Fotograma de la película polaca '365 días', que muchos se han aventurado a comparar con el fenómeno '50 sombras de Grey' tras su éxito en Netflix. | Netflix

Hablamos con Blanka Lipinska, la autora de la saga '365 días'

Ha sido una de las películas más vistas de la historia de Netflix. Ahora, esta polaca publica '365 días más' (Grijalbo), el esperado desenlace de esta historia tan sexy como controvertida.

Ester Aguado

Si a estas alturas no sabes quién son Massimo y Laura, es que no frecuentaste las redes sociales al salir del confinamiento. Ellos son los protagonistas de '365 días', una de las películas más vistas de la historia de Netflix -la nueva '50 sombras de Grey'-, que provocó muchas críticas por la relación de sumisión entre los dos protagonistas. Ahora su creadora, Blanka Lipinska, acaba de publicar el segundo y tercer libro de esta historia, donde la protagonista se empodera y toma las riendas de su vida, mientras encara la grabación de la segunda y tercera película como productora, que llegará a la plataforma de streaming en 2022.

Usted no necesita escribir para vivir, ¿lo hizo por diversión o contar esta historia era una necesidad vital?

Hace unos años estuve con un hombre al que quería mucho. Era el hombre de mis sueños, excepto por una cosa: en cuanto se enamoró de mí, su deseo se desvaneció. Sé que suena absurdo, pero es la verdad. Le agradezco lo que hizo en mi libro. De todos modos, al principio, intenté explicarlo como una enfermedad. Lo llevé a varios médicos y probé todo tipo de tratamientos. Cuando después de un par de meses todo fracasó, sufrí una crisis mental y me deprimí mucho. Fue entonces cuando se me ocurrió la idea de escribir mis fantasías sexuales. Acabé creando 365 días. Escribí ese libro para mí. Esa historia debía salvar mi relación. Necesitaba que me diera la única cosa que necesitaba en la vida real. Pero, en cuanto terminé el libro, el último atisbo de esperanza para mi relación desapareció y rompimos. El libro, como ves, era solo un sustituto, y los sustitutos no te llevan a ninguna parte.

La escritora y productora polaca Blanka Lipinska. | Maciej-Dworzanski

Hay mucha polémica alrededor de los maltratos y el sexo en sus novelas, pero a mí me parece muy valiente que, en esta sociedad de lo políticamente correcto, alguien se salga del tiesto y escriba lo que quiera, ¿siempre fue, incluso desde pequeña, tan Womanpower?

Mis padres me educaron para decir lo que pensaba sin miedo. Esto me causó problemas ya en la guardería. De hecho, he tenido problemas toda mi vida porque la gente tiene miedo de ser honesta. Además, si quieres ser correcto no coges una novela en la que en la primera página se muestra una escena de sexo oral profundo realizada por una mujer. Esto fue deliberado, porque las estadísticas muestran que la gente solo lee la descripción y las tres primeras páginas antes de comprar un libro. Quería que el lector supiera desde el principio lo que le espera en este libro. Y en cuanto a la violencia. Con el sexo pasa como con la comida, para una persona un jalapeño es insoportablemente picante y para otra solo lo es Carolina Reaper. Si dos adultos hacen algo entre ellos que está fuera de las llamadas normas sociales, pero les parece bien, ¡a nadie le importa y nadie tiene derecho a juzgarlo!

¿Ha vivido algunas de las historias que cuenta o todo es ficción y lleva una vida normal, incluso aburrida?

Alrededor del 85% de la historia es real. Pero nunca diré qué parte es real y qué parte es solo ficción literaria. Mi vida es súper interesante y al mismo tiempo puede ser muy ordinaria. Dependiendo de lo que necesite. A veces me gusta simplemente pasar el rato, cocinar para mis amigos, beber vino en la terraza y ver series de televisión todo el día. Y a veces hago cosas que ni siquiera están en este libro y nunca lo estarán (risas).

Las mujeres somos mucho más abiertas y lanzadas a la hora de hablar de sexo con las amigas, pero nos cuesta pedir lo que queremos en pareja, ¿por qué?

No tengo ni idea, no soy psicóloga, además estoy súper abierta a tener estas conversaciones con mi pareja. Así que supongo que preguntarlo a una mujer como yo, tan honesta y con tan pocas limitaciones, no tiene mucho sentido. Solo puedo especular y me parece que tenemos miedo de ser juzgadas. Las mujeres tienen una imaginación sexual extremadamente rica. A muchas nos gusta la "violencia" en la cama. Y por eso mi libro se vende tan bien (risas). Pero muchas de estas mujeres tienen miedo de hablar de ello porque podrían ser consideradas promiscuas o pervertidas. Y debido a la falta de comunicación y de seguridad en uno mismo para hablar, personas de todo el mundo tienen sexo insípido. Y todo lo que hay que hacer es hablar.

La triología de '365 días', comparada con '50 sombras de Grey'. | Grijalbo

Te consideras una mujer feminista, ¿la independencia económica es más importante que la afectiva?

