Lena Dunham, la protagonista y autora de la serie 'Girls' | GTRES

Lena Dunham dice adiós al Photoshop y, si es preciso, a las revistas

Tras quejarse por los retoques que, supuestamente, "una revista española" había aplicado a una de sus fotos, la actriz Lena Dunham da explicaciones en una carta abierta.

Clara Hernandez

"Quería gritar a la gente que ese cuerpo no era yo", explica en una carta abierta Lena Dunham, la última actriz que se ha rebelado públicamente contra el uso —y abuso — del Photoshop a la que los medios someten sus fotografías. Y que, como declaración de intenciones, acaba de publicar una imagen en la que se la ve en ropa interior, con la cara lavada y un vientre redondeado.

Lena Dunham se rebela, en ropa interior, contra los retoques fotográficos | Lena Dunham

La polémica comenzó la pasada semana, cuando Lena se quejó en Twitter de que la portada de la revista española 'Tentaciones' mostraba una imagen de la intérprete que, según esta, había sido sometida a un descarado retoque (algo que la publicación negó, alegando que simplemente habían elegido una imagen de hacía tres años de la neoyorkina).

La respuesta del medio conllevó las disculpas de la creadora de la serie 'Girls'. Pero, también, la amplia reflexión que hace ahora en un escrito sobre su complicidad al haber permitido en el pasado que otros afilaran su barbilla, borraran lunares o estrecharan sus caderas.

"Cuando comencé a ser retratada por profesionales para promocionar mi trabajo, no se me ocurrió cuestionar el uso del Photoshop. Tenía 24 años y todo lo que hacían para que una mujer pareciera deseable y merecedora de adoración era también lo que yo quería para mí", confiesa.

GTRES

Tampoco hizo preguntas cuando, en el sinfín de sesiones de fotos que protagonizó después, los fotógrafos le prometían "arreglar todo después en postproducción". "Asumía que ese era el juego que hacía posible el resto de mi vida artística", explica Lena.

Sin embargo, algo cambió cuando vio la portada de Tentaciones. "Me abofeteó", desvela. Tal vez, porque se dio cuenta de que esa imagen posiblemente había sido aprobada por ella en algún momento del pasado o, incluso, aplaudida. Y que, de esa manera, había podido propiciar que sus imágenes fueran "recompuestas" antes de alcanzar el mundo exterior.

Pero eso ha terminado. "La brecha entre lo que creo y lo que permito que se haga en cuanto a mis fotos tiene que cerrarse ya mismo. Si eso significa que se acabaron las portadas de revistas de moda, así será", afirma, rotunda.

Asimismo, da unas sentidas gracias a las también críticas del Photoshop Kate Winslet, Jamie Lee Curtis o Zendaya por haberle mostrado que acabar con esas prácticas "es una opción" y es posible.

"Si alguna revista garantiza que mostrarán mis lorzas y mis mejillas coloradas, soy vuestra chica", concluye antes de desvelar cuál es su intención con esta decisión: "Ser honesta conmigo misma".

Relacionados