Hanna y Ashley Perez Mosa nacieron en Louisiana (Estados Unidos) hace 30 y 28 años, respectivamente, y tuvieron que irse a México para cumplir su sueño.

Ha*Ash lanza su primer disco en vivo

Ester Aguado | Woman.es
Ver 2 fotos

El suyo es un caso curioso: Hanna y Ashley Perez Mosa nacieron en Louisiana (Estados Unidos) hace 30 y 28 años, respectivamente, y tuvieron que irse a México para cumplir su sueño. Ahora, 13 años después, publican el quinto disco de su exitosa carrera musical, "Primera Fila" (Sony Music), el primero en directo. Son todo un fenómeno en América Latina y ahora llegan a España para hacerse un hueco en el top ten.

¿Es el disco más divertido de vuestra carrera?
Hanna: Sin duda, pero también el más laborioso y, al mismo tiempo, el más gratificante.

¿Cómo os habéis sentido al prepararlo: más adultas, pletóricas, cansadas o con mucho aún por dar?
Ashley: Muy de acuerdo a nuestra edad. Con 15 años grabamos nuestro primer disco, "Ha*Ash" y con cada nuevo trabajo hemos ido creciendo y contando nuestras vivencias en forma de canciones. Este disco supone un cierre de ciclo, un broche a nuestros 13 años de trayectoria. Algo redondo. Y también una buena carta de presentación para el público español.

¿Encontráis muchas diferencias entre el público español y el latinoamericano?
Hanna: Cada país es distinto, pero al tener el mismo idioma, sentimos el cariño de forma especial. Nos sentimos queridídimas. Ayer tocamos en Valladolid, en un pequeño concierto acústico... y es muy lindo ver que un país que no es el tuyo te haga sentir como en casa. Venimos dispuestas a conquistar los corazones españoles.

¿Y qué hay del mercado estadounidense? ¿Nunca os habéis planteado un disco en inglés?
Ashley: No nos cerramos puertas, pero hasta ahora hemos apostado por cantar en español para Latinoamérica. Hicimos lo contrario a lo que suele pasar: nacimos en Estados Unidos y fuimos a buscar nuestro éxito a México. Hacemos un pop con toques country muy especial, por eso nos diferenciamos.

Pero es raro empezar a cantar en español si se vive en Lousiana, ¿no?
Hanna: Lo cierto es que vivíamos la mitad del año en Lake Charles y la otra mitad en México. En casa, mis padres escuchaban todo el rato música country, así que nuestros amigos mexicanos nos pedían que les traduciesemos las canciones. Y ahí empezó todo, porque cuando éramos pequeñas, en la iglesia, en las fiestas, en los torneos, cantábamos en inglés. Incluso el Secretario de Estado de Louisiana nos invitó a cantar en varias ocasiones...

¿Cómo sois cada una? ¿Qué papel lleváis a cabo en el grupo?
Hanna: Somos muy distintas, lo cual es bastante bueno. Yo soy la mayor, muy disciplinada, perfeccionista, demasiado intensa y más musical. Ashley es espontánea, impulsiva, chistosa, hasta algo imprudente... pero es la más artista, la más lírica. Nos apoyamos en la virtud y las debilidades.

En 2008 creasteis el Fondo Ha*Ash para ayudar a los niños necesitados...
Ashley: Cada año destinamos los fondos a un proyecto distinto. Empezamos con los niños con sida, el año pasado apoyamos los derechos de los niños con Save the Children y ahora estamos haciendo campaña para los niños inmigrantes: aquellos que los padres abandonan o dejan atados o encerrados en sus casas mientras ellos cruzan las frontera para trabajar. Los dejan en condiciones penosas.

¿A quién admiráis como artistas?
Hanna: Hay muchísimo talento, es difícil decir nombres... Pero siempre nos encantó Miguel Bosé y grupos como Mecano -que nos inspiraban en nuestras primeras composiciones- y Hombres G. Grabar con ellos el tema "Temblando" para su disco "En la playa" fue un momento importantísimo personal y profesionalmente.