Abraham Mateo, compañero de disco de Jennifer Lopez. | Sony

Entrevista a Abraham Mateo: "He madurado mucho, ¡ya me afeito!"

En su último disco se codea con Jennifer Lopez, Yandel o 50 Cent. Y esto nos cuenta sobre sus nuevos amigos. 

Clara Hernández | Woman.es

Con solo 20 años y gran parte de ellos trabajando en la música, Abraham Mateo (guapo, con voz dulce y un largo pendiente en su oreja izquierda) asegura que en su último disco, 'A cámara lenta', ha logrado plasmar el sonido que andaba buscando desde hace tiempo (y que se mueve en los confines del reggaeton, el pop romántico y "una dosis de flamenco"). No es su única hazaña: en el álbum colaboran Jennifer Lopez, 50 Cent o Yandel. Palabras mayores. Así nos lo explica el gaditano. 

Después de haber participado en un trío (musical) junto a Jennifer López y de superar los 145 millones de reproducciones, ¿hay que llamarte de usted o prefieres 'bro'?

(Risas) Me puedes llamar como quieras. Hombre, si me llamas 'bro', mejor que mejor, que soy muy joven todavía, tengo 20 años.

La carátula del disco 'A cámara lenta', de Abraham Mateo. | Sony



En tu nuevo disco, 'A cámara lenta', encontramos también a Yandel, 50 Cent... 

Sí, son colaboraciones muy locas. La verdad es que es un sueño cumplido y una bendición el poder sentir el apoyo de tantos artistas internacionales. También he grabado con Austin Mahone, Farruko, De la Ghetto, Jon Z, Farina... He intentando absorber de todos ellos. Ha sido un año completo, de aprender muchas cosas.  Cuando trabajas con artistas con tanta trayectoria, todos es muy fácil y cómodo, todo fluye. Y me aconsejaban muy bien.

¿Quién te dio el mejor consejo?

Jennifer Lopez me vio en el rodaje con mi madre y eso le gustó. Me dijo que siempre estuviera con los pies en la tierra, que no se me vaya la olla. "Hazle caso a tu madre siempre, intenta llevarlo bien porque un día estás arriba y otro estás abajo", me dijo. Y lo valoré bastante.

¿Tu madre sigue acompañándote allá donde vas?

Siempre. Ella es mi 'mamá-nager', ella es una más del equipo, se ha hecho muy de querer. Qué mejor persona que ella para aconsejarme y decirme por dónde hay que tirar. Es la intermediaria de todo y es la representación gráfica de toda mi familia en los viajes. Me da mucho apoyo, es un pilar fundamental para hacer todo lo que estoy haciendo y para estar centrado.

Pasaste de ser el ‘Justin Bieber español’ a, ahora, el 'nuevo Enrique Iglesias'. ¿A los medios les gusta demasiado etiquetar?

Mira, acabas de mencionar a Enrique Iglesias. Hace dos semanas hablamos por teléfono. Él es una de las personas que más está apoyando el proyecto desde el otro lado, siempre que compongo o produzco un tema se lo envío y él me dice por dónde debo dirigirme. Creo mucho en su visión, tiene un gran olfato musical: para mí es un visionario de la música.

Abraham Mateo, en una imagen promocional con motivo de la salida de su disco 'A cámara lenta'. | Sony

Entonces, ¿no te molestan las comparaciones, al menos con él?

Realmente, intento no parecerme a nadie, ser yo. Siempre he ido a mi rollo y siempre he buscado ese sello personal que creo que ahora estamos consiguiendo.

¿El reggaeton ha llegado para quedarse?

En mi caso, sí. Es un género con el que me siento muy identificado. Con 11 años comencé a componer canciones de reggaeton y latinas, de alguna manera lo llevo en la sangre y es muy fácil de bailar. Me encantan las 'córeos', siento que es una de las cosas que me distinguen de otros artistas. El reggaeton que aparece en 'A cámara lenta’ está fusionado con pop y tiene toques de flamenco que le dado mucha personalidad.

