¿Cuál de estas ensaladas es más saludable? | etorres69 / ISTOCK

¿Sabías que una de estas ensaladas engorda más que una hamburguesa? Y hay más verdades nutricionales sorprendentes

Un libro desvela verdades alimenticias probadas e inesperadas (y muy útiles para comer bien). 

Clara Hernández | Woman.es

¿Sabías que el plátano no engorda? ¿O que el yogur y la mermelada 0% de azúcar sí tienen azúcar? ¿Te habías planteado que una ensalada César aporta más calorías que una hamburguesa?

Así comienza la presentación de  'Comer bien es fácil si sabes cómo' (Planeta), el libro que acaban de publicar Luis A. Zamora, nutricionista del programa 'Más vale tarde' de La Sexta, y el periodista Alberto Herrera. Y que no solo nos guía, de forma sencilla, hacia los buenos hábitos alimenticios, dejando que conozcamos un poco más nuestro cuerpo, descifrando etiquetas de productos, advirtiéndonos qué debemos evitar (por ejemplo, los nombres acabados en -osa) o facilitándonos menús y recetas fáciles que nos ayuden a poner en práctica todo lo aprendido (¿qué tal, por ejemplo, darnos un capricho de 'brownie de alubias' que, atención, sí lleva chocolate, porque la mayoría de las cosas, lejos de erradicarlas, solo hay que moderarlas?).  

Luis A. Zamora y Alberto Herrera, autores del libro 'Comer bien es fácil si sabes cómo'. | Planeta

Pero, además, el libro revela la verdad sobre bulos y creencias equivocadas en cuanto a la alimentación que, seguro, te van a sorprender. Y, en ocasiones, te van a alegrar (en otras, no tanto).

Seleccionamos, de entre muchas, cinco verdades que deberías saber y que nos han descubierto los autores. Y que nos han dejado, literalmente, con la boca abierta: 

1. Una ensalada César puede engordar más que una hamburguesa. ¿Cómo te quedas?
Ya sabes de qué ensalada estamos hablando: aquella que además de una salsa que es una "auténtica bomba nutricional", incluye bacon, carne y pan fritos. Mientras una ración puede aportar 625 kilocalorías, una hamburguesa con queso son 480 kcal. Además, la primera tiene más grasa saturada (10 g frente a 6,1 g) y más sal (3,5 g frente a 1,3). 

Portada del libro 'Comer bien es fácil si sabes cómo', con prólogo de Mamen Mendizábal. | Planeta

2. El plátano no engorda más que una naranja
El plátano "ha sido demonizado", afirman con rotundidad los autores, unos grandes defensores de esta fruta que, subrayan, apenas supera las kilocalorías de una naranja o una manzana. Además, aporta menos grasa que las anteriores y es una gran fuente de vitamina B (1,5 plátanos proporcionan la misma cantidad de esta vitamina que una fabada entera), potasio (como 20 nueces) y fibra. 

3. ¿Un vaso de agua con limón en ayunas? ¡Cuidado!
Seguro que conoces muchas dietas que incluyen un vaso de agua con limón nada más levantarte y le atribuyen un efecto detox. Pues bien, los expertos desaconsejan hacerlo con esa frecuencia porque "es un producto ácido" (puede añadir el riesgo de sufrir acidez de estómago), no sustituye a una pieza de fruta (nos estaríamos perdiendo la fibra de esta) y erosiona el esmalte dental. A su favor, señalan que se trata de una bebida hidratante, antioxidante y aporta vitaminas C y del grupo B. 

4. Una cerveza con limón equivale a comerse una pierna de cordero
No solo su ingesta introduce en nuestro organismo las mismas kilocalorías que una pierna de cordero o algo más que media barra de pan. Además, "su cantidad de nutrientes es tan pequeña que necesitaríamos beber grandes cantidades para que su aporte jugara algún papel en nuestra alimentación", explica uno de los apartados de 'Cómer bien es fácil si sabes cómo". Aunque no la elimines de tu dieta, sí merece la pena reducir su consumo. 

5. ¿Quién se atreve a cuestionar la quinoa y el aguacate?
En los últimos años, el aguacate y la quinoa han adquirido categoría de 'superalimentos' por varios nutricionistas que han destacado su alto grado de ácido oleico (en el caso del primero) y su aporte de proteínas (la quinoa). Los autores de 'Comer bien es fácil si sabes cómo' no cuestionan estos datos, pero sí aseguran que existen alimentos de cercanía, de temporada y mucho más baratos que aportan los mismos nutrientes, como el aceite de oliva virgen extra o las lentejas. El hecho de que comas un producto exótico no significa que lo hagas mejor, recalcan.

IMG 3954

El libro también desvela, por ejemplo, si engorda más una copa de vino que una caña de cerveza, si es recomendable beber más de dos litros de agua al día, si las galletas son tan malas como las pintan y si es posible llevar una buena relación con el pan. ¿Tú qué crees?