Las escritoras Sandra Barneda y Eva Gª Sáenz de Urturi. | D.R.

Eva Gª Sáenz de Urturi y Sandra Barneda, ganadora y finalista del Premio Planeta 2020: “Este ritmo de vida nos ha recuperado como lectores”

Hablamos con Eva Gª Sáenz de Urturi y Sandra Barneda sobre literatura en tiempos de pandemia, igualdad y novelas para disfrutar, como sus exitosas ‘Aquitania’ y ‘Un océano para llegar a ti’, ganadora y finalista del último Premio Planeta. 

Myriam Serrano | Woman.es

El reconocimiento les llegó durante la segunda ola, después de dar forma a sus novelas en pleno confinamiento. “La alegría fue la misma, pero la celebración más íntima, tuvo su encanto… ganó el factor humano, como siempre”, explica Eva Gª Saenz de Urturi. ‘Aquitania’, ganadora del Premio Planeta 2020, tiene el mismo (o más) poder de enganche que su anterior ‘Trilogía de la Ciudad Blanca’: “Es un cruce de ‘Juego de Tronos’ con ‘El nombre de la rosa’. Los lectores dicen que les está ayudando a evadirse y olvidarse de un presente tal vez algo oscuro”. Eleanor de Aquitania es un personaje deslumbrante que a los 13 años coge las riendas de su vida y urde una estrategia para dar con los culpables de la muerte de su padre en este thriller histórico firmado la autora de Vitoria.

Para Sandra Barneda, el galardón de finalista ha supuesto un premio a su faceta como escritora, menos conocida que la de presentadora de televisión y la confirmación definitiva de que no es una intrusa en la literatura ni una escritora mediática, una etiqueta que no le gusta. “En estos tiempos, cualquier cosa buena que te pase es como celebrarla el triple”, explica a punto del estreno de ‘La isla de las tentaciones 3’ en Telecinco. En Un océano para llegar a ti’ el lector encontrará un canto a la vida, una historia donde se habla de la falta de comunicación, de esos océanos invisibles que por no hablar nos separan de las personas a las que queremos”, dice. Gabriele, la protagonista, regresa al pueblo donde creció tras la muerte de su madre e inicia un viaje de emociones y sentimientos: “es vulnerable y se desnuda de frente a la vida, igual que el resto de personajes”.

La presentadora de televisión y escritora Sandra Barneda. | D.R.

¿Cómo ha sido el proceso de creación de vuestras obras respecto a otras anteriores?

Eva: Pasé dos años y medio trabajando en la novela. El proceso de documentación fue muy largo porque había mucha bibliografía del personaje de Eleanor de Aquitania y del medievo aquitano. Viajé a la antigua Aquitania, Burdeos, Poitiers, Fontevrault y tenía tanta carga de trabajo que viví bastante confinada durante todo ese período. Terminé la novela el 1 de abril, en pleno confinamiento, coincidiendo con la fecha de su muerte. Recuerdo el confinamiento como un período en el que tuve que estar muy concentrada creativamente para no cambiar el tono emocional de la novela.

Sandra: Para mi lo más importante es siempre encontrar la historia, saber qué es lo que quieres contar e ir perfilando poco a poco tanto los personajes como las tramas principales. Una de las cosas más bonitas que tiene escribir es lo que te ofrece cada historia y la riqueza y los aprendizajes que te dejan todos los personajes que creas. Un ‘Océano para llegar a ti’ para mi ha sido un viaje precioso, tanto mientras la estaba escribiendo como ahora que ha llegado al público.

La situación que vivimos ha estimulado la creatividad… ¿surgirá gran literatura de la pandemia?

Eva: Estoy segura, la soledad es el mejor catalizador de la ficción, y todos nos hemos encontrado frente al espejo de nuestras vidas durante estos últimos meses. ¿Qué he conseguido en mi vida?, ¿llevo la vida que querría?, ¿estoy rodeada de gente nutritiva?, ¿cómo quiero vivir de aquí en adelante, cuáles son  —de verdad— mis prioridades? Son preguntas que antes no teníamos tiempo de contestar, éramos como hamsters en la rueda, siempre corriendo, pero siempre en el punto de partida, sin avanzar.

Sandra: Creo que es un gran momento para el arte, una situación única que nos está afectando a todos los niveles y eso también se verá reflejado en el arte. Estoy convencida de que lo vamos a ver, lo vamos a leer y lo vamos a escuchar.

¿Cómo está afectando esta gran crisis al sector editorial? 

Eva: El cierre de librerías durante unos meses supuso una pérdida de ingresos que no se va a recuperar, pero sorprendentemente, el confinamiento, los cierres perimetrales, las restricciones de movilidad nos han vuelto a todos más caseros y hemos tenido tiempo de acabar todas las series que teníamos pendientes y todos los libros de nuestras estanterías. Los lectores han perdido el miedo a comprar también en las plataformas online de las librerías, grandes y pequeñas, y ese canal ha llegado para quedarse. En octubre y en noviembre se vendieron más novelas que en los mismos meses del año anterior, es decir: que este ritmo de vida más lento nos ha recuperado como lectores. Muchos libreros me agradecen que novelas como “Aquitania”, que leen lectores de ambos géneros y de una horquilla de edad muy amplia, desde 19 a 90 años, dinamicen la venta de las librerías. Que los lectores entren en la librería preguntando ya por ella para leerla y para regalarla. 