¿Me considero feminista? No sé realmente qué es el feminismo en el siglo XXI. Me veo como una mujer que provoca a otras mujeres a rebelarse, instándolas a luchar por su propio placer en la cama, a luchar por la independencia y la soberanía. Creo que es estupendo mostrar a las mujeres que es posible, que puedes conseguir lo que quieras, que puedes tener lo que quieras, y que el género no tiene nada que ver. En mi vida nunca he sido discriminada, siempre he estado en igualdad de condiciones con los hombres, ya sea en los negocios o en una relación. Aunque a veces me gustaría ser la parte débil en una relación, basta con que sea dura en los negocios, en casa me gustaría no serlo. Y en cuanto a la independencia. Cualquier forma de independencia es súper importante, incluso necesaria para ambas partes. La independencia financiera te hace sentir seguro y te da opciones. Muchas mujeres permanecen en relaciones infructuosas solo porque dependen económicamente de un hombre. La dependencia emocional es aún peor, pero recuerda que es una persona la que elige ser dependiente o no de otra persona. Esto se aplica tanto a los hombres como a las mujeres. La diferencia es que a las mujeres se las educa para ser princesas que esperan que el príncipe azul les regale un castillo y les asegure la vida. ¿Y sabes qué? Tengo mi propio castillo, un caballo, armadura, ejércitos, tesoros en el sótano, y nadie tiene que rescatarme de la torre, porque fui tan precavida que me construí una escalera ;)

Siempre agradece a sus padres el apoyo que le han dado: ¿qué ha sacado de cada uno de ellos?

Se lo debo todo a mis padres. Sobre todo, que hace más de 36 años tuvieran relaciones sexuales sin protección (risas). Gracias, papá y mamá. Y en serio. Mi padre me enseñó que o hago algo al 200% o no lo hago. Que debo tener un plan para todo. Me enseñó lo importantes que son los conocimientos generales en la vida porque a menudo me hacen parecer más inteligente de lo que realmente soy. Mi madre me enseñó lo que es el orgullo y el honor. Una vez me dijo: puedes no tener nada, pero debes tener orgullo y honor. Soy muy puntual gracias a ella, porque nunca toleró que llegara ni un minuto tarde. Lo cual era un poco molesto cuando era adolescente y tenía que estar en casa a las 11 de la noche. Me enseñó lo que es el amor y la empatía. Lo importante que es olvidarse de uno mismo en la relación con otras personas. Y lo más importante, me enseñó a ser fuerte.

El actor y cantante italiano Michele Morrone, protagonista de la saga '365 días'. | Vittorio Zunino Celotto / GETTY

Sé que ahora está inmersa en la grabación de la segunda parte, 'Aquel día' pero ¿se ha planteado seguir escribiendo sobre estos personajes?

Estamos haciendo la parte 2 y la 3 a la vez, así que hay el doble de trabajo. Por ahora estoy centrada en lo que estoy haciendo y no pienso en lo que va a pasar con la historia más adelante. Estoy creando cosas nuevas. Estoy terminando el guion de una nueva película, erótica por supuesto, y quiero entrar en el set con un nuevo proyecto en 2022. Y lo que pase después, ya lo veremos.

Es una mujer de records: una de las mujeres más influyentes de Polonia, una de las mejores pagadas de 2019, y productora de la segunda película más vista en Netflix en 2020. ¿Cuál es su objetivo ahora?

Quiero enamorarme.

Estamos acostumbrados a que las películas nos decepcionen en relación a los libros, pero esto no ocurre con su saga, ¿es porque detrás está usted como productora, vigilándolo todo?

Durante la primera parte fue efectivamente así. Además, recuerda que yo dirigí todas las escenas eróticas, y el sexo es el gran valor tanto de la película como de los libros. La segunda y tercera parte ya son una producción de Netflix. Ellos deciden, no yo, pero lo que sigue igual es que yo dirijo el sexo. Y hay mucho en la segunda y tercera parte.

¿Massimo y Laura son muy distintos a Michele y a Anna Maria?

Para mí, Miki es material preparado para Massimo y lo vengo diciendo desde el día que lo vi por primera vez. Anna, en cambio, es la Laura perfecta, incluso, a veces, mejor que la original.

La actriz polaca Anna Maria Sieklucka, que interpreta a Laura. | Netflix

He visto que aparece en la película como la novia que se casa en Polonia, ¿lo decidió usted o el director? ¿Cómo fue la experiencia?

Yo coescribí el guion, así que podía crear el papel que quisiera. Y prometí a los fans que saldría en cada una de las partes de mis películas, así que en cada parte me creo un personaje diferente. Creo que en la segunda parte el público se caerá de risa, y en la tercera les costará encontrarme, así que es una tarea para los más observadores. En cuanto a mi boda. Parece ser que en la vida real no tengo visos de pasar por el altar. Y realmente quería ver cómo era. Bueno, gracias a la primera parte ahora lo sé.

¿Por qué corrige Nacho a la gente que le llama español diciendo que es canario? ¿Quién le ha contado que la gente de Canarias no se siente española? Hay otros territorios, como Cataluña o País Vasco, en el que me lo creería, pero al público español le chirría mucho esto.

Porque el verdadero Nacho me lo dijo. Existe, vive en Tenerife y me enseñó a surfear. Siempre me corregía diciendo: no soy español, soy canario. No lo he discutido.

Por lo que he visto en sus libros, le encanta la moda, ¿se ha planteado crear una marca como hace Laura? ¿También le gustan los coches y las motos o solo es un guiño al personaje de Nacho?

Ya he dicho muchas veces que LAURA SOY YO. Todo lo que esta chica hace en el libro, todo lo que quiere, todo lo que tiene, es algo que yo tengo o quiero. De hecho, me encanta la moda, cuando escribí este libro hace 7 años no podía permitirme todos esos zapatos, así que al menos en la historia eran míos. Ahora están en mi vestuario como símbolo de mi éxito. Y puede parecer gracioso para algunos, pero para mí, tener algo que he imaginado es sinónimo de éxito y demuestra que lo imposible no existe.