'La isla de las tentaciones'. | Mediaset

Mediaset sabía que te engancharías a 'La isla de las tentaciones' y es por estas razones

La productora del reality (Cuarzo TV) y expertos explican por qué no has podido dejar de ver este programa.

Clara Hernández | Woman.es

Si perteneces al planeta Tierra y vives en la zona de alcance de Cuatro o Telecinco es prácticamente imposible que en el último mes no hayas oído hablar del reality de 'La isla de las tentaciones', que no reconozcas su grito bandera ("¡Estefaníííia!") o que no te hayan repetido, con misterio, la frase, "Hay más imágenes para ti". Da igual que no seas una de sus millones de televidentes adictas a este programa de telerrealidad protagonizado por parejas cuya fidelidad se pone a prueba mediante un ejército de jóvenes de anatomías perfectas que, encima, han sido seleccionados por su nivel de compatibilidad con uno u otro miembro de la pareja. Y todo en una isla idílica. Una locura, vamos.

Mediaset

Las cifras de esta aventura espía dan idea de la relevancia que ha alcanzado. Su desenlace, esta semana, se convirtió en el programa más visto de los 14 años de historia de Cuatro con 3,6 millones de espectadores y un 29,9% de cuota de pantalla, y es uno de los temas más comentados en redes y desayunos de oficina.

Pero ¿cuáles son las claves para que 'La isla de las tentaciones", que se ha estado emitiendo repartido entre Cuatro y Telecinco, se haya convertido en el fenómeno televisivo del momento? ¿Preveían ya sus responsables la 'bomba' que tenían entre manos? ¿Cómo lo explican los expertos televisivos?

Desde Cuarzo TV reconocen que no es fácil predecir un éxito de estas dimensiones, pero que sí sabían que tenían "un programa con un contenido muy potente y muy cuidado". Prometedor. De hecho, esto no pasó inadvertido a Mediaset, que demostró su confianza desde el inicio "incorporándolo junto a otros grandes formatos de entretenimiento a su estrategia de televisión transversal, con contenidos en sus dos canales principales y en sus soportes digitales", observa Juan Ramón Gonzalo, director general de Cuarzo TV. 

¿Qué ocurrirá? | Mediaset

Respecto a los elementos que han permitido que se cumplieran los mejores pronósticos, el directivo señala, en primer lugar, el casting. "Las cinco parejas protagonistas han sido muy valientes porque al ser la primera edición no sabían a lo que se iban a enfrentar. Y ha sido un cierto la elección de los 21 solteros y solteras que aparecen. Todos han actuado con una naturalidad y frescura, que han sido decisivas para que la gente conectara con el programa". 

También habría sido esencial el papel de Mónica Naranjo, su "saber estar, aguantar todo tipo de reacciones, saber hacer las preguntas correctas...". Y "la factura del programa": "Queríamos que fuera espectacular, que rompiera con lo que estamos acostumbrados a ver en España y que se respirara lujo por todos los lados", añade, antes de asegurar que todo ello unido a las historias "hacía imposible que no te engancharas".  

El 'casting' de 'La isla de las tentaciones', fundamental para el éxito del programa.  | Mediaset

Precisamente las historias son otra parte de la fórmula perfecta, la más humana. "La gente se pone en la piel de los protagonistas, se lo pasa bien y también sufre por ellos. El público ha empatizado con sus relatos porque absolutamente todos hemos pasado alguna vez por los estados de ánimo que se reflejan en el programa", resume Juan Ramón Gonzalo, que subraya que el momento que más gustaba al público era el de las hogueras, cuando los miembros de las parejas se tenían que enfrentar a las imágenes de lo que habían estado haciendo sus novios y novias. 

Desde que liderara la parrilla y las conversaciones diarias, el espacio también se ha convertido en objeto de estudio para expertos del ámbito audiovisual. Así, Elena Neira, profesora de estudios de comunicación de la UOC y especialista en nuevos modelos de distribución audiovisual, señala cómo 'La isla de las tentaciones' puede ser el resultado de  una "tormenta perfecta": es un formato de entretenimiento ("porque la ficción ya nos hemos acostumbrado a consumirla en plataformas bajo demanda, sin publicidad") y un producto que genera mucha conversación ("esto provoca una red de arrastre para que la audiencia que no lo está viendo, quiera verlo. Es el monotema: si no lo ves, estás fuera").  Esto sumado a la forma en la que contagia a otros programas de la casa, protagonizando mesas redondas, espacios y debates en las mismas cadenas, y al hecho de que "ahora no hay ningún formato que le haga sombra", ¡voilà!, se opera el milagro. 

Pero hay más claves. Se refieren a la curiosidad y los sentimientos. "El espacio muestra algo tan cotidiano como una relación de pareja y hace aflorar todo lo que nadie muestra, la cara B de las relaciones de pareja, jugando a enseñar los límites", incide la experta, que concluye que aquí "la clave es la de siempre, el salseo".

Estefanía (Fani) y Christopher, protagonistas de 'La isla de las tentaciones'.  | Mediaset

Otro dato que caracteriza al programa. "No provoca apoyos positivos hacia los protagonistas, sino que estos son severamente criticados por los espectadores, que hablan de pusilánimes, comportamientos crueles... ".  ¿Disfrutamos alimentándonos de las miserias humanas? "Hay un género que se llama 'emotainment' (construido a partir de las palabras en ingles 'emotion' y 'entertainment') y que hace referencia a emociones muy viscerales como el amor, la ira, la vergüenza ajena o el escarnio público. Este tipo de formato y emociones conectan con el espectador a nivel muy emocional, intenso y primario". 

El debut de 'La isla de las tentaciones', además, y pese a su parecido de planteamiento con el antiguo 'Confianza ciega', es sorprendente: "Parte de una premisa provocadora. Cuando la premisa es provocadora, el factor sorpresa juega mucho a su favor", finaliza la experta.