Los componentes del grupo Inhaler. | Lewis Evans

Elijah Hewson, hijo de Bono (U2): "No escucho los consejos de mi padre"

¿Es posible entrevistar un sábado a un grupo de rock (en este caso Inhaler, banda de Elijah Hewson, hijo de Bono), que ha tocado (y salió) la noche anterior en Madrid y obtener respuestas lúcidas? Sí. Bendita juventud… La suya, claro.

Marita Alonso | Woman.es

Cuando has de entrevistar un sábado a las 15.30h a un grupo de rock que ha pasado el viernes noche en Madrid, te imaginas a sus componentes, de 20 años, resacosos y con pocas ganas de responder a tus preguntas. Cuando vas a conocer a la que posiblemente es la única banda irlandesa que no quiere hablar de U2 en sus entrevistas, porque el cantante no es otro que Elijah Hewson, el hijo de Bono (no es necesario que aclare que no hablo de José Bono, ¿verdad?) y temes que te lancen latas de cerveza encima cuando hables de sus genes (lo harás), temes que el sábado sea aún más duro que el lunes. Sin embargo, me encuentro con cuatro jóvenes calmados, atentos y sonrientes a los que en absoluto les ha importado que haya llegado media hora antes a nuestra cita.

Ni latas de cerveza por el suelo, ni ceniceros repletos de colillas ni respuestas escuetas son los compañeros de la nueva generación del rock, que me recibe en una minúscula habitación del Razzmatazz, en Barcelona. Por alguna estúpida razón, creía que entrevistaría al grupo del hijo de Bono en un inmenso camerino digno de Beyoncé, pero el espacio es tan pequeño que Elijah me invita a sentarme a un centímetro de él en un minúsculo sofá.

- Taburete y David Otero: "En la música hay mucho personaje y dan pereza"

- Las tres mujeres españolas que van a actuar en Coachella

Sus melenas y sus caritas de niño bueno me recuerdan más a los hermanos pequeños de mis amigas que a los de los integrantes de una banda de rock que ha teloneado a Noel Gallagher, exmiembro de Oasis. ¿Cómo es posible que tras haber estado en Madrid, nadie tenga ni un ápice de resaca? En realidad, creo recordar que esa era una de las ventajas de la juventud, pero ya ni lo recuerdo… Aclaran que anoche cenaron queso y tapas en un bar "típicamente español" (sea lo que sea lo que quiera decir eso) y que terminaron en un irlandés. Sin embargo, no te esperes que pasaran la noche en el Ritz ni que se acaben de bajar del avión. "Lo bueno de viajar en autobús es que puedes dormir en él", aclara Josh Jenkinson, el guitarrista. Mi cara de estupefacción delata instantáneamente mi sorpresa al oír el medio de transporte escogido."Pensabas que viajaríamos en un avión privado, ¿eh? Quizás algún día", dice Elijah Hewson entre risas, visiblemente acostumbrado a que se dé por hecho que sus tours sean como los de U2. 

El grupo irlandés Inhaler. | Anaïs Gallagher

La noche anterior su camerino estaba lleno de Huesitos, cervezas y galletas Elgorriaga. Les pregunto si aprovechan la vida en la carretera para pedir tener excentricidades antes de los conciertos. "Pedimos pollo, pan y jamón", dice entre risas Robert Keating, el bajista del grupo. "Quizás algún día podamos aspirar a pedir caviar", señala Elijah.

Incumplo mi norma número 1 nada más llegar. No me gusta preguntar a ningún grupo o cantante acerca de Rosalía (porque todo el mundo lo hace), pero como la cantante ocupó el quinto puesto del listado de promesas musicales de BBC Sound el año pasado, exactamente al mismo puesto que este año tienen ellos, me convierto en un cliché y lo hago. "Su música no ha llegado de forma tan fuerte a la radio irlandesa, pero nos gusta lo que hace. Es genial poder por fin escuchar a artistas tan diferentes de nacionalidades distintas y de idiomas dispares en la radio", asegura Elijah.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Paris tonight 🇫🇷 @lewsvans

Una publicación compartida de Inhaler (@inhalerdublin) el

"Al fin y al cabo, una buena canción se reduce a dos cosas: emoción e intención. En la radio suenan muchas canciones pop, pero nos gustan las que te hacen sentir algo. 'Can´t believe the way we float', de James Blake, es una canción pop genial. Es fresca, pero te da en el pecho. 'Be the one', de Dua Lipa, es otra canción fantástica. Es moderna, pero es emocional y se nota que tiene una intención", explica Elijah.

