Marta Milans, una española en Hollywood: ahora empieza a rodar la segunda entrega de 'Shazam!: la furia de los dioses'. | GSR

Marta Milans: "Luis Tosar impone más que Robert de Niro"

La actriz española, que ha logrado hacerse su sitio en Hollywood, estrena 'Los favoritos de Midas', la nueva serie de suspense de Netflix.

Ester Aguado|Woman.es

Nos recibe al otro lado del teléfono... ¡desde Hawaii! Su hermana, que lleva 10 años viviendo allí, acaba de ser mamá de nuevo y se ha acercado para echarle una mano, ya que es la única de la familia con pasaporte americano... habiendo cuenta de que su madre y su prima no pueden volar desde España. "Me ha lanzado un grito de socorro muy desesperado (risas), así que aquí estoy, a 12 horas de cambio horario... esto está muy lejos", explica la actriz. "Yo cuido a Carmen, de año y medio y ella se encarga de la nueva, Manuela. Son dos terroristas muy graciosas", cuenta Marta, en su papel de tía.

Hablemos sobre el nuevo estreno de Netflix... interpretas a Jose, una mujer empresaria, exitosa, fría, alguien que lo tiene todo clarísimo. ¿Tiene algo que ver contigo?

Bueno, yo no la veo tan fría y calculadora. Jose es una mujer con una agenda y unas metas muy claras a nivel profesional -que lo traslada un poco a su vida personal- y tiene un punto de amoralidad, que es con lo que yo no comulgo. Pare ella, el fin siempre justifica los medios y yo nunca me he regido por esa máxima en ningún aspecto de mi vida. Con lo que sí que me identifico es con la absoluta dedicación a su profesión: es una tía a la que no le para nada. Y esa ambición positiva, en esta serie, sí que está teñida de oscuridad y eso Marta no lo tiene. Pero me ha parecido excitante poder hacer a alguien así con Mateo Gil después de haber saltado desde Katia, en 'El embarcadero' y de Kika en 'White Lines', ambos con Álex Pina. Es un personaje tan diferente: su manera de caminar, de vestir, que hemos cuidado mucho. Y fue dejar de hacer un personaje un viernes y meterme el lunes con el siguiente y he disfrutado esa manera tan salvaje de hacer la transición entre un personaje y otro.

Marta Milans es Jose en 'Los favoritos de Midas'. | Manolo Pavon

Por cierto, tu personaje siempre va vestida en tonos amarillos y mostaza...

¡Qué gracia que te hayas fijado! La diseñadora de vestuario de 'Los favoritos de Midas', que es Clara Bilbao, una crack, de las mujeres más impresionantes con las que he trabajado en toda mi carrera, lo ha tratado todo como si fuera puro cine: me han hecho el vestuario a medida. Y ella se decantó por el blanco y el amarillo para no dar la sensación de mala ni buena... Cuando leí el guión me la imaginé como Robin Wright en 'House of cards'... aunque ella es maquiavélica y no pretende ocultarlo y en mi personaje no está tan claro. Ni siquiera ahora... Recuerdo que Clara decía que el color más arrogante para llevar no era el negro, si no el blanco, porque todo el mundo te mira. Y tiene razón. Han elevado el personaje de Jose gracias en parte al vestuario de Clara.

La trama de la serie es original, pero aterradora: al final nos vienen a decir que los hilos del mundo los mueves unos cuantos privilegiados. ¿Eso puede ser real?

