Atresmedia

'El hormiguero': las claves tras 10 años de éxito

Clara Hernández | Woman.es

El espacio que presenta Pablo Motos sopla sus diez velas batiendo datos de audiencia y con famosos, artistas y hasta políticos dispuestos a sentarse en su plató.

Ha pasado exactamente una década desde que el espacio ‘El hormiguero’ comenzó su exitosa andadura en  Cuatro, y cuatro años desde que encontró nuevo cobijo en Antena 3. En esta nueva etapa ha sumado miles de fans, ha pulverizado records (4 millones de televidentes el pasado día 16, coincidiendo con la visita de Bertín Osborne) y se ha convertido ocasionalmente en lo más visto del día (la última vez, este mismo lunes, de la mano de Jorge Lorenzo).

¿Cuáles son las claves de su éxito?

- Invitados de primera línea. A su mesa se han sentado figuras de la talla de Nicole Kidman o Justin Bieber; políticos en plena campaña o, incluso, Isabel Preysler, poco proclive a prodigarse en los medios. Una hazaña que, según el equipo encargado de cerrar las entrevistas, es más fácil ahora que en los comienzos, cuando recibieron numerosas negativas. Hoy, su prestigio, apoyado por ‘amistades’ como la del internacional Will Smith, les abre puertas. Eso y el constituir uno de los pocos programas que ofrecen entrevistas en horario de máxima audiencia.

- Ver a esos famosos haciendo cosas insólitas. El programa ha mostrado a Mario Vaquerizo ordeñando una vaca, a Soraya Sáenz de Santamaría bailando al ritmo de Bruno Mars o al futbolista del Betis Joaquín hipnotizando una gallina.

- Carne de ‘trending topic’. Su carácter de programa en directo, su estilo jocoso y la relevancia de sus invitados le han erigido en ocasional rey de las redes sociales (el baile de Sáenz de Santamaría o el enfurruñamiento de Justin Bieber provocaron miles de tuits). Esa dimensión social y el hecho de protagonizar conversaciones del día después le han convertido en parada obligada de los televidentes.

- Polémicas varias: La dinámica desenfadada del espacio y su dosis de osadía empujaron al actor Jesse Eisenberg (‘La Red social’) a asegurar que ‘El Hormiguero’ “estaba diseñado para humillar al invitado americano” (“Se ríen de ti”, explicó). También la actriz Charlize Theron lo definió de “confuso”. Sin embargo, esas polémicas no han hecho más que acrecentar la popularidad del espacio, donde se tiene la impresión de que siempre puede ocurrir algo.

- ‘Infoentertainment’. La fórmula del éxito parece navegar hacia fórmulas híbridas en los que la información se funde con el entretenimiento, y este con el espectáculo y el humor. El espacio de Motos combina de forma novedosa gags humorísticos y coreografías con magia,  experimentos con niños, entrevistas, menciones satíricas o experimentos científicos…  Todo para un público cada vez más impaciente y ávido de contenidos diversos.

- Trancas y Barrancas. Los hilarantes chistes de las hormigas de trapo del programa son parte de su atractivo. Trancas y Barrancas también han jugado un importante papel ante invitados incómodos (a un seco Harrison Ford se atrevieron a sostenerle la mirada).

- Para todos los públicos. Es una de las claves de su expansión internacional (se ha adaptado a Portugal, Brasil, China o Chile, y países como Francia han comprado sus derechos). Su emisión, de un atrevimiento mesurado, reúne a abuelos, padres e hijos. Cada uno encuentra en él un espacio.