Natalia Lacunza: sobre referentes, sueños, redes sociales y música, mucha música. | D.R.

Natalia Lacunza: "Hay muchas cosas malas en las RR.SS. e intento no darle demasiada importancia porque para mí lo importante es hacer buenas canciones, cantarlas y que a la gente les guste"

Con las cosas claras y mucho que contar. La cantante podrá por fin subirse al escenario que tanto echa de menos el próximo 2 de septiembre en el 'Vibra Mahou' del 'Festival Tomavistas Extra'.

Fátima García | Woman.es

Me encuentro ante una Natalia Lacunza 'hambrienta' de escenario. Para alguien como ella, que se autodefine como "culo inquieto", estos tiempos extraños no han mermado su alto nivel de iniciativa y el pasado junio publicó un EP titulado 'En Casa' que recoge cuatro de los temas de 'EP2' en formato acústico grabados en su domicilio durante el confinamiento.

Lamentablemente, y como le ha ocurrido a otros muchos artistas, la gira de presentación de este segundo EP prevista para este verano se ha tenido que posponer. Sin embargo, tras tener que aplazar su ansiado concierto en Pamplona el pasado 7 de agosto por una tormenta de verano y cancelar hasta nuevo aviso otro fechado para el 5 de diciembre en la sala BUT madrileña para el que había agotado entradas, hay buenas noticias. Y es que el próximo día 2 de septiembre hay cita con ella sobre el escenario 'Vibra Mahou' dentro de la programación del 'Festival Tomavistas Extra' donde augura, "habrá sorpresas".

Hablo con ella sobre referentes, sueños, redes sociales, moda y música, mucha música.

¿‘Intensita pero maja’ sigue siendo tu filosofía o esto ha cambiado? ¿En qué punto vital te encuentras?

A ver, es verdad que es un poco la definición de mí ‘yo’ cuando tenía diecisiete o dieciocho años. Y, en realidad, sigo siendo bastante fiel a eso. Me considero una persona que vive las cosas mucho y que siempre intenta ser agradable con los demás. La verdad es que creo que me define bastante y sigue representándome. Pero ahora no me lo pondría en la biografía de Instagram.

Escribes, cantas, bailas, controlas la estética, te has introducido en la producción en EP2... ¿Crees que tener el control absoluto de tu trabajo es la mejor herramienta para sobrevivir en el panorama musical actual?

Yo creo que sí. Creo que es muy importante a día de hoy con toda la oferta de productos, tanto música como estética, con toda la cantidad de cosas que hay. Además ahora, con las redes sociales y con la globalización, tenemos acceso a de todo tipo de cosas, y no solamente las que enseñan las discográficas que tienen un apoyo de promoción detrás muy grande. Puedes descubrir artistas increíbles en cualquier lado, sobretodo en Instagram, YouTube y SoundCloud. Creo que ahora más que nunca es muy importante tener bastante cerrado en círculo en el sentido de abarcar un poco todas todas las partes de un proyecto artístico porque al final la música no sería nada sin la estética y viceversa. Creo que es muy importante tener todas las piezas más o menos controladas. La esencia de la estética y la música tienen que estar muy unidas y es bastante esencial ahora mismo. 

Natalia Lacunza en un momento del videoclip 'A otro lado'. | D.R.

Me doy cuenta de la importancia que le das a la estética en tu trabajo. ¿Hasta qué punto te involucras?

Todo lo que sé y todo lo que puedo. Yo doy todas las ideas y luego las desarrollamos en conjunto con quién vamos a trabajar en cada caso, pero la verdad es que yo estoy detrás de todo lo que se ve. Por lo menos en el nacimiento, son mías. Luego se necesitan trabajar esas ideas con un artista a nivel estético o a nivel producción musical, pues obviamente cada uno pone su granito de arena. Pero el centro, por decirlo de alguna manera, es mío. 

Te escuché hace un tiempo decir que para ti era más natural escribir en inglés tus letras y, aunque 'Otras alas' fue en español, ya en EP2 mezclas en algunos temas el inglés y el español. ¿Va a ser esta la tónica de tu trabajo o llegará un momento en el que sea íntegramente en inglés?