Absolutamente real. Es horrible y te deja mal sabor de boca porque al final ves que es un espejo de la realidad. Estuvimos rodando desde noviembre a febrero de este año y todas las revueltas callejeras que aparecen, la gente cabreada y desesperada, quemando contenedores lo he vivido en Estados Unidos tras el asesinato de George Floyd en Los Ángeles. Esa desazón la he vivido yo y  te das cuenta de que el mundo lo mueven unos pocos y no creo que sean los más indicados. Por eso tenemos que cambiar el sistema... que potencias mundiales como Rusia intervengan en las elecciones de Estados Unidos, que grandes bancos nunca acaben perdiendo dinero porque siempre habrá un gobierno que los rescate, que las grandes empresas puedan gestionarse nefastamente porque siempre habrá alguien que les rescate eso está mal. Y es lo que refleja Midas. Lo que defiende el personaje de Tosar que es un periodismo independiente, defender la verdad frente a mi personaje, que opina que da todo igual, porque nos vamos a la mierda, así que hay que disfrutar de la vida, ir con la corriente... Pues al final no sé si está mal pensar así... Yo no comulgo con eso, pero hay gente que piensa: ¿por qué no va a poder Amazon controlar el mundo? Es lo que plantea la serie y da mucho que pensar.

Marta Milans y Luís Tosar protagonizan esta serie de intriga en Netflix. | Manolo Pavón

¿Cómo es tener a Luís Tosar delante, impone o, al contrario, te hace la vida mucho más fácil?

¿Que si impone? Yo, que he trabajado con Robert de Niro en un papel pequeño en una peli de HBO ('The Wizard of Lies', 2017), te aseguro que impone mucho más el señor Tosar. Y no por su actitud, porque Luis es totalmente amoroso y un gran compañero, pero el carisma que ese hombre tiene, el talento que rezuma es tan brutal, que se me olvidaban las frases. Se lo puedes preguntar a Mateo Gil, de verdad. En la templanza, en la dicción que tiene ese señor... todos a su lado somos unos pringados (risas). Además, mi personaje es una mujer hiperportentosa, muy poderosa y más específicamente con el personaje de Luis, Víctor Genovés y no me veía nunca a la altura. Ya lo dirá el espectador, pero a día de hoy no lo tengo tan claro.

De unos años a esta parte, te estamos viendo mucho más en series españolas ('Vergüenza', 'El embarcadero', 'Whites lines'), ¿por alguna razón específica?

No, es curioso porque llevo más de 16 años trabajando en Estados Unidos, dejándome la piel y cuando me empezó a ir bien, a trabajar más en series americanas y rodar 'Shazam' es cuando me contactó Álex Pina. Él tampoco me conocía, había visto mi trabajo, hice una prueba para 'El embarcadero' (Movistar + ) y, a raíz del personaje de Katia (me dieron bastante libertad creativa es siempre les estaré agradecida), aún sin conocernos personalmente, me ofreció hacer a Kika en 'White Lines'. Bueno, es que estaba hecho a mi medida. Fue un regalazo... ¡porque es mi vida! Yo le admiro mucho profesionalmente y con él iría al fin del mundo... haría hasta de columna en 'La casa de papel' (risas). Ha sido casualidad lo de España y yo feliz de volver a casa. Ahora empiezo a rodar 'Shazam 2', teníamos que haber empezado este verano, pero con la Covid, las superproducciones van poco a poco.

Marta y Luis, en la nueva serie de Netflix, 'The minions of Midas', que se estrena hoy de forma internacional. | @netflixes

¿Te cuesta más o menos rodar en español?

Es mi lengua madre y me encanta, pero he de confesar que me ha costado hacer la transición. Llevo tantos años trabajando para tener un inglés neutral, que al volver a casa para hacerlo en castellano, como hablo tan rápido en general, que me ha costado echar el freno (risas). Y he tenido que trabajar la dicción, sí. Pero el haber podido estar en España y con mi abuela mucho tiempo, que acaba de recuperarse de la Covid con 98 años, ha sido genial, la verdad. ¡Así que me sigan llamando, por favor!

¿Eres ambiciosa o llegará un momento en el que pesará más la familia una vez que ya has vivido tu gran aventura?