Pese a su pasión por las canciones más viscerales, ni su intención ni la de sus compañeros es la de ser un grupo especialmente intenso. "Hay tantos problemas políticos y tantas desgracias en el mundo que creo que la gente solo quiere ir a un concierto, disfrutar y dejarse llevar, no quiere que le digan lo que tiene de hacer. Lo cierto es que seguimos creciendo, somos muy jóvenes y no tenemos mucho que decir", indica con humildad antes de que Ryan McMahon, batería, le interrumpa. "Es que nuestra música está pasando la pubertad con nosotros". "Estamos absorbiendo todo lo que experimentamos, porque es la primera vez que estamos de tour. Parte del mensaje es que todavía no tenemos mucho que decir. Somos unos críos".

Lo dice el líder de un grupo que aún no tiene fecha para su álbum de debut, pero que cuelga el cartel de 'sold out’ en sus conciertos sin problema. Estas dos citas en España no serán las únicas del año: este verano los podremos ver en el BBK Live. "Cuando nos preguntan cuándo sacaremos nuestro primer disco, decimos que no estamos seguros, porque queremos perfeccionar nuestras capacidades y asegurarnos de que sabemos lo que queremos decir", dice Ryan. 

Se conocieron con 13 años en el colegio, y fueron sus dispares gustos musicales los responsables de la unión. Mientras que sus compañeros escuchaban a Nicki Minaj (he de parar un segundo: mi edad me acaba de abofetear al recordarme que en mi época sonaba Laura Pausini), Ryan, Elijah y Robert Keating, bajista de Inhaler, compartían su amor por el rock e invitaron a Josh Jenkinson, que tocaba en otra banda, a formar parte del grupo. Asegura que su banda anterior no le guarda rencor. "Bueno, el cantante posiblemente sí, pero antes tampoco le caía muy bien", dice entre risas. 

Aunque todos viven con sus padres, el tour ha hecho que sus casas sean el lugar que menos frecuentan. "La última vez que fui estaba puesto el árbol de Navidad", dice Elijah, que asegura estar planteándose independizarse pronto. Aprovecho el que haya mencionado su hogar para hablar con él acerca del elefante rosa presente en la sala: su padre y su vida como "el hijo de".

"Recuerdo ir a sus conciertos de niño, pero eran tours a un nivel totalmente diferente al que estamos viviendo, claro. Creo que estar en un grupo pequeño es completamente distinto, por lo que estoy viviendo cosas nuevas". Le interrumpo para decirle que no llamaría "grupo pequeño" a una banda que ha teloneado a Noel Gallagher y que ha despertado el interés de la prensa musical de todo el mundo. "Supongo que podrías decir que somos un grupo pequeño al que le va muy bien", matiza.

Cuando tu padre es Bono, de U2, supongo que escuchas sus opiniones con más atención que el resto del mundo, ¿no? "Mi padre tiene una forma muy diferente de pensar en la música. Él no me suelta sus consejos de golpe, porque sabe que para ser un buen artista has de aprender de tus propios errores. Podríamos decir que no escucho sus consejos".

Aunque no lo haga, mal no le está yendo, pues el mismísimo Elton John alaba su música. "Es una locura que este tipo de leyendas hablen así de ti. No tenía por qué haber dicho algo sobre nosotros, si hubiera escuchado nuestra música y nos hubiera odiado, podría habernos ignorado, pero le ha gustado lo que hacemos", dice Elijah emocionado.

Como era de esperar, ha crecido entre estrellas de la industria musical y entre sus amigos no faltan otros miembros del club de "hijos de". A los 13 años conoció a Anaïs Gallagher, hija de Noel, que se ha encargado de de dirigir el vídeo de 'My Honest Face' y que ha fotografiado al grupo, al que ha visitado en diversas ocasiones tanto en el estudio como de gira. Su cuenta de Instagram está repleta de imágenes junto a sus miembros. "Es una gran fotógrafa: jamás habríamos trabajado con ella si no hubiera sido así", aclara Elijah, muy pendiente siempre de dejar claro con sus respuestas que ser hijo de alguien conocido no sirve de nada si careces de talento. Antes de despedirme, tras hablar de una Gallagher, aprovecho para recordarles que Oasis aseguraban siempre ser la mejor banda del mundo. ¿Qué dirían ellos de la suya? "Que es la segunda mejor", dice Ryan. Touché. 

Relacionados