¿Qué dejaste atrás cuando te quitaste la gorra?

Un montón de cosas: he madurado como persona y artista, y esto se nota mucho en este disco. Han cambiado cosas físicamente e interiormente. ¡Ya me afeito! (Risas) Es lo que hay, la pubertad.

¿Y qué tal llevas esta fase?

Bien. Mi madre lo lleva peor que yo porque ella sufre más. Me ve más mayor, tú sabes, las cosas que le dan a las madres...

La cara más rebelde de Abraham Mateo. | Sony

¿La fama es triunfo?

No, pienso que el éxito es diferente a la fama. Yo prefiero tener éxito a tener fama. El éxito hace que te sientas orgulloso de lo que estás haciendo. Yo lo sentí desde hace mucho. Cuando me llega un mensaje de mi abuela, de mi abuelo, de mis tíos, de mis primos y me dicen: "Oye, que te veo en la tele, que lo estás haciendo muy bien", eso es de verdad lo que a mí me hace sentirme orgulloso y me recarga las pilas.

¿Sigues manteniendo el contacto con tus amigos de la infancia?

Si te digo la verdad me gustaría mantener más el contacto con ellos. Desafortunadamente, desde que empecé a viajar tanto, perdí el contacto con muchos de ellos.

¿Qué podías hacer con ellos, por ejemplo, que no puedes hacer con tus nuevas amistades?

Solía ir al cine con mis amigos de antes, es una de las cosas que me faltan porque con mi equipo nuevo hacemos muchas cosas, viajamos, lo pasamos muy bien pero quizá faltan esos momentos de juntarnos y salir por ahí.

El romanticismo es uno de los sellos en tu música. ¿Cómo se mueve Abraham Mateo en una industria tan poco romántica?

¿Poco romántica? Si es así, no me he dado cuenta. Todo lo que hemos hecho mi equipo y yo lo hemos hecho con muchísima pasión y siempre me han tratado mu bien, he sido el niño mimado de la compañía hasta ahora, quizá porque empecé muy joven. Otra cosa es mantener una relación…

¿Las giras están reñidas con el amor?

Tener una relación, eso sí que es complicado. Lo he intentado pero cuesta mucho. Uno está todo el rato viajando, las diferencias horarias son pesadas… Pero lo que tenga que venir, llegará.

Abraham Mateo, en un retrato de su campaña de promoción de 'A cámara lenta'. | Instagram / @abrahammateo

¿Uno teme a veces quien se le acerca lo haga por interés?

Cuando llega alguien por interés, se nota, pero siempre intento rodearme de gente que me aporte cosas positivas, que me den amor y que me ayuden a olvidarme de todo e intento no pensar en cosas como esa, como el interés, que es una de las cosas más tristes que tiene este mundo.

¿Qué prendas inspiran tu look urbano?

Suelo vestir mucho de Dolce & Gabbana; estos tenis que llevo son de Alexander McQueen... Me gusta mucho Valentino, Antony Morato... y me gusta experimentar con mi ropa. 

Abraham Mateo, el 'nuevo Enrique Iglesias' en USA. | Sony

En tus córeos se te ve siempre muy en forma. 

Me cuido bastante, tengo un entrenador personal que, cuando estoy en Madrid, viene a casa o yo voy al gimnasio con él, y cuando no estoy en casa, hacemos Skype con el móvil y empiezo a seguir sus instrucciones. Así me mantengo en forma.

'Bro', ¿el 'spanglish' es el idioma del futuro?

El 'spanglish' es el idioma del presente, ahora mismo todo el mundo está hablando así. Estoy viviendo en Miami e igual te sueltan una palabra en inglés que en español. Al principio te quedas un poco así, es un impacto cerebral muy raro pero, sí, es el idioma del presente y del futuro. 

Relacionados