Hero es el hijo mediano del matrimonio de directores Martha Fiennes y George Tiffin. A sus 23 años, también ha hecho de modelo para Dolce&Gabbana y Ferragamo. | Vittorio Zunino Celotto/Getty

Hero Fiennes: "Las redes pueden consumirte, prefiero exponerme en la vida real"

El adolescente atormentado de la serie “After” vuelve a enamorarnos con “Almas perdidas”, la tercera entrega. Los chicos malos son nuestra perdición, por eso lleva 120 millones de euros de recaudación. Y aún queda la cuarta...

Ester Aguado

A pesar de haber nacido en el seno de una familia de artistas, él no se planteó ser actor hasta que se vio en el set de “Harry Potter y el misterio del Príncipe” interpretando a Tom Ryddle, Lord Voldemort, de niño. «Solo actuando puedes hacer cosas sin consecuencias, por eso me encanta», nos dice, simpático, desde Londres.

Confiesa: ¿Has leído los cuatro libros de Anna Todd?

En realidad, no (risas). Empecé el primero y vi que estaba narrado desde el punto de vista de Tessa, así que pensé que, para ser fiel a mi personaje, sería mejor no leerlo y crecer con él. Hay tantos cambios de un libro a un guion... y así es como debe ser. Cuando hayamos terminado, seguro que lo leeré todo.

¿Qué tienes en común con Hardin, ese chico problemático?

Es curioso, al comienzo de la serie era más reacio a admitir las similitudes, pero me gusta creer que somos muy leales a las personas cercanas. Además, soy igual de protector, de una manera razonable, con los amigos, la familia y las personas a las que quiero. Tengo más suerte, porque no tengo el mismo tipo de demonios y cargas con las que lidia él. Agradezco no tener nada que me esté desgastando como a él.

Defínete en tres palabras...

Soy natural, equilibrado y deportista. Me gusta mi cuerpo atlético, pero mi mejor cualidad es la fidelidad.

¿La mejor actuación es siempre la última?

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero creo que pasa lo contrario con “After”. Hemos mejorado cada vez, así que estoy muy emocionado de que la gente vea la parte 3 y la 4. No puedo esperar. Les gustarán tanto como a mí.

¿Qué has aprendido con esta serie de películas?

La lección más valiosa es la importancia de la comunicación. Por eso se estropea la relación Tessa-Hardin. Da rabia ver cuánto podrían haber salvado y lo fácil que podría haber sido si hubieran hablado.

Hardin se apoya en Tessa para ser la mejor versión de sí mismo. ¿En quién te apoyas tú?

En mis amigos más cercanos. En mi familia también, pero tengo la suerte de tener muchos amigos a los que conozco desde siempre y a los que veo tanto como puedo cuando estoy en casa. Son esenciales.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de rodar esta historia?

Lo peor, el frío. La tercera y la cuarta parte la rodamos en Bulgaria y hacía muchísimo. Se suponía que la historia no debería haber estado ambientada en un lugar frío, así que había muchas escenas con solo una camiseta y fue un desafío: 2 películas, 5 meses fuera de casa, 52 días de rodaje... ¿Lo mejor? Interpretar el mismo personaje hasta cuatro veces y crecer con él. No suele pasar en una carrera y es un privilegio.

¿Te gustaría rodar con tu madre, la directora Martha Fiennes o tus tíos, Ralph (“La lista de Schindler”, “Harry Potter”) y Joseph (“Shakespeare in Love”, “El cuento de la criada”)?

Definitivamente. Me encantaría, sí.

¿Has hablado de eso con ella?

No en serio, pero lo dejé caer. No hemos planeado nada, pero si tiene que suceder, pasará.

¿Dar vida a los malos es más satisfactorio?

No necesariamente. Así es como sucedió. Me encantaría poder saltar entre los buenos y los malos. Ahora vas a volver al instituto con “First Love”... No quería hacer otra película romántica, sino explorar un género diferente, pero AJ Edwards, el director, me convenció: Jim es muy diferente y había actores geniales como Diane Kruger, Jeffrey Donovan, Sydney Park y personas con mucho talento y experiencia. Tenía ganas de aprender mucho y lo hice.

¿Recuerdas tu primer amor adolescente?

Mi perro Diesel, conmigo desde los 11 años.

Eres imagen del perfume Ferragamo. ¿Disfrutas de la moda?

Sí, lo hago, pero prefiero actuar a ser modelo, y me interesa más el otro lado de la moda, el de la creación. Aunque también me gusta vestirla, debo admitirlo.

No eres activo en redes. ¿No te gusta exponerte, te aburren?

Al principio fue algo abrumador, pasé de estar dentro de mi círculo de amigos a ser un escaparate. Ahora solo me gusta exponerme en la vida real, y puedo dar más de mí si no me enfoco solo en Instagram. Por mucho que sea bueno para tu carrera y los fans, también puede consumir bastante. Creo que paso por fases, pero disfruto más la vida real.

¿Qué causa te preocupa más: la ecología, los derechos de los animales, los refugiados, los niños...?

Es una pregunta interesante... Siempre pensé que, puestos a colaborar con los demás, no hay respuesta incorrecta. Toda causa es buena para participar. Pero los niños me tocan de cerca, son el futuro y si los proteges antes de que sea demasiado tarde, también estás ayudando a los adultos.

Si no fueras actor, ¿qué harías?

Todo el mundo en Inglaterra quiere ser jugador de fútbol de pequeño, pero casi nunca es accesible. Cuesta mucho, muchísimo lograrlo. Pero sí, yo también soñaba con ello.