Sandra: Es cierto que pese a la situación mundial que estamos viviendo, se están vendiendo libros. Mi novela, por ejemplo, está teniendo una gran aceptación, vamos por la 7ª edición. Creo que el hecho de vivir la situación de confinamiento y restricciones está haciendo que mucha gente pueda dedicar más tiempo a leer y eso se está reflejando en las ventas.

La escritora Eva Gª Sáenz de Urturi. | D.R.

Hay un boom de autoras españolas, es de justicia que dos mujeres hayan sido la ganadora y la finalista del último Planeta…

Eva: Me gustaría vivir en un mundo idílico en el que ningún titular hubiera destacado mi género, sino el triunfo de ganar un premio tan prestigioso como el Premio Planeta. Presenté la novela con el pseudónimo de Santiago Shelby, un homenaje a varios personajes de ficción, y el jurado hablaba de la gran novela que había escrito ese tal Santiago Shelby. 

Sandra: Diría que empezaría a ser de justicia si no fuera necesario hacer hincapié. En las 69 ediciones del Premio Planeta somos la cuarta pareja de mujeres ganadoras, es decir que todavía seguimos siendo una excepción. No hay un boom de escritoras españolas, siempre ha habido escritoras españolas, el tema es que no se nos ha considerado tanto. La concesión de premios a autores hombres y a autores mujeres actualmente está descompensado, no olvidemos  que el mayor porcentaje de lectores son mujeres.

¿Os puede influir a la hora de crear ficción pensar en su adaptación para la gran o pequeña pantalla?

Eva: Ya pasé por la experiencia de ver cómo adaptaban una de mis novelas a la gran pantalla y fue muy desempoderadora, porque, pese a la creencia popular, una escritora no tiene derecho a veto del guión ni de la elección de dirección, guionistas, actores o escenarios. Pero es tu nombre y es el título que tú has creado el que se mantiene, pese a que eres el rostro visible de un proyecto que no es tuyo. Por eso no volveré a repetir y escribo con total libertad mis escenas porque quiero que lo que yo creo se quede en el papel y en la mente de mis lectores. 

Sandra: No me ha influido nunca, son géneros completamente distintos aunque es cierto que sí adaptables y compatibles. Cuando escribes una novela te tienes que centrar en ese viaje de escribir, que no es lo mismo que un guión adaptado. Eso sí, estaría encantada si una de mis novelas se adaptara.

¿Qué estáis leyendo ahora? 

Eva: ‘El consentimiento’, de Vanesa Springora. Narra la relación que mantuvo la autora francesa con un escritor 30 años mayor que ella cuando solo tenía 13 años. Algunas de mis recomendaciones serían cualquier obra de Stephen Sweig, como “Carta a una desconocida” o “Novela de ajedrez”. También “La chica salvaje”, “El aroma del bosque”, “Normal people” o “Llámame por tu nombre”.

Sandra: El Premio Nacional de Ensayo ‘El infinito en un junco’, que es una maravilla. Y también un ensayo que se titula ‘La sociedad del cansancio’ que me está haciendo pensar mucho. Tengo muchas ganas de ‘Las Tinieblas y el Alba’ de Ken Follet.

¿Y escribiendo? 

Eva: Yo ahora no estoy escribiendo nada de ficción, va a ser un año muy intenso de gira como ganadora del Premio Planeta, y voy a limitarme a disfrutarla. Después descansaré, han sido siete novelas en ocho años, con giras interminables y muchas firmas con lectores, quiero llenarme de nuevo creativamente pero con mucha calma. Ya pensaba hacerlo antes de que la pandemia pusiera nuestras prioridades en su sitio, pero después de este cambio de paradigma, voy a disfrutar este parón mucho más.

Sandra: Ahora mismo no estoy escribiendo, voy a disfrutar del descanso después de una promoción muy exigente como finalista del Premio Planeta. 

¿Papel o libro electrónico?

Eva: La lectura en papel sigue siendo para mí un rito mágico, de intimidad con el escritor y casi de posesión física. Leo con libro electrónico cuando tengo viajes largos y la maleta no me acepta más peso, pero lo asocio al trabajo y la experiencia de inmersión no es la misma.

Sandra: De momento me decanto más por el papel. Las novelas me gusta más leerlas en papel, con los ensayos utilizo los dos formatos. Tengo que reconocer que todavía no me he acostumbrado del todo al libro electrónico.

¿Qué os parece que hoy se pueda escuchar un libro? 

Eva: Como autora me sigue pareciendo extraño. Me encanta la voz de Eleanor en el audiobook de “Aquitania” y comprendo que esté teniendo tanto éxito, ¡te crees la fuerza y la madurez del personaje!

Sandra: Creo que es otra forma de disfrutar de ese libro, es como si fuera otra novela. Estas navidades he estado escuchando algún audiolibro, tengo que reconocer que me cuesta todavía, me guío mucho de si la voz me transmite. Hay algunas grandes novelas que he leído que cuando he escuchado el audiolibro la voz no me transmitía…creo que este aspecto es muy importante.