Un momento épico de la serie | IMDb

‘Juego de tronos’: las claves de un éxito que suma y sigue

La popular ficción basada en los libros de George R. R. Martin no parece encontrar techo. ¿Su secreto? Tal vez, el contravenir las normas habituales de las series de éxito.

Clara Hernández | Woman.es

Cinco temporadas después de su nacimiento, ‘Juego de tronos’ sigue imbatible. Tras arrebatar a ‘Los Soprano’ el título de ficción más vista de HBO en 2014, la producción ha batido nuevos récords de audiencia (unos 20 millones de espectadores por capítulos en su última entrega).

Pero hay más. Hace unos días, la serie hacía historia en los Emmy al llevarse el mayor número de galardones logrado hasta la fecha (doce de una tacada), así como por imponer la fantasía épica y las historias de dragones ante un foro más entusiasta del drama y la realidad.  

Esa no es la única regla que ha transgredido esta ficción, célebre por incluir en su metraje más tramas que ninguna otra y ser afín a una complejidad que hasta hizo dudar de su viabilidad a George R. R. Martin, autor de las novelas que inspiran la serie. Su ritmo frenético y sus guiones asaltados por un sinfín de personajes con nombres enrevesados han seducido a usuarios de todo el mundo, que alaban su “originalidad”.

El secreto de la serie tal vez esté relacionado con contravenir las normas habituales de las series de éxito. | IMDb

Estas son otras claves de la serie que muy posiblemente han contribuido a que su estela deslumbre y siga creciendo:

1. “En el juego de tronos, o se gana o se muere”, advirtió hace tiempo el personaje de Cersei Lannister. Un aviso de que en estas tramas demoníacas nadie está a salvo, ni siquiera sus rostros principales. Desde sus inicios, y de improviso, más de una docena de protagonistas han muerto degollados, abrasados o envenenados. Incluso se diría que cuanto más popular es un personaje, más probabilidades tiene de perder la vida.

2. Impredecible. Los numerosos giros en las tramas, transcurridos en tiempo récord, hacen que vaticinar lo que ocurrirá en el siguiente capítulo sea una tarea inabordable. Hay bodas que terminan en carnicerías, accidentes trágicos o personajes sensatos que se convierten en malvados (y al revés).

3. Tramas para públicos diversos. El guion alberga tanto ingredientes de la ficción épica y la fantasía (que contentará a los seguidores del género) como luchas de poder y conflictos políticos (atractiva para un amplio segmento del público adulto) o un sinfín de batallas para los fans de lo bélico.

4. Sexo y violencia. Se dice que su combinación suele ser sinónimo de éxito. Aquí ambos hacen acto de presencia y en varias escalas.

5. Sin mirar la peseta. Cada episodio cuesta la friolera de 6 millones de dólares, casi el doble que otros productos internacionales. Gracias a ello, la ficción cuenta con un casting poderoso (Sean Bean, Charles Dance, Diana Rigg…) y numerosas secuencias en el exterior que se han rodado en Escocia, Irlanda, Malta, Croacia, Marruecos, Islandia o España (actualmente el equipo se encuentra en la población castellonense de Peñíscola).

6. Un mundo creíble. Sobresaltado por dragones y caminantes blancos (una especie de zombies), la producción ha conseguido, sin embargo, dibujar un mundo verosímil. Un espacio de espadas y sandalias que evoca a la Europa medieval, pero cuyas confrontaciones nos trasladan, en ocasiones, a nuestro tiempo.

Kalise en 'Juego de tronos'. | IMDb

7. Sin buenos ni malos (al cien por cien). Las diferencias entre la bondad y la perversidad se estrechan. Incluso los más depravados pueden mostrar un minuto de piedad mientras los cordiales poseen debilidades.  ¿Cómo la vida misma?

8. Recomendado por ‘celebrities’. La campaña promocional de la serie se ha visto fuertemente apoyada por numerosas caras conocidas que han revelado públicamente su afición a ‘Juego de tronos’. En el extranjero lo han hecho Barack Obama, David Cameron, Jay-Z,  Madonna o Ryan Reynolds. En España, Pablo Iglesias, Sandra Barneda, Pablo Motos, Dani Mateo, Antonio Resines…

Relacionados