Gisela Pulido, campeona del mundo de kitesurf, en su casa de Tarifa, con camisa Salsa x Barbie. | Pedro Walter

Gisela Pulido: "Las mujeres no querían competir conmigo porque era pequeña"

La campeona de kitesurf forma parte de la campaña de Barbie que, bajo el lema ‘Tú puedes ser lo que quieras’, anima a niñas y mujeres a empoderarse. 

Ester Aguado|Woman.es

A sus 26 años, la catalana suma 11 campeonatos del mundo de kitesurf Freestyle, deporte en el que compite desde hace dos décadas. Ahora sueña con participar en unos Juegos: su deporte será olímpico en París 2024 y luchará por ganarse una plaza. Con sólo 10 años lograba su primer título mundial -éxito que le valió un récord Guiness como la campeona más joven de la historia-.

¿Qué supone para tí que el kitesurf sea olímpico?

Fue una noticia increíble para la industria, para el deporte y, por supuesto, para mí. Siempre he dicho que mi sueño era representar a mi país en unos Juegos Olímpicos y ahora me llega la oportunidad.

Pero en 2016 dejaste el Circuito Mundial para dedicarte a otros proyectos...

Desde que se anunció como deporte olímpico (noviembre 2018), decidí volver a competir. Estoy entrenando a tope, porque la disciplina en los Juegos es de velocidad y no 'freestyle', que era mi especialidad. No competiré en individual, sino que será mixto y en una modalidad que yo nunca he hecho, donde prima la resistencia. Son carreras de recorrido entre boyas y el primero que llega, gana y eso me gusta, porque aquí no habrá jueces que te puntúen por un maniobra, será más justo. La estadounidense Daniela Moroz es la rival a batir: lleva siete años en esto.

Gisela Pulido, 11 veces campeona del mundo, practicando kitesurf. | Red Bull Content Pool/SIPA

Entre esos proyectos está ser embajadora de Barbie, ¿qué te supuso la llamada?

Un honor y una responsabilidad. Espero que haya muchas niñas que de mayor quieran ser deportistas porque se fijen en mí.

¿Tú jugabas de pequeña con Barbie?

Sí, y con la Barbie surfista, pero a los seis años empecé a hacer deporte y ya no quería otra cosa (risas). Comencé por el skate, luego el windsurf, el surf, el kite... y cada vez tenía menos tiempo para jugar y llegaba tan cansada a casa que me iba directa a dormir.

¿Lo has tenido difícil por ser mujer?

Como el kite es un deporte tan joven, siempre he sentido que el ser mujer no era ningún impedimento. Cuando llego a la playa, suele haber más chicas que chicos navegando. Pero sí que he sentido ataques por el hecho de ser pequeña: yo empecé con 10 años y las mujeres más mayores no querían que compitiese con ellas. He tenido más limitaciones por la edad que por el hecho de ser mujer. Es curioso.

¿Tuviste claro tu futuro?

Al principio, yo hacía deporte como hobby: me encantaba pasar el rato con mi padre, que me llevara a la playa o disfrutar de la naturaleza, a la montaña. Pero hasta que no hice kite a los siete años, no lo sabía... me gustaba mucho la música y quería ser veterinaria. A los ocho empecé a competir y tuve claro que quería dedicarme a esto toda la vida.

Tres embajadoras deportistas de Barbie: la saltadora Ana Peleteiro, Gisela y la futbolista Amanda Sampedro. | Pedro Walter

¿Y después de haberlo conseguido todo, de ser 10 veces campeona de mundo, qué te mueve ahora?

Lo que más me motivan son los retos: en 2015 decidí tomarme un descanso. Me sentía cansada de la rutina, del estrés de la competición, de la exigencia que siempre me pongo a mí misma... Empecé a enfrentarme a nuevos ‘challenges’ que me motivaban: surfear olas gigantes con el kite (como la Jaws de Hawaii, Nazaré en Portugal, Cloudbreak en Fiji o Teahupoo en Tahití): fui la primera persona que hizo kitesurf sobre los famosos 'Doce Apostóles' de la costa de Australia, algo increíble. Pero cruzar las ocho islas Canarias, yendo sola en el mar 80 o 90 kilómetros, fue la cosa más arriesgada que he hecho, incluso más que pasar por encima de la gran ola 'Jaws' en Hawai. En 2024, el kitesurf será disciplina olímpica y mi sueño será estar ahí, en una nueva modalidad, la de velocidad (la suya siempre ha sido el freestyle).

¿Las mujeres lideran de forma distinta?

Hombres y mujeres somos iguales y tenemos derecho a las mismas oportunidades y a la misma educación. Partiendo de eso, es verdad que, físicamente, las mujeres estamos más limitadas: en kite, los hombres saltan más alto porque, al pesar más, consiguen ir con una cometa más grande y pueden volar más alto. Así que nosotras suplimos esa fuerza con una mejor técnica, por lo que somos más elegantes ejecutando. Pero, con apoyos y motivación, todos podemos llegar a creérnoslo y a lograr lo que queramos. La familia es fundamental: mi padre lo dejó todo por mí, tenía su trabajo y su casa en Barcelona y se mudó a Tarifa. Me apoyó al 100%.

¿Qué cualidad destacarías de ti misma?

Soy bastante equilibrada, muy estable, positiva y eso me ayuda para todo: tengo más disciplina, más capacidad de esfuerzo y sacrificio. Paso menos tiempo del que quisiera con mi perro, mi familia o mis amigos por el kite, porque estoy siete horas en el agua... pero lo llevo bien.

Gisela Pulido vuelve a la competición. Aquí en el Pro Tarifa 2008. | ivan villarejo

¿Cuál es tu lema?

‘Vive como si fuera el último día’, porque no me gusta arrepentirme de no hacer algo, prefiero pedir perdón después (risas). Y me motivan mucho el rap y el hip-hop... hay una canción de Eminem que se llama ‘Lose yourself’, que habla de aprovechar oportunidades y me la pongo antes de cada competición.

Llevas una alimentación muy peculiar...

Soy vegana absoluta desde hace seis o siete años y feliz. Antes comía carne una vez al mes, pero ya ni eso. No soy antisistema en absoluto, pero estoy en contra de cómo se tratan ahora a los animales y como se les sacrifican para dar de comer a la gente. Y ése es el caso de la pesca, en la que arrasan los mares. Tampoco quiero convencer a nadie, pero sí poner mi granito de arena para salvar el planeta.

¿Tienes un plan B?

Mi vida siempre estará ligada a este deporte, porque aunque no compita tengo negocios relacionados con él: dos escuelas de kitesurf (una de ellas en Panamá), tiendas... es un negocio familiar. Ahora estoy centrada en las competiciones y en acudir a los Juegos, pero supongo que llegará el momento de tener mi propia familia, claro.

Barbie surfera... la muñeca ha realizado más de 200 profesiones a lo largo e 60 años. | Mattel

 

Relacionados