Los cinco integrantes de La Oreja de Van Gogh, con Leire en el centro. | Msanz

Leire Martínez: "Es complicado conciliar la maternidad con un grupo de música"

La cantante de La Oreja de Van Gogh nos presenta el primer single de su nuevo álbum, 'Abrázame'.

Ester Aguado|Woman.es

Como a tantos artistas, la noticia del confinamiento pilló a los chicos de La Oreja de Van Gogh a punto de sacar un nuevo trabajo, su octavo álbum de estudio (del que aún se desconoce el título). Lejos de cambiar sus planes, los donostiarras continúan adelante porque, ahora más que nunca, sus fans necesitan alegrías. Hablamos con la vocalista del grupo, coincidiendo con la salida de su primer tema.

Leire, ¿dónde te pilló el inicio del confinamiento? Porque ibais a iniciar gira por Estados Unidos en mayo y junio...

Pues el fin de semana del 14 de marzo, que es cuando arrancó, estábamos todos en Bilbao porque habíamos ido a grabar un videoclip. Y en lugar de volverme a Donosti, donde vivo, me vine corriendo a Málaga, que es donde estaba mi hijo de 5 años, para estar cerca de él -se separó en abril 2018-. 

¿Y qué tal lo llevas?

Bien, con ciertos altibajos, como la mayoría... sin bajones ni subidones excesivos. Mi familia y mis amigos están bien y eso relaja y hace que lo lleves mejor. No me cuesta nada estar sola y aislada, de hecho es una situación que busco a veces en mi vida normal (risas).

¿Por qué creíais que éste era un buen momento para lanzar el primer single, el de presentación de vuestro nuevo trabajo?

Estaba ya planificado así por agenda: que en abril saliera el primer single. El disco lo terminamos de grabar en enero, en la localidad francesa de Leon -que está a una hora de Donosti-, y queríamos que saliera a finales de agosto o primeros de septiembre. El confinamiento no nos ha alterado ese proceso, porque el técnico ha podido seguir mezclando las canciones ya grabadas en su casa... También nos hemos dado cuenta ahora, sobre la marcha, que la gente agradece que compartas con ellos música, actividades, contenidos para estar entretenidos y tener algo nuevo que escuchar. Así que ha sido perfecto.

¿Porqué 'Abrázame' es la carta de presentación?

Es una de las primeras canciones que compusimos y surgió muy rápido, fluyó sola. Nos encantaba lo que contaba y cómo lo hacía. Es una historia de amor desgastado, pero de esperanza, donde solo juntos es posible salir adelante. No dudamos de que sería uno de los primeros singles. Aún habrá alguna sorpresa más antes de que salga el disco a la calle.

 

¿A quién abrazarás tú cuando nos dejen?

Los primeros abrazos serán para la gente que he dejado en Donosti, en mi casa: para mi familia, para mis amigos... he tenido la suerte de estar viviendo estos días con mi hijo y esa parte la tengo cubierta. Pero echo mucho de menos a mis compañeros de grupo, que son parte de mi vida, de mi familia y estos días de presentaciones a distancia están siendo muy raros. Me hacen falta. Y luego a todos los demás cercanos: padres del colegio, vecinos.

Desde 2016, cuando lanzasteis 'El planeta imaginario', han pasado cuatro años, ¿no se os ha hecho muy largo tanto tiempo sin grabar nada nuevo?

Yo entiendo la sensación desde fuera... para el que no te escucha y te vive día a día ha existido un parón. Pero nosotros hemos estado dos años y medio de gira sin parar. Y, cuando lo hemos hecho, el último año y medio, hemos estado centrados en componer un disco, así que descansar lo que se dice descansar... como que no. Pero claro, ha sido de puertas para adentro y lo gente no lo ve.

¿Qué papel juegas tú, Leire, dentro del grupo?

Bueno, el proceso de composición lo hacemos como un equipo: cada uno aporta su granito de arena y la suma de todos es el resultado. Tenemos un local de ensayo en San Sebastián, donde nos juntamos a diario, y donde se van proponiendo ideas. Es verdad que a nivel de música es Xabi San Martín, el teclista, el que presenta más cosas. Y nosotros le damos nuestra opinión: esto sí, esto prueba mejor por allá... y entre todos le vamos dando forma a la canción. Y a nivel de letras, el mayor peso lo lleva Pablo Benegas. Aunque pasa por el tamiz de los cinco. Y yo formo parte de ese proceso, como una más.

¿Y siempre te has encontrado a gusto entre tanto hombre? ¿Son fáciles?

Tengo que reconocer que siempre me he llevado bien con los chicos, en la vida en general. Comunicarme y relacionarme con ellos, ya desde el cole, me ha resultado fácil. Siempre he sido todoterreno y no me iba especialmente el jugar a princesas. Antes de entrar en La Oreja, llevaba años cantando en orquestas y siempre era la única chica, así que estoy más que acostumbrada a trabajar con hombres. Los de La Oreja son gente fácil, que se conoce bien porque llevan muchos años juntos... y ya no es un tema de género, si no de saber comportarte y de conciliar la vida en grupo.

