David Otero (a la derecha) y Willy Bárcenas (Taburete) revisitan el tema 'Una foto en blanco y negro' de El Canto del Loco. | D. R.

Taburete y David Otero: "En la música hay mucho personaje y dan mucha pereza"

Escucha su versión del tema de El Canto del Loco 'Una foto en blanco y negro'. 

Clara Hernández | Woman.es

Tras '1980', el disco con el que David Otero (exguitarrista de El Canto del Loco, ex El Pescao) logró que se pusieran de acuerdo críticos de distinto pelaje, el músico ha anunciado el lanzamiento de 3 EPS que contendrán temas revisados de su primera y celebérrima banda, y de sus proyectos en solitario. Y donde comparte tracks con artistas como Bely Basarte, Georgina o Taburete. Precisamente con estos últimos versiona la mítica 'Foto en blanco y negro', lista para erizarte el cabello si alguna vez fuiste fans de unos o de otros, y cuyo música él compuso. Hablamos con sus intérpretes (Willy Bárcenas, de Taburete, y el propio David) sobre música, etiquetas y 'guilty pleasures'.

Al principio, El Canto del Loco eran reacios a grabar esta canción, que luego fue un gran éxito. ¿Estaban locos o qué?

David Otero: Si escuchas la semilla del tema, lo verías normal. Era una idea muy básica. Yo insistí porque tenía fe en ella. Hubo que cambiar y añadir muchas cosas, que aportamos entre todos, para que creciera y explotara.

"Me quedé pensando qué tienen esas manos" es la única alusión al físico de 'la chica' del tema.  ¿Hoy sería más explícita?

David: Las manos son una parte del cuerpo muy sexy y bonita. Y no solo en el territorio de tocar. Con las manos se cocina y cocinando se enamora a la gente.

Willy Bárcenas: En mi caso,  no soy tan fan de las manos y me muerdo las uñas.  Pero me encanta cocinar y comer, aunque a lo primero le pongo más ganas que talento.

- David Otero: "Lo de mi flequillo quizá sea de psicoanálisis"

- Taburete: "Lo de 'El Hormiguero' hizo que por primera vez nos defendieran en Twitter"

¿Cantar hoy es cosa de locos?

David: Es cosa del corazón. Claro que tus padres te dicen que solo lo consiguen unos pocos y que primero termines la carrera. Yo estudiaba Gestión Aeronáutica. Un buen día cerré el libro y no volví jamás, tenía claro que mi vocación era la música.

Willy: Yo a los 3 años ya estaba cantando 'O sole mío'.  Cuando surgió lo de la música, había terminado ADE, había estado buscando trabajo... Mi familia me apoyó.

Taburete y David Otero: la unión hace la fuerza.  | D. R.

Si no os une la locura, ¿qué lo hace?

David: Mi impresión es que conectamos bien porque somos dos tíos normales y corrientes. Hay gente a quien le come su personaje, que habla y parece que se estuviera imitando a sí mismo. Eso da mucha pereza.

Willy: No somos personajes y en la música hay muchos personajes,  personalidades muy buscadas, mucha estética, mucho postureo.

¿De dónde surge la idea de contar con Taburete para esta canción?

David: A mí Taburete me recuerdan a El Canto del Loco. No tanto en las canciones pero sí en que es un grupo que conecta con la gente joven y son unos amigos que están sobre el escenario con ganas de pasárselo bien.

Willy: Mucha gente nos compara con El Canto del Loco y Hombres G y sí sentimos que tenemos una energía similar, somos un grupo de amigos y empezamos sin ser grandes músicos.

¿Tenéis el mismo público?

Willy: Sí, al final el público al que hemos llegado es similar, adolescente, cada uno en su momento. Hoy los padres son de Hombres G, los intermedios, de El Canto del Loco y los más jóvenes, de Taburete.

David Otero y Willy Bárcenas, pareja de hecho musical ocasional.  | KAB / GTRES

¿También compartís gustos musicales?

David: No lo sé. La verdad es que cuando nos hemos visto hemos hablado más de filosofía que de música.

