Viña Esmeralda. | D.R.

Las historias que nos unen suceden en verano

Este mes en Woman, tres minirelatos con un denominador común: todos acaban con un buen brindis entre amigos. Viña Esmeralda te ofrece la posibilidad de hacer que este próximo verano también sea único. #NosUnenMilHistorias ¿Nos cuentas la tuya?

Woman.es para Viña Esmeralda

Suben las temperaturas y traen aires de cambio y ganas de salir y de hacer mil planes y reencontrarte con la gente a la que más quieres. Sabemos que por muchos motivos este verano será distinto, sin embargo, Viña Esmeralda quiere que sea igual de especial manteniendo vivas para siempre tus anécdotas estivales favoritas. Y es que nos unen mil historias, ¿quién no quedó con sus amigos para un plan de lo más normal y se acabaron liando las cosas? Entra en vinaesmeralda.com, comparte aquella historia que sucedió en verano con tu grupo y que siempre os saca una sonrisa, y consigue que quede inmortalizada en una ilustración tan chula como las que te mostramos.

Viña Esmeralda. | D.R.

1. Una ruta accidentada

La noche que la caravana dijo ‘hasta aquí’
Alquilamos una caravana todos juntos para hacer ruta por la costa. Todo iba bien hasta que nos dejó tirados en medio de la nada, a unos pocos metros del mar. En lugar de pedir el rescate, encendimos los faros, abrimos una botella de vino y cenamos sentados en el suelo como reyes. La mejor parada de todo el viaje.

Viña Esmeralda | D.R.

2. Un look que triunfó

Cuando fui a la boda de mi mejor amiga con un pareo hecho vestido
Mi mejor amiga celebraba su boda en Mallorca. Estábamos cada una en su habitación, a veinte minutos de que saliera el bus para la ceremonia, cuando abro la maleta para planchar el vestido y… ¡dra-ma! Me lo había olvidado. Ninguna tenía nada largo para dejarme así que cogí el pareo de la playa, busqué un tutorial en internet y voilá. 

Viña Esmeralda. | D.R.

3. Un menú singular

El día que Carla comió gambas de primero, de segundo y de postre
Llevaba meses dándonos la tabarra con las gambas de Palamós, que nunca las había probado, que cuando nos dábamos un homenaje. Al final fuimos, claro, y la muy exagerada se pidió cóctel de gambas de primero y lasaña de gambas de segundo. La sorpresa llegó, y creedme que es cierto, con el postre: pidió pastel de gambas.

Sobre Viña Esmeralda Blanco

La Perspectiva

Aromático y floral con notas tropicales que no te dejará indiferente. El vino blanco Viña Esmeralda es fresco y vegano. Disfruta de su exquisito, delicado y goloso sabor en cada sorbo. Sin duda la bebida perfecta para cualquier amante del vino.