La actriz vasca cierra esta trilogía que protagoniza la inspectora Amaia Salazar, creada por la escritora Dolores Redondo. | Rubén Vega

Marta Etura se despide en lo alto

La actriz española estrena 'Ofrenda a la tormenta' (Netflix, 24 julio), la última y más trepidante entrega de la Trilogía del Baztán, en la que ha encarnado de forma brillante a una inspectora valiente, madre y atormentada. Ahora sueña con dirigir.

Ester Aguado|Woman.es

De este tiempo de pandemia y de sufrimiento, Marta al menos ha sacado una cosa buena: el parón le ha servido para disfrutar a tope de su “gordita”, su hija Chloe de 3 años, a la que intenta educar con amor y firmeza y transmitirle el valor de su autenticidad: «Tenía muchas ganas de ser madre y lo estoy disfrutando a tope. Espero enseñarle a confiar en ella, a respetarse y a vivir el presente. Pero las cosas una debe aprenderlas por sí misma», dice.

Tras 20 años de carrera, ¿te sientes satisfecha?

Volvería a vivir mi vida, sin duda. Desde bien pequeña tuve el deseo de ser actriz y me fui a vivir a Madrid con 17 años para lograrlo, sin sospechar el sacrificio y el duro trabajo que suponía, pero aún así firmaría. Soy afortunada de poder trabajar en lo que amo, de las oportunidades que he tenido... Aunque no firmaría todo lo que he hecho (risas). Siempre he antepuesto la carrera de fondo a pagar la hipoteca de mi casa.

Ya tienes una hija preciosa, ¿te queda escribir un libro y plantar un árbol?

Lo del árbol ya puedes tacharlo, por suerte. Tenía muchas ganas de ser mamá y estoy disfrutando mucho de esta época de mi gordita. Me queda escribir... y tengo muchas ideas en la cabeza. Creo que es el momento de dar un paso al frente, cuando todo esto pase... Solo he trabajado como actriz, aunque una vez dirigí una obra de teatro y monté “Return”, un espectáculo de danza junto a Chevi Muraday, que fue muy bien. Ahora tengo ganas de poner en marcha un proyecto audiovisual propio y tocar todos los pasos del proceso creativo.

Algunos de los protagonistas de 'Ofrenda a la tormenta' (Netflix), con la incorporación de Marta Larralde, que da vida a Yolanda Berrueta, una mujer desequilibrada que asegura que su marido robó el cadáver de su bebé recién nacido. | Michael Oats

Acabas de completar la trilogía de Dolores Redondo: ¿las películas están a la altura de los libros?

Yo creo que en este caso sí. Hay que ser consciente de que el lenguaje cinematográfico es más visual y ha de tener una duración, lo que te obliga a comprimir mucha información. Los libros de Dolores tienen más de 600 páginas, así que hay muchos más detalles y los personajes están mejor contados, claro. Pero esta trilogía es muy fiel.

Pasar seis meses fuera de casa, con un bebé, rodando casi siempre de noche y bajo la lluvia no se olvida fácilmente...

Fue durísimo, pero también maravilloso. Te tiene que apasionar lo que haces, claro, porque trabajar 14 horas al día, casi todo exterior y de noche, con retos emocionales diario y, al rodar la segunda y la tercera parte al tiempo, era el doble de complejo. Un protagonista te supone mucha implicación y compromiso, pues aquí fue todo doble. Pero lo recuerdo como un regalo: dar vida a esa mujer apasionada, con un pasado tan terrible... Es un thriller muy atípico. Y ella, un personajazo que me ha permitido tocar todos los palos: madre, policía, hija, esposa, escenas de acción, escenas íntimas... Un regalo.

Miguel Librado 'Nene' y Marta Etura, en 'Ofrenda a la tormenta'. | Michael Oats

Fernando Muñoz Molina, el director, decía que nadie le había sorprendido tanto en un rodaje al sacar su lado oscuro... ¿fuiste consciente de ello?

Amaia Salazar tenía algo que me atraía y era la posibilidad de luchar contra el mal más puro: esa gente que asesina bebés, que mata niñas, que maltrata a sus propios hijos y ahí es donde yo me venía arriba, supongo que eso asombra.

¿Tenías ganas de liberarte de este personaje que te ha acompañado durante los tres últimos años?

No lo he vivido así, para mí ha sido una experiencia de lo más gratificante, a pesar de la dureza. Es verdad que tenía ya ganas de hacer otras cosas, pero le he cogido mucho cariño.

Eres madre y vasca, ¿tu casa es un matriarcado?

Tanto en casa de mis padres como en la mía no hay poderes acentuados, que es lo suyo. En el equilibrio siempre está lo más sano: lo mismo tomo decisiones importantes yo que mi chico.

¿Has tenido las cosas más difíciles por ser mujer?

A mí siempre me han educado en la libertad absoluta, pero empecé a trabajar con 20 años y sí que he vivido situaciones en las que el hombre ha abusado de su poder. Y a lo largo de mi carrera, el 90 % de los guiones que me llegaban eran para hacer de “la chica de”: a quienes les pasaban cosas interesantes era a los hombres.

Ahora que estás en los cuarenta, ¿te llegan papeles?

Los acababa de cumplir cuando me llegaron estas tres películas de protagonista... En los últimos años sí que ha empezado a verse un cambio generacional: ahora hay magníficas productoras como Belén Atienza o Sandra Hermida o guionistas maravillosas como Isabel Peña, directoras como Icíar Bollaín... aunque los hombres manejen aún el cotarro.

 

La película 'Ofrenda a la tormenta', la última adaptación cinematográfica de la Trilogía del Baztán, llegará a Netflix el 24 de julio, avalada por el éxito de sus predecesoras, 'El guardián invisible' y 'Legado en los huesos' -que recaudaron 5 millones de euros en taquilla- y la gran acogida que han tenido ambos títulos desde su estreno en Netflix. Basadas en las novelas de la autora Dolores Redondo, las películas siguen a la inspectora Amaia Salazar en la investigación de una serie de asesinatos de mujeres jóvenes en la localidad navarra de Elizondo, de donde procede la policía. 

Sin embargo, lo mejor de esta franquicia está todavía por llegar, y es que 'Ofrenda a la tormenta' resuelve toda la trama que viene investigando la inspectora Salazar desde que el cuerpo de Ainhoa Elizasu apareciese a orillas del río Baztán. La trama gira alrededor de dos grandes ejes: qué ha pasado con su madre, Rosario y la creciente tensión sexual entre Amaia y el juez Markina.