El maestro de la música italiana Franco Battiato. | Alessandra Tarantino / GTRES

5 canciones de Franco Battiato por las que siempre le recordaremos

El cantante italiano Franco Battiato ha fallecido a los 76 años, tras años de padecer Alzheimer, dejando un legado musical clarividente y miles de condolencias en las redes. 

Clara Hernández

Misántropo amable, iconoclasta, místico, lúcido, adicto a la filosofía. E, incluso, excandidato eurovisivo. Así era Franco Battiato, el 'Maestro de Catania', un artista siempre dispuesto a explorar nuevas vías musicales (su obra navegó desde el pop a la música culta, dejando un legado prolífico, hondo e inclasificable) y que se dejó fascinar, además, por la pintura o el cine. 

Este martes, su familia confirmaba que el célebre artista italiano había fallecido a los 76, después de sufrir Alzheimer durante los últimos años.  Atrás quedan decenas de canciones con las que nos emocionó este genio enjuto de nariz aguileña ("Una nariz como la mía o la aceptas o te pagas un tiro", bromeaba), que presumía de crear un silencio religioso en sus conciertos y que en 2013 revisaba el concepto de la muerte como algo "necesario y positivo" ("El cuerpo es solo una carcasa, un coche que te conduce de un sitio a otro", decía).

Esta son cinco de sus canciones imprescindibles.

1. Yo quiero verte danzar

Cantada en italiano y, después, en español, fue la canción con la que se dio a conocer de forma definitiva en España, a finales de los 80, cuando la escena española estaba dominada por aguerridas tribus urbanas. El cómo el llamado 'Maestro de Catania', con su traje de chaqueta atemporal, sus bailes extravagantes (¿tal vez torpes?) y sus gafas de miope (objetivo de los humoristas Martes y Trece) se hizo un hueco firme con una música ajena a las tendencias y a los looks de la época, tiene que ver con su talento, su carisma y su magia.

2. 'La Cura' ('El cuidado'). 

Para muchos, una de las mejores interpretaciones de Battiato, en la que habla del afán de alguien por cuidar del otro. "Te salvaré de toda melancolía, porque eres un ser especial, y cuidaré de ti", proclama. 

3. 'Centro de gravedad permanente'

Dicen que fue el maestro y pensador armenio George Gurdjieff quien inspiró a Battiato a escribir esta canción. Según las teorías de Gurdjieff, crítico con Occidente, el hombre debía abandonar el mundo para poder recorrer su propio camino. La letra de este tema hace alusión a la armonización de lo emocional, lo corporal y lo intelectual, los denominados "centros de gravedad" por el armenio. 

4. 'El animal'

Sobre impulsos y pasiones humanas, y de cómo estas son muchas veces restringidas en sociedad, uno de los enemigos de nuestra libertad. Entre sus seguidores, la cineasta astríaca Katharina Mueckstein, que escogió su título para la película 'L'Animale', sobre deseos primarios e interiores. 

5. 'Bandera blanca'

Convertida ya en un clásico, como muchas de sus canciones, Battiato solía interpretar este tema apeado sobre una tribuna y un megáfono mientras mentaba a Bob Dylan, criticaba los abusos de poder (de la clase política) y reivindicaba aquella gente que no llegaba a fin de mes y no podía pagar las hipotecas. Ante los abusos, no podía permanecer callado, explicó después Battiato.