La Garrotxa (Girona) en otoño. | ISTOCK

Descubre los mejores bosques de otoño

¿Has probado los baños de bosque? Tanto si eres fan del shinrin yoku o una novata, aprovecha que estamos a mediados de otoño y desplázate a un hayedo. Espiritualidad y espectáculo garantizados.

Laura Potrony | Woman.es

Seguro que, vivas donde vivas, tienes algún bosque cerca. El baño de bosque o shinrin yoku consiste en pasar tiempo en la naturaleza para mejorar la salud, el bienestar y la felicidad, con un componente espiritual básico. Lo importante es escuchar, estar tranquilo, aceptar y reconocer la presencia propia y dejar que los sentidos disfruten de lo que hay alrededor. Pero si puedes desplazarte a algún hayedo (no muy abundantes en la península ibérica), podrás celebrar el otoño entre su explosión de colores y sus árboles monumentales. 

Te hablamos de algunos especiales... El Hayedo de Montejo (Madrid), a orillas del Jarama, cuenta con algunos ejemplares tan antiguos que incluso tienen nombre (Primera, del Trono, del Ancla, de la Roca) y leyendas propias. El de Ordesa (Huesca) es uno de los mejor conservados de España, entre cascadas y puentes. La Selva de Irati (Navarra), después de la Selva Negra de Alemania, está catalogado como el mayor bosque de hayas y abetos de toda Europa. En La Fageda d’en Jordà (Girona), el bosque ha crecido sobre la colada de lava fría del volcán Croscat. Y el hayedo de Tejera Negra (Guadalajara) es el más meridional de Europa y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ten en cuenta que en algunos hay que reservar visita, y recuerda que, según la arboterapia, abrazar un árbol o simplemente pasear entre ellos tiene beneficios directos sobre nuestra salud, física y mental. No te lo pierdas.