alturas con la barbilla alta, con el pelo al viento, confirma que es mucha Beyoncé. ¿Hay alguien más que pueda proyectar esa grandeza con una sola postura y gesto, sin mover sus extremidades? ¿Y hay alguien capaz de deslizarse como una sirena hipersensual para bajar unas escaleras o cruzar el escenario?