El esperado beso de Amaia y Alfred, de 'OT', durante su actuación en la gala para escoger al candidato a Eurovisión 2018. | RTVE

Eurovisión 2018: ¿Deberían Amaia y Alfred ahorrarse el beso final en su actuación?

Tras la polémica con los representantes de Macedonia para Eurovisión, Eye Cue, hemos empezado a darle vueltas.

Clara Hernández | Woman.es

La proximidad de la final de Eurovisión 2018 siempre dispara los nervios y eleva la probabilidad de desatar eurodramas. Sin llegar a esta categoría, esta semana han sido los representantes de Macedonia, el ya eliminado dueto Eye Cue, quienes han incomodado a los eurofans españoles con sus comentarios que ponían en duda la veracidad del beso de la actuaciones de Alfred y Amaia y sugerían que su historia de amor no era más que una estrategia para enganchar al público.

"Our love is more than a kiss" ("Nuestro amor es más que un beso"), ha defendido Alfred, ganándose el aplauso en las redes.

Diferente ha sido la reacción de Amaia, que ha quitado importancia al asunto a la vez que valorara positivamente que la pareja de Macedonia hubiera sido sincera y hubiera dicho lo que pensaba, aunque no les favoreciera. "No a todo el mundo le puede gustar", ha reflexionado.

Sin embargo, lo sucedido nos hace plantearnos una cuestión: ¿Es conveniente que la pareja incluya el beso final tras interpretar 'Tu canción'? Hay teorías a favor y en contra.

A favor: 

En este bando figuran los responsables de la puesta en escena de Alfred y Amaia en Lisboa, que consideran que esta debe girar en torno a la "química perfecta" que hay entre ellos y en su preciosa historia de amor. Porque si esa historia de amor ha demostrado su eficacia enloqueciéndonos (y haciendo que nos enjuaguemos alguna lagrimita) a los incontables fans de 'OT', y, además, el amor mueve montañas, ¿no es más que probable que sea capaz de emocionar a un público más amplio, incluso ajeno al 'talent show'? 

El beso de Amaia y Alfred, en la gala 12 de 'Operación Triunfo'. | Jose Irun / RTVE

Para ello, son fundamentales las sonrisas y el beso sobre el escenario, defienden. Siguiendo esa premisa, casi la totalidad de los ensayos han ido dirigidos a intensificar los momentos claves del tema y aumentar los planos cortos de la pareja, que buscan potenciar esa complicidad y la sensación de que nuestros candidatos eurovisivos nos están dejando asomarnos por una ventana a sus corazones enamorados. 

En contra

Los eurofans extranjeros no han vivido ni han visto nacer la relación entre Alfred y Amaia, lo que dificulta involucrarlos en este juego de sonrisas y miradas en los solo 3 minutos que dura 'Tu canción'. Incluso pueden llegar a pensar, como sostenían los aspirantes de Macedonia (comentario que luego retiraron, asegurando que era una broma), que simplemente es una estrategia para una puesta en escena exitosa y muy (¿demasiado?) romántica (sus detractores les acusan de empalagosos).

Por otra parte, los eurofans españoles han visto ya muchas veces ese beso y ese semiabrazo, siempre en los mismos momentos de la canción, y la magia nunca puede ser mecánica.

Lo mejor... 

¿Y cuál es la mejor opción? Sin duda, que Alfred y Amaia nos sorprendan (¿tal vez con un beso a lo Spiderman, una modalidad que nos enseñaron durante su estancia en 'OT'). Desde aquí, les deseamos la mejor de las suertes. 

Ver 11 fotos