¿Pero tú lo has tenido más difícil por el hecho de ser mujer?

Bueno, las reminiscencias del machismo siguen estando ahí. Los micromachismos siguen adheridos al 'modus operandi' de esta sociedad. Todos decimos que no somos machistas, pero no nos damos cuenta de lo interiorizadas que tenemos ciertas cosas, que son inconscientes, porque es como nos han educado: acuérdate de que nuestras madres no podían abrir una cuenta en el banco solas, y no hace tanto... Con la edad, vamos corrigiendo las equivocaciones, pero aún quedan flecos que rectificar. Yo tengo 40 años y en ellos han evolucionado muchas cosas... mira, el otro día veía las primeras galas de 'Operación Triunfo' y me llamó la atención, hace 20 años, cómo se trataba a las chicas en las primeras ediciones: el jurado, el presentador les hablaban de forma diferente y siempre había una referencia a su imagen (pero qué guapa eres). ¡Y me chirría tanto! 

Pablo Benegas, Álvaro Fuentes, Leire Martínez, Haritz Garde y Xabi San Martín, los integrantes del grupo. | Sony Music/ Get In

A tí también te habrá pasado en tu carrera...

Claro, el tratamiento del público que te ve, el promotor que te contrata, algunos managers... sí hay diferencias. Donde más lo he notado es en el tema de la maternidad y la conciliación, el poder compaginar tu vida laboral con la personal. Yo me vi obligada a planificar mi embarazo y, sin embargo, mis compañeros de grupo, no: sus mujeres no tuvieron que agendarlo. Yo tenía que estar mirando si estaba de gira, si les venía bien a todos... De cara a decidir mi maternidad, no sólo he tenido que tener en cuenta mis ganas o las de mi pareja, si no mi momento laboral y ahí te preguntas, ¿por qué? ¡Cómo si fuera tan fácil lograrlo! Menos mal que no me costó y que estoy rodeada de hombres feministas que entienden la situación y que probablemente me hubieran echado un cable. De hecho, hice un final de gira de 15 conciertos en Argentina ya embarazada porque no se notaba y mi médico me dejó.

¿Y ahora que tienes el niño, cómo lo llevas?

Pues, de nuevo, mis compañeros lo viven distinto a como lo vivo yo como madre. Y adoran a sus hijos. Pero yo al mío me lo llevaría en la mochila todos los días y me cuesta muchísimo pasar largas temporadas sin verle. Cuando te vas una semana, a veces lo haces hasta encantada en un momento dado (risas), porque tienes espacio para tí misma, porque nadie te despierta a las 3 de la mañana... pero a partir de los 10 días, me empieza a salir urticaria y necesito volver a mi casa y estar con mi peque. Hay pesos que tú los sientes más. Cuando empiezan a hablar de gira, yo me tenso. Es complicado conciliar la maternidad con un grupo de música.

El 14 de julio se cumplen tus 12 años en La Oreja de Van Gogh, ¿lo mejor y lo peor de este tiempo?

La verdad, no tengo la sensación de que haya habido cosas malas. Mi balance es muy positivo: he aprendido mogollón, he disfrutado muchísimo y lo mejor es que, con los años, cada vez lo hago más. Está claro que los principios son un poco inestables, pero en el sentido de que era un tren en marcha a una velocidad brutal y me tuve que adaptar y asimilar muchas cosas. Esos comienzos los recuerdo como una montaña rusa de emociones y vivencias, pero no fue negativo. Incluso en los momentos de más miedos, dudas e inseguridades -que los hubo-, aprendí tanto y me sentí tan arropada por mi familia y por mi grupo, que se amortiguaron.

¿Confías en que saldremos reforzados de esta situación que estamos viviendo ahora? ¿Tienes fe en la humanidad?

Si te soy sincera, estaba empezando a ser un poco escéptica en esto de creer en la bondad humana, porque llevábamos un tiempo muy destructivo de cara al planeta, entre nosotros mismos con la violencia de género, el terrorismo, las ideologías políticas... una especie de rabia reprimida y de dolor que todo el mundo necesitaba vomitarle al de enfrente, un pensamiento egoísta y poco colectivo. Echaba de menos conceptos como empatía, respeto, colectividad en un mundo cada vez más individualista, viva la república independiente de mi casa... ¿Pero qué estaba pasando? Esta situación ha zarandeado un poco esa forma de entender la vida y nos ha hecho darnos cuenta de que no podemos seguir funcionando así... espero que mucha gente aprenda y lo ponga en práctica. Pero es que el confinamiento nos ha demostrado que hay gente que ni por éstas: llega Semana Santa y hay colas en las salidas para escaparse... Hay cosas que me sorprenden.

 

La vocalista de La Oreja de Van Gogh, Leire Martínez. | Sony Music/Get In

 

Relacionados