No lo sé. Nunca lo sé. Es verdad que empecé a componer en inglés porque creo que escribir en un idioma que no es el tuyo te refugia un poco. Te desnudas pero no te desnudas tanto. Utilizas unas palabras que en tu día a día no utilizas y entre la gente con la que te rodeas no es el lenguaje habitual. Entonces yo creo que es un refugio que yo quise romper y quise investigar el castellano porque quería experimentar con él. Me parecía importante porque al final yo soy de aquí, es mi primer idioma y sé que al final todo el mundo habla este idioma y es muy importante que, ya que estás comunicando algo, el idioma. Así que rompí esa barrera del miedo a componer en castellano.

Es verdad que los dos idiomas tienen características diferentes, matices diferentes y creo que el mezclarlos le da más riqueza todavía a las canciones como hago en Ep2. Entonces, no sé si acabaré haciendo canciones enteras en inglés. Tengo canciones enteras en inglés pero no sé si las sacaré porque depende del momento y el contexto. Yo sigo componiendo en los dos idiomas.

Sé que eres una autora prolífica y que tú capacidad para escribir canciones es asombrosa. ¿Cuántas canciones tienes en el cajón?

Sí, hay bastantes canciones en el cajón. Siempre estoy dándole vueltas a temas que no han salido. Justo ahora estoy haciendo un par de temas nuevos y estoy bastante contenta de cómo están quedando. Sí que es verdad que muchas veces se te olvidan algunos temas que escribes, se te quedan en las ‘notas’ del móvil o algún archivo en el ordenador y luego lo recuperas y no te acordabas de ese tema.

No sé cuántos temas tendré sin sacar pero son bastantes. No sabría decirte un número.

Los referentes musicales van cambiando con el tiempo pero ¿cuáles son esos que se mantienen siempre, la base de todo? 

Últimamente estoy llegando la conclusión de que el origen de la música que hago, por muchas influencias que tenga más actuales y todo lo que he ido escuchando estos últimos años que obviamente me han enriquecido muchísimo y me han hecho abrir la mente, está en la música que escuchaban de pequeña, la que me ponía mis padres. Y estoy descubriendo que mis referencias principales son sobre todo el jazz, canciones de autor, incluso la música clásica. Mi madre me ponía muchísimo a Nina Simone, Aretha Franklin, Frank Sinatra, Neil Diamond… Yo siento que mi música tiene un punto clásico que estoy empezando a analizar ahora y me gusta mucho. En cuanto a canciones de autor, hay una cantautora americana que se llama Cara Dillon que escuchaba muchísimo de pequeña y que me ha influido muchísimo. Carla Bruni tiene canciones preciosas con guitarra. Mucha de mi pasión por la guitarra y por el acústico viene de ahí. También Jason Mraz me parece que es un compositor increíble. También tengo mucha influencia del jazz blues flamenco porque escuchaba mucho a Bebo y el Cigala. El disco de ‘Lágrimas negras’ lo tengo muy inculcado en el cerebro. También he escuchado mucho a Andrés Calamaro, mucho rock latinoamericano. Siento que tengo un montón de influencias diferentes, pero como que me doy cuenta de que la música que he escuchado desde muy pequeña me ha marcado un montón a pesar de que ahora tenga obviamente influencias de música más actual y de artistas nuevos que son increíbles y que están experimentando muchísimo. 

La cantante Natalia Lacunza con una imagen masculina en la promoción de 'EP2'. | D.R.

¿Has notado algún cambio en el tipo de público que te sigue tras sacar tu propia música al que te seguía justo al salir del talent?

Sí, ya han pasado casi dos años desde que estuve en OT y al principio era una masa enorme de una edad bastante concreta. Y con el paso del tiempo he notado que ha ido creciendo el rango de edad. Veo a gente bastante mayor en mis conciertos, lo que me sorprende y me gusta muchísimo porque veo a personas de cuarenta años para arriba y pienso que qué ‘guay’ que una persona con la vida sentada y con un gusto aposentado, les guste mi música y les apetezca venir a mis conciertos. Sí que he notado que ha ido evolucionando un poco. Noto que hay cierto rango que se sigue manteniendo pero me alegra mucho ampliar el público.