Siempre he sido muy ambiciosa, desde pequeña. Creo que para llegar lejos, sobre todo en esta profesión, no hay otra manera. Pasar mucho tiempo sola, superar los rechazos, las desilusiones constantes y duraderas, a lo largo de los años, tiene que sustentarse con esa ambición por conseguir tu sueño. Si no, es imposible, no merece la pena. Yo siempre se lo digo a los jóvenes que me preguntan: si puedes encontrar otra profesión que te haga feliz, no seas actriz porque, para hacer lo que hago yo, tienes que no poder respirar si no lo haces. Pero ya con 38 añitos y con hermanos que tienen niños, sí que te lo planteas. Quiero tener una familia relativamente pronto si tengo suerte y asentar raíces. Vengo de una familia tan maravillosa, con unos padres tan increíbles... que nunca he sabido si me iba a casar, pero ser madre tuve claro que sí. No sé si tendré hijos biológicos o adoptaré, pero quiero darles todo lo que mis padres nos dieron a mis hermanos y a mí. Tengo la responsabilidad moral de ser madre para devolver el amor que me han dado desde pequeñita.

Hablando de tu familia, he leído que la empresa familia, Santa Gadea, se dedica a producir y comercializar quesos y productos orgánicos...

Sí, tenemos una empresa que es la primera granja 100% ecosostenible y ecológica de Europa. A las afueras de Burgos, en el valle de Manzanedo, tenemos parques eólicos y parques solares, con lo cual tenemos proveemos de energías renovables desde nuestra granja a 25.000 familias al año en España. Yo soy la embajadora de la marca, llevo años introduciéndola en Estados Unidos... ha sido una movida porque nuestro queso es tipo Camenbert, de vida corta y hay que transportarlo por avión. Ahora hacemos un tipo Manchego, que lo vamos a empezar a traer por barco y empezaremos también con los jabones hechos con leche de cabra orgánica y aceite de oliva español, también tenemos mantequilla... a ver si podemos remontar este año tan fatídico para todos. Pero es un proyecto de sostenibilidad, empresas que no destrocen el medio ambiente.

Marta con la familia de Elsa Pataky en Los Ángeles. Son muy amigas. | Clint Brewer / TC / Splash News

He visto que eres yogui, que te gusta todo lo eco... ¿Qué estilo de vida llevas?

Bastante sano, desde pequeña nos han inculcado la alimentación saludable en mi casa. Recuerdo que mi padre nos prohibía las Coca-Colas, que sólo tomábamos en casa de nuestros amigos (risas). Yo sufro bastante de la espalda y cuando me mudé a Nueva York para estudiar la carrera, descubrí el yoga, que me ha salvado la vida, porque ha logrado que no tenga que operarme de ninguna de mis hernias. Y luego me encanta el aire libre y el mar, los deportes acuáticos... también cocino, como bien, tomo vino español y me fumo un cigarrillo de vez en cuando. Me encanta la vida, así que la vivo con intensidad y cuantos más años, mejor.

También tienes una parte muy solidaria...

Sí y me encanta trabajar con niños en situaciones precarias y enfermos. Trabajé con Elysium, una ONG que llevaba la cultura a los niños en Nueva York y Los Ángeles... pero a raíz del éxito de 'Shazam' en todo el mundo y esa posición privilegiada que te da la fama, pensé que tenía que hacer algo más. Y estando en Hawai con mi hermana y una tía, también Milans del Bosch como mi madre, me dijo que mi tía Ana trabajaba para la Fundación ANAR. En cinto llegué a España la llamé y me hicieron su embajadora. Hacen una labor estupenda: atienden unas 2.000 llamadas al día de jóvenes en situación de riesgo (abuso, Bullying, acoso, intentos de suicidio). Desde la Covid, el tema de los abusos a menores se ha disparado, porque los menores han estado mucho más tiempo en sus casas. Así que hicimos una campaña para que ellos, en lugar de llamar, puedan mandar mensajes de texto. Para mí, ahora, esto es mi razón de ser. El éxito que puedas recibir de una película internacional, si no lo empleas en hacer el bien no tiene sentido.

¿Te queda algún sueño por cumplir?

¡Claro! Quiero dirigir películas, quiero producir y estoy escribiendo un libro de cuentos para niños. Eso es lo que me queda por hacer, que es mucho!!!

Marta y el protagonista de 'Shazam', Zachary Levi. | @argcomiccon