Willy: Nino Bravo siempre ha sido mi máximo ídolo. Hasta ahora en inglés había escuchado poco y me había dejado mucha música atrás, así que ahora me estoy zambullendo en  Pink Floyd, Jimi Hendrix, la Creedence. Y hay un chico que es español pero que canta en inglés, Alex Serra, que es muy bueno.

David: Yo, al contrario, siempre he escuchado mucho en inglés. Pero también a Nino Bravo  y José Luis Perales, que es lo máximo. Y ahora estoy escuchando algo muy 'random' que me pone mi hija y está dirigida a la generación Z. Se llama Oscu, una cosa muy divertida y cachonda. Muy rollo TikTok.

David Otero (dcha.) y Willy Bárcenas interpretan 'Una foto en blancoy negro'.  | D. R.

¿Algún 'guilty pleasure' (placer culpable) que confesar?

Willy: Mío, no, pero sé que Taburete es muy 'guilty pleasure' de otros, la gente nos pone en sesión privada para que no se sepa que nos escuchan. Al final hay muchas etiquetas, que si somos unos pijos y otras chorradas, pero luego vamos al escenario principal del Festival Sonorama y todo dios canta nuestras canciones aunque antes las redes se hayan llenado de comentarios diciendo que qué asco y qué vergüenza de que Taburete esté allí.

David: Hagas lo que hagas, cuando hay exposición pública, hay críticas. Si hiciéramos canciones en casa para nuestra hermana o nuestra novia, no ocurriría pero si lo que queremos es compartir, es inevitable.

Al revisitar las canciones de El Canto del Loco, David, ¿ha habido sorpresas buenas y malas?

David: Por ejemplo, de 'Una foto en blanco y negro' me flipa la versión antigua pero he encontrado la guitarra muy ratonera, la hubiera regrabado un poco más dulce. Cuando la hicimos teníamos 22 o 23 años y se nota la agresividad en los sonidos. Creo que era una forma mía de decir que era un chico dulce y tímido, pero mira cómo sueno de agresivo. Igual que cuando pintaba, que siempre hacía monstruos y sin embargo siempre he sido muy buenecito. Tal vez hay una parte de mí que necesita ser expresada y  tengo un poco reprimida.

Willy: Me recuerda a la película ‘La casa de Jack’ de Lars von Trier. Sobre ella, el cineasta ha dicho que sabe sobre qué es ser un psicópata, pero que él no mata, sino que hace películas y que toda la mierda oscura que tiene dentro la canaliza en el arte. Por cierto, la peli es una pasada.

Y vosotros, ¿qué canalizáis en vuestro arte?

Willy: Yo suelo llenar mis canciones de metáforas y capas, y a veces la gente dice que no entiende una m*****. No me gusta decirlo todo claro, no me gusta abrirme tanto, tal vez por pudor, me gusta disfrazar los mensajes.   

David: Y alguna vez puede suceder que escribes una frase que te gusta y que no tiene un mensaje claro y luego buscas el significado una vez escrito. Me ha pasado.

Willy: A mí también me ha pasado y luego lo defiendo a muerte.

Como artistas, ¿hay miedo a caer en el olvido?

Willy: Sí, ahora es el momento complicado. Taburete vamos a sacar un cuarto disco a final de año y siempre tienes esa presión y te preguntas si te mantendrás, si subirás, si  caerás… No tienes ni puñetera idea de qué canción va a funcionar o no. Yo no acierto nunca así que prefiero estar contento con las canciones pero sin tantas expectativas.  España es diferente a México, donde un artista grande siempre será grande; aquí la gente parece que siempre está esperando el fracaso de los demás.

David: Allí hay más respeto por el artista, no pasas de estar arriba a desaparecer y aquí a veces parece que la gente lo está deseando.

Si eso sucediera, ¿tenéis plan B?

David: Yo lo pienso de vez en cuando. He descubierto que me gusta trabajar con gente con necesidades especiales. Se me da bien, me gusta.

Willy: Yo me iría a la montaña, me sacaría el título de guía de montaña. No me veo para nada en una oficina.