España Sub-17 levantando la copa que le acredita como campeona del mundo | Gtres

España ya puede presumir de ser campeona del mundo en fútbol femenino

Gracias a la selección sub-17. 

Woman.es

El fútbol femenino es uno de los deportes que más terreno está conquistando en el último lustro, con todo el mérito que eso conlleva para sus protagonistas teniendo en cuenta lo arraigado que está en la cultura popular del país la versión masculina del balompié.

Uno de los grandes reclamos para que un deporte consiga llamar la atención de prensa y aficionados son los éxitos, y la selección española sub-17 ha conseguido el mayor premio que un equipo nacional puede cosechar, el título de campeonas del mundo, algo que quedará para la historia de nuestro deporte porque nunca antes una selección femenina lo había conseguido. 

España Sub-17 celebrando el campeonato del mundo | Gtres

El equipo español se impuso en la final del Mundial sub-17 a México en el estadio Charrúa de Montevideo, en Uruguay, por un resultado de 2-1, gracias a los goles de Claudia Pina, auténtica protagonista de la final con un actuación que jamás olvidará.

La delantera catalana, que juega en el Barcelona, fue la lideresa de un grupo que supo sufrir en la segunda parte con el marcador muy apretado para terminar levantando la copa que les acredita como reinas del 'planeta fútbol' en su categoría. Claudia recibió además el Balón de Oro del torneo, el trofeo que reconoce a la mejora jugadora del mismo. 

 

Este grupo de brillantes adolescentes españolas ha hecho vibrar a todo el país de un triunfo que marca un precedente definitivo para este deporte que cuenta cada vez con más mujeres que lo practican desde pequeñas, y que junto a las profesionales que llevan años peleando por conseguir el reconocimiento mediático y popular que se merecen, han tirado abajo el muro que durante tantos años, desgraciadamente, generaba tantas diferencias entre géneros en una misma disciplina deportiva. 

Todavía queda mucho camino por recorrer en términos como la igualdad económica o mediática pero el gran legado que están dejando mujeres como las recientes campeonas del mundo es el más importante, el de carácter social y cultural, permitiendo que muchas niñas que sueñan con ser futbolistas nunca más tengan que luchar contra los estigmas sociales que las discriminan por ello.