¿Tienes ya pensado tu próximo cambio de look? 

Es verdad que no paro de experimentar en este sentido. Me corté muchísimo el pelo y ahora lo veo y digo: ‘¡Dios mío, parecía un champiñón!’. Luego pasé por un look como del País Vasco, cerca de donde soy yo. Y ahora estoy bastante contenta con mi look. Creo que he encontrado ‘my way’. Pero sí, puede que dentro de unos meses cambie de look otra vez. No muy radical porque creo tengo que mantener cierta línea y creo que he encontrado más o menos el camino por dónde tirar. Pero para mí esto es un cambio constante porque siempre estoy viendo cosas nuevas que me inspiran. Aunque sí creo que he encontrado mi camino y, obviamente, partir de ahí iré desarrollándolo. Siento que he dado algunos ‘bandazos’ en algunos sentidos, pero ahora mismo me siento muy contenta con la imagen que tengo de mí y sobretodo con cómo me siento y cómo mi estética representa algo de mí. 

¿Y toda tu estética nace de ti o tienes asesoramiento externo?

Las ideas y la esencia nacen de mí pero siempre hay equipos que te ayudan a acceder a ciertas prendas y accesorios. Es muy divertido, a mí me encanta. Me encanta la moda, la estética, lo considero muy importante y me lo paso genial investigando.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Natalia Lacunza (@natalialacunza) el

¿Siguen siendo los sentimientos de tristeza y melancolía los que te impulsan a escribir? 

Estoy ampliando el abanico de emociones que utilizo al componer. Es cierto que la tristeza y la melancolía marcan el camino y es una forma de exteriorizar y canalizar esos ‘no malos sentimientos’ porque creo que forman parte de nosotros y no tenemos que renunciar a ellos. Creo que es muy importante sentirte representada en canciones que te hacen sentir comprendida. 

Ahora mismo es mi manera de componer pero sí estoy ampliando un poco el abanico y estoy tratando temas nuevos y emociones nuevas, pero ese es mi hilo conductor y no creo que deje de serlo, sinceramente. 

En tu gira te acompaña una banda formada íntegramente por mujeres. ¿Qué hay tras esta decisión? 

Analizándolo desde fuera, me doy cuenta de que al salir de un programa como ‘Operación Triunfo’, directamente te conviertes en un producto ‘mainstream’, al margen del producto que tu hagas después. Yo no considero que esté haciendo una música ‘mainstream’, estoy experimentando dentro de que sí que lo considero ‘pop’. Y dentro del ‘mainstream’, veía muy pocas artistas acompañadas de iguales a ellas. Es muy normal ver a una artista joven acompañada de músicos de bastante más edad que ella y a mí me apetecía ir rodeada de iguales  a mí. Y, a parte de que yo me iba a sentir más cómoda, yo sentía que era algo importante porque hay muchas músicas que no tienen la visibilidad suficiente así como tampoco hay casi productoras. Entonces, voy a empezar a trabajar con productoras que estoy descubriendo porque me parece muy importante. Pero que me acompañe una banda de chicas no lo hice con la intención de que tú me hicieras esta pregunta, lo hago porque me apetece ir acompañada de mis iguales, compartir esto con ellas y darle, si está en mi mano, la ‘oportunidad de’.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Natalia Lacunza (@natalialacunza) el

Hablemos de RR.SS: ¿Cuántas notificaciones puede llegar a recibir Natalia Lacunza en un día?

