Raquel Sánchez Silva, Palomo Spain, María Escoté y Lorenzo Caprile, el equipo del programa de RTVE 'Maestros de la costura'. | GTRES

Maestros de la Costura: o la noche en que me convertí en Capriler

El nuevo 'talent show' de moda que hará que trasnoches cada lunes.

Patricia Rivera| Woman.es

El estreno de Maestros de la Costura era un incógnita. La sombra de la recién terminada Operación Triunfo es alargada, pero parece que a RTVE la fórmula del 'talent show' le funciona y la audiencia que congregó ayer Maestros de la Costura es la prueba: 2.350.000 espectadores, 17% de cuota de pantalla, líder en su franja horaria y 'trending topic' nacional durante todo el programa.

El interés suscitado por ver como 12 modistas se enfrentan a pruebas de patronaje, diseño y costura tuvo pegados al televisor a miles de espectadores (entre ellos yo) un lunes hasta bien pasada la media noche. Pero una de las grandes razones para no hacer zapping y quedarte enganchado al programa, y que este se convirtiera en trending topic fue sin duda Lorenzo Caprile. El diseñador y miembro del jurado de Maestros de la Costura -junto a María Escoté y Palomo Spain- no dio puntada sin hilo, nunca mejor dicho. Puso en valor esta bonita profesión, juzgó, hizo críticas constructivas, dejó frases y lecciones para la posteridad y en general llevó la voz cantante.

Anoche muchos nos convertimos en Caprilers y estamos deseando que llegue el próximo lunes. 

 

Mientras, nos entretendremos recordando los momentazos del modista en el primer programa de Maestros de la Costura

Definición de modista: Lorenzo Caprile en el minuto uno de programa ya dejó clara la definición de su oficio. Y por si a alguien se le escapa aquí os dejamos la de la RAE: "Persona que se dedica a hacer prendas de vestir o a crear modas o modelos de ropa". 

El alumno díscolo: Su enfrentamiento con Eduardo fue uno de los puntos fuertes del programa y promete dar mucho juego.

Cortar al bies: 

 

Juzga y aconseja 

Pero siempre desde la humildad 

 

 

¡Sí, somos Caprilers! Y por lo que se ve no estamos solos...