Federicco Moccia recorre los lugares de su nueva novela, "Mil noches sin ti" | Antonello Nusca

Federico Moccia: "Me gusta la idea de una segunda oportunidad"

Recorremos las calles empedradas de la capital italiana con un guía de excepción. Federico Moccia descubre a Woman algunos de los lugares y de los entresijos de su nueva novela, “Mil noches sin ti” (Planeta). Vuelven Sofía, Andrea y Tancredi. 

Laia Antúnez | Woman.es

Podría haberse dedicado a escribir guías de viajes o a dar recomendaciones foodies (damos fe de que es un experto conocedor) pero optó por las novelas. Sobran las presentaciones para Federico Moccia y sus historias de amor, traducidas a infinidad de idiomas. Siete años después de “Esta noche dime que me quieres”, vuelve a poner a Sofía, la pianista, en el centro de un particular triángulo amoroso. De paseo por Roma, nos cuenta que, en “Mil noches sin ti”, a los personajes, mucho más profundos, les tocará aprender de sus errores para reconducir de nuevo sus vidas.

¿Tenías previsto hacer esta segunda parte?

No, había pensado otro final para la primera, en el que Sofía renunciaba a Tancredi y volvía con Andrea. Mientras escribía me di cuenta de que no era una reacción natural para ella y la hice viajar a Rusia, para que tuviera un periodo de soledad y de reflexión. Aquí arranca la nueva historia.

Tus legiones de fans pedían esta continuación. ¿Te han influido?

Sí, los fans lo piden todo (bromea). También quieren la segunda parte de “Carolina se enamora” y de “Perdona, pero quiero casarme contigo”. Es normal, son leales a los personajes y quieren ver cómo avanza su vida. Yo también sentía que era el momento para recuperar a Sofía, Andrea y Tancredi.

Aunque Tancredi está presente, en este libro parece que le has querido dar más protagonismo a Sofía.

¿Es así? Sí, ella es el centro, todo gira a su alrededor. Pero también me apetecía indagar en cómo se siente Tancredi, un personaje que está acostumbrado a tenerlo todo, al ser rechazado.

“Mil noches sin ti” habla de amor pero también de segundas oportunidades, de redención…

Exacto, me gusta la idea de una segunda oportunidad, aunque a veces es también la última. Por eso, es importante tomarse un tiempo para uno mismo y para reflexionar antes de volver sobre nuestros pasos.

Las referencias a la música son constantes en tus libros, ¿qué papel desempeña en concreto en esta historia?

Solía frecuenta el Conservatorio de Santa Cecilia –que aparece en la novela– porque me gustaba una chica (ríe). Un día me senté en el auditorio y me emocioné con la música clásica. Te ayuda a pensar, a sentir. Y esa sensación que experimenté la he querido revivir con Sofía, que está enamorada de la música y vive a través de ella.

En tus novelas hablas mucho de gastronomía y de cine.

Me gusta ver cómo, a través de mis libros, los lectores encuentran restaurantes de Roma en los que se come bien, sin pagar demasiado, sitios especiales que no salen habitualmente en las guías. Un libro es un viaje en el que aprendes muchas cosas, de manera casi subliminal, y todas te dejan un buen sabor de boca.

¿Estos sitios forman parte de la historia de amor de los personajes?

Forman parte de la “cultura” de una persona. Lo más bonito de una historia de amor es cuando compartes con el otro esos lugares que te han acompañado en tu crecimiento.

Tu público es mayoritariamente femenino. Cuando escribes, ¿lo haces pensando como una mujer?

Las mujeres tienen más matices que los hombres, por eso, cuando escribo, me gusta hacerlo casi como si fuera un actor, como si estuviera en la mente de una mujer. No es fácil y a veces me planteo si es justo, si en realidad una mujer tendría esa reacción.

¿Consultas a las que tienes alrededor?

Siempre he estado rodeado de mujeres: dos hermanas, mi madre, mi tía, mi abuela, etcétera. A todas horas escuchando ese hablar femenino. Esto me ha llevado a reflexionar mucho sobre las particularidades del mundo de la mujer. También por eso me interesan las revistas como la vuestra.

Si tuvieras que escribir una novela que no hablara de amor, ¿por qué temática te decantarías?

Seguramente sería un thriller, porque me encantan. Aunque la verdad es que en un thriller también tiene que haber amor o, quizás, ausencia de él, que es lo que en ocasiones hace malas a las personas.

¿Habrá película de “Mil noches sin ti”?

Espero que sí, porque es una historia muy bella. Seguro que ayuda el hecho de que Netflix Italia está trabajando para convertir la trilogía de “A tres metros sobre el cielo”, “Tengo ganas de ti” y “Tres veces tu” –publicados por Planeta en 2008, 2009 y 2017, respectivamente– en una serie, que se verá el próximo año.

Relacionados

-->