Aixa Villagrán, Leticia Dolera y Celia Freijeiro en la serie 'Vida perfecta', de Movistar +. | IMDb

La guía espiritual (5 series) para descubrir las grandes verdades sobre la maternidad

Tanto si acabas de salir del paritorio, como si estás pensando entrar en él, convierte a estas series en tu guía espiritual porque solo en ellas descubrirás las grandes verdades sobre la maternidad que ni la matrona más borde ni la amiga más bocazas te quieren confesar.

Isabel Serrano | Woman.es

Seguramente ya sabes que se pasa sueño, que los niños lloran y que el parto es un momento peliagudo, pero no estás, ni de lejos, preparada para todo lo que puedo suponer la maternidad. Nuestro consejo es que compagines los libros de la crianza con apego con un visionado rapidito de estas cinco series, porque en ellas se oculta más de una verdad como templo sobre lo que significa ser madre. ¿Estás preparada para la maternidad según Netflix?

1. Vida perfecta

La serie de Leticia Dolera podría usarse como un manual del embarazo para madres primerizas treinteañeras y hipsters. De lo más escatológico a lo más sentimental casi todo lo que te puede pasar durante esos nueve meses de espera (y lo que viene después) está reflejado en la escasa media hora que duran cada uno de los ocho episodios de esta comedia/selfie contemporáneo. En Vida perfecta descubrimos cómo la existencia de María, la protagonista, se aleja del ideal de perfección que tenía en su cabeza (esa cuya ecuación compuesta de novio formal, hipoteca, hijos) por obra y gracia de un embarazo no deseado. Para más inri el padre de la criatura es un ligue fortuito. Si para superar el trago cuentas con la ayuda de tu hermana que vive como si tuviera veinte años, tu amiga con crisis matrimonial, el mencionado padre de la criatura y tu propia empanada mental, la risa histérica está garantizada y aderezada con consejos para el masaje perianal con aceite de rosa mosqueta. Puedes arañar unos minutos para acompañar a María en su tránsito de la vida ideal a las ojeras de la maternidad en Movistar+.

2. Catastrophe

Esta serie británica cuenta con varias ventajas. La primera es que es imposible que sus protagonistas, Rob y Sharon, te caigan mal. La segunda es que solo tiene cuatro temporadas y ya están todas disponibles en Movistar+, lo que la puede convertir en tu serie de elección mientras alimentas a tu bebé (lo de dar el pecho a demanda da para tragarse todas las temporadas de Anatomía de Grey en los primeros dos meses de baja). La historia arranca cuando Rob conoce a Sharon en un bar londinense. Él está en la ciudad por trabajo, ella vive allí. Tras una semana de pasión y sexo poco seguro Rob vuelve a Estados Unidos y 32 días después recibe una llamada desde Europa: Sharon está embarazada. Otro viaje a Londres, una visita al ginecólogo juntos y una cena endemoniada con un matrimonio “amigo” de Shanon acaban con un resultado más inesperado aún: Rob le propone a Sharon que se casen. Cómo van a criar a ese niño dos perfectos desconocidos da para cuatro temporadas y unas cuantas risas.

3. Better things

Sam es una actriz que ha pasado de ser la estrella adolescente protagonista de los sueños húmedos de una generación de señores que ahora tienen calva a una mujer madura que pastorea con paciencia a tres hijas y una madre con principio de demencia. Sam lo mismo hace la colada mientras chatea con su amante que te dobla un capítulo de dibujos animados porque las mujeres de su edad ya no salen en pantalla. Sam viste camiseta y vaqueros de forma perpetua porque las fuerzas no le dan para planchar después de lidiar con una adolescente drama queen, una preadolescente de género difuso y una niña que está empezando a dar los primeros coletazos de que va a dejar de ser su bebé. Sam daría mucha pena si no fuera porque a pesar de las peleas, los desengaños y la vida personal en perpetua sequía es tan feliz con su vida que se puede reír de ella a carcajadas. Sam es una madre con mayúsculas y en cada episodio de las tres temporadas que puedes ver en HBO demuestra una gran verdad: no hay madre perfectas, pero sí buenas madres.

4. This is us

Lo de Rebecca (Mandy Moore) en This is us es para nota y caja de clinex. Se enamora del fornido Jack, se embarazan de trillizos y pierde a uno de sus bebés en el parto. ¿La solución de Jack? Pues nada, como tenemos el cuarto preparado para tres niños, adoptamos a un recién nacido (para más inri, de otra raza que eso en Estados Unidos en los años XX se lleva fenomenal) y ya tenemos otra vez tres niños. Y así es como esquivan una bala en This is us, de un dramón pasamos a uno más grande y así el anterior queda en el olvido. En las tres temporadas en las que los Pearson se han dedicado a llorar juntos, sólo Rebecca parece real porque sólo Rebecca se comporta como una madre real, es decir, apechuga con lo que le echen. Si hay que criar tres niños, pues se crían; si tengo que dejar de cantar para hacerlo, pues lo hago; si mi hija tiene un problema de peso, la pongo a dieta; si la dieta le está provocando problemas de autoestima, le quito la dieta y le hago vestidos a medida; si tengo que buscar una peluquería especial porque no soy capaz de peinar a mi hijo negro, pues la busco; si me quedo viuda, pues me quedo; y si me quiero volver a casar y lo lleváis mal, pues hijos míos os apañais que ya sois mayorcitos... La duda de si su hija será capaz de seguir sus acertados y maternales pasos la puedes resolver viendo las cuatro temporadas en FOX.

5. Madre trabajadoras

Si el embarazo te ha parecido tranquilito y consideras que el parto no era para tanto, con el posparto y la incorporación al trabajo te lo vas a pasar genial. Y eso que estamos hablando de la vuelta a la rutina de mujeres blancas, heterosexuales y canadienses de profesiones bien remuneradas. Spoiler: lo pasan mal. Segundo spoiler: si ellas lo pasan mal imagínate cómo lo vas a a pasar tú. Pero no desesperes, porque a pesar de que hablen de la depresión posparto, de lo absurdo del sistema de guarderías, de que en las empresas no hay dónde sacarte la leche a gusto y de que la mayoría de los jefes piensan que en el parto has perdido tus neuronas y tus ambiciones profesionales, al final, te ríes con sus desventuras aunque solo sea por un tema de solidaridad. Puedes disfrutar de las desventuras de las Working moms en Movistar+.

Relacionados

-->