Sinceramente, no lo sé porque tengo silenciadas la mayoría porque cuando tienes muchas cosas que hacer, no puedes estar muy preocupada por las redes. Además, hay muchas cosas malas en las redes y mucha gente que quiere hacer daño. A veces es mejor silenciarlas, no mirarlo y que no te afecte. Porque aunque tú tengas un muro puesto y sepas que hay mucha gente que opina sin saber y que solo intenta hacer daño, hay días que te afecta. Si tienes un día malo y lees un comentario malo sacado de contexto, con mucha maldad, te puede fastidiar tu día. Yo intento cuidar mi salud mental en este sentido. Obviamente, miro las cosas buenas y lo agradezco muchísimo porque pienso que las redes sociales son la herramienta más importante de contacto con los fans a parte de los conciertos. Pero intento no darle demasiada importancia porque para mí lo importante es hacer buenas canciones, cantarlas y que a la gente les guste. Si me preguntas un número de notificaciones al día, no sabría decirte pero por lo menos unos doscientos mensajes al día seguro. 

Y que la gente en redes opine constantemente sobre qué decisiones tienes que tomar (incluso en tu vida personal). ¿Cómo se lleva?

Lo llevo bien porque ya estoy acostumbrada pero siempre hay retos nuevos, gente intentando sacarle la puntilla a todo, buscándole el lado negativo a todo desde un desconocimiento completo. No tienen ni idea realmente de lo que yo siento, ni de los baremos que tengo para decidir con quien estoy y al final es un poco frustrante porque ves que no para. Pero es una consecuencia y lo entiendo y lo respeto pero al final voy a hacer lo que yo considere. 

Cuéntame cuatro fortalezas que has ganado desde esa primera vez que te subiste al escenario como profesional hasta hoy.

Seguridad, consciencia, personalidad y fluidez. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Natalia Lacunza (@natalialacunza) el

Imagina que yo no te conozco, que no he escuchado tu música. ¿Qué motivos me darías para que fuera a descubrirte en el escenario 'Vibra Mahou'? ¿Por qué tendría que ir?

Yo creo que deberías ir porque es una versión muy diferente a los discos y a las versiones en Spotify, es un espectáculo muy chulo, con música muy viva donde las canciones toman una vía diferente a las del disco al ser tocadas en directo con elementos orgánicos, no tan digitales y sintéticos. El concepto son las canciones más desnudas, donde cada instrumento tiene su importancia y se llevan genial entre ellos con la voz que destaca por encima. Además, es un formato interesante de ver porque somos todo mujeres en el escenario y es muy empoderante. Si vienes, te irás bastante contenta. 

Si te digo ‘OT’, me dices… Volatilidad y trabajo

Si te digo ‘icono LGTBI’, me dices… Que si mi condición y mi manera de ser natural con ello inspira a otras personas a sentirse más libres, me alegro muchísimo y me hace feliz. Pero tampoco quiero apropiarme de ninguna lucha ni considerarme ningún icono porque esa palabra me da un poco de miedo porque despersonaliza, elimina que es una persona humana con sus errores. 

Si te digo 'colaboración', me dices… ‘Cariño’. 

Si te digo ‘Lacunzers’, me dices… Agradecida a ellos hasta la muerte. Tienen un pedazo de mi corazón. 

Si te digo 'Pamplona', me dices… Casa, familia, tranquilidad, estabilidad, amor, amistad, origen.

Si te digo ‘desconexión’, me dices… Que hace mucho que no sé lo que es eso. Lo de desconectar no se me da muy bien pero debería. 

Si te digo ‘un día ideal', me dices… Un día de ‘bolo’.

Si te digo ‘metas’, me dices… Te digo música. No sé lo que va a pasar, yo tengo muchas ganas de seguir haciendo música y de evolucionar pero soy muy consciente de que la vida es tan aleatoria que nunca sabes si los que te escuchan ahora te van a querer seguir escuchando dentro de diez años. Pero yo espero seguir dedicándome a la música toda mi vida de una forma u otra y sé que es algo que no va a poder cambiar porque está dentro de mi corazón, dentro de mí y es lo que me hace feliz. Yo tengo mucha ambición y espero llegar lo más alto que se pueda pero si no se llega, tampoco pasa nada. Con seguir rodeándome de música y alimentándome como me alimenta, voy a morir tranquila.