El actor James Franco, en el estreno de 'The Disaster Artist'. | Matt Winkelmeyer / GETTY

Por qué James Franco es el actor que más pantalla va a chupar en 2018

Spoiler: el truco está en interpretar más de un papel en la misma película.

Ana Cortizo | Woman.es

A James Franco le costó que  Hollywood le tomara en serio. Pasa a veces, cuando empiezas tu carrera con una serie minoritaria sobre frikis del montón, cuando tu amigo del alma es el gamberrísimo Seth Rogen o cuando el público te reconoce, sobre todo, porque sales en tres películas de 'Spiderman'.

 

🎅 🎄✨

Una publicación compartida de james franco fanpage ⭐️ (@francostans) el

Tal vez por eso, o tal vez porque tiene un espíritu inquieto, Franco se ha dedicado con denuedo a demostrarnos que tiene una personalidad actoral muy rica en facetas. Ha protagonizado cintas tan diferentes como '127 horas', sobre un alpinista que se amputa su propio brazo atrapado en la roca, o '22.11.63', la miniserie basada en una de Stephen King; se ha dado al cine social ('Me llamo Harvey Milk'), al indie ('James Dean') y al palomitero ('Nunca me han besado').

Se ha pasado al otro lado de la cámara como director y productor, ha rodado documentales, ha adaptado a Faulkner, ha lanzado tres discos... Y ahora mismo, sin ir más lejos, tiene 13 proyectos surtiditos en marcha. Vamos, que a James Franco le puedes pedir cualquier cosa excepto que se pase una tarde en el sofá viendo reposiciones de 'Friends' y comentando por WhatsApp los estilismos de Letizia.

 

☕️☀️ #jamesfranco #franco

Una publicación compartida de James Franco (@jamesfrancoo) el

Además, resulta que este actor tiene una cierta tendencia a la bipolaridad no patológica. Probablemente la cosa le viene de la infancia, de cuando oscilaba entre complacer a su padre, empresario en Silicon Valley, y a su madre, actriz ocasional; o de cuando lo petaba en Selectividad y quería ser biólogo marino pero estaba en un tris de acabar en el reformatorio por robar en tiendas. Si el rostro es el espejo del alma, de hecho, seguramente de ahí le viene esa carita que lo mismo puede ser del vecino que te cuida al gato que del psicópata que te lo sirve con patatas en vuestra primera cita.

Ahora, gracias a la serie 'The Deuce', el actor ha descubierto el truco definitivo para conseguir todo lo que quiere en pantalla: estar en ella por duplicado. Y no nos referimos a estrenar varios proyectos a la vez (aunque ahora podemos verlo en 'The Deuce' y en la película 'The disaster artist', que dirige y protagoniza). No: hablamos del difícil arte de interpretar a más de un personaje en pantalla.

Hollywood tiene una (in)noble tradición al respecto, que arranca de la fascinación por los gemelos y por el desafío tecnológico (Eddie Murphy puso el listón alto con cuatro personajes en la misma escena en 'El príncipe de Zamunda'; Hugo Weaving lo pulverizó con docenas de agentes Smith en 'Matrix'). James Franco, como ya hemos dicho, se subió a este barco en 'The deuce'. Ahora acaba de anunciar que protagonizará 'El hombre múltiple', en la que encarna a un superhéroe con la habilidad de crear copias de sí mismo y enviarlas a salvar el mundo de ominosos villanos mientras visita a su abuela y se renueva el carnet de conducir.

La película cuenta con el guionista de 'Wonder Woman' y el respaldo de la franquicia 'X-Men', y seguirá la línea de superhéroes Marvel para adultos que marcaron 'Deadpool' y 'Logan'. Pero, sobre todo, es un sueño hecho realidad para un actor pendular e hiperactivo: una pantalla llena de duplicados de sí mismo interpretando a la vez todos los papeles imaginables. Por una vez, y sin que sirva de precedente, podemos decir: chicas, hay James Franco para todas.

Una ilustración de 'El hombre múltiple', el personaje que interpretará James Franco. | Pinterest