Marta Botía (izda.) y Virginia Mos son el dueto Ella Baila Sola en 2018. | Jorge Brichette Uncal

Ella baila sola: "Mucho de lo que se dijo al separarnos en 2001 son leyendas urbanas"

Ella baila sola vuelve de nuevo con nuevo disco, nuevos temas, Marta Botía (la componente rubia) y una nueva componente morena: Virginia Mos. Hablamos con las integrantes del dueto. 

Clara Hernández | Woman.es

Ella baila sola, el dueto fundado por Marta Botía y Marilia Andrés que arrasó a finales de los noventa con sus canciones interpretadas a dos voces  y que figura entre los 35 nombres más vendedores de la historia musical española, regresa dispuesto a ofrecernos nuevas aventuras. Hay novedades: un disco con temas inéditos que estará listo a finales de enero (y del que yaya tenemos un adelanto, '´Voy') y una nueva componente, Virginia Mos, que acompaña a Marta y sustituye a Marilia. 

Hablamos con las dos integrantes sobre este Ella baila sola actual, así como sobre pasado, presente y futuro, las letras que emocionan, las mentiras, la pasión y, cómo no, unos secretos de belleza muy interesantes. 

Ella baila sola regresa. ¿Le quedaba al dueto mucho por hacer y decir cuando se separó?

Marta Botía: La idea de regresar fue mía, quería recuperar el grupo, su magia, sus canciones... Creo que hay todavía un espacio que  nadie ha adquirido en la música y que nos pertenecía, y quería estar en ese hueco, con las dos voces armonizando y con letras interesantes que te hagan reaccionar. Echaba mucho de menos nuestro tipo de música y, aunque he hecho cosas en solitario, me gusta viajar con una compañera, compartir escenario. Dije, ¡es el momento!

Marta Botía y Virginia Mos lanzarán el nuevo disco de Ella baila sola en los primeros meses de 2019. | Jorge Brichette Uncal

Y encontraste nueva compañera, Virginia Mos. 

Marta Botía: Hice un casting en la sombra. Ella no sabía que nadie la estaba buscando. Estuve viendo viendo vídeos de mucha gente y cuando llegué a ella, se paró la búsqueda. Es perfecta. Y es un amor.

Y, además, es morena. 

Marta Botía: Es verdad, es morena, que es importante.

¿Y si no lo hubiera sido?

Virginia Mos: ¡Nos teñimos! (Risas).
Marta Botía: Menos mal que no ha hecho falta. Puede ser una bobada y puede sonar un poco superficial, pero este grupo es lo que es, una rubia y una morena.

¿Qué hacías antes de estar en Ella baila sola, Virginia? 

Virginia Mos: He hecho de todo. Siempre estás buscando tu hueco en el mundo de la música, he sido muy perseverante, nunca me he rendido ante un "no" en un casting. He trabajado en musicales, he estado en solitario, he formado parte de diferentes formaciones y bandas... pero nada tan grande como Ella baila sola.

¿Y cómo se afronta algo así? 

Virginia Mos: Es una responsabilidad grande porque es un grupo que ha tenido muchísima trayectoria y ha sido un referente para mí y para todo el mundo. Por otro lado, estoy muy confiada de lo que puedo aportar, estoy encantada de trabajar con Marta y de pertenecer a Ella baila sola, ¡qué te voy a contar! Es muy bonito. 

Nada más conoceros, os fuisteis de gira. ¿Mucho vértigo?

Marta Botía: Teníamos unos conciertos en Chile y la mejor forma de ver si esto cuajaba, de conocernos, de ver si las voces combinabab, si teníamos química... es una gira porque en la gira siempre te ponen un montón de obstáculos y puedes ver si te llevas bien, si las voces suenan bonitas en los conciertos, si a la gente le gusta. Y fue en vivo y en directo. Y todo un 10, 10, 10... ¡Virginia aprobó con nota!  

Esta nueva etapa de Ella baila sola, ¿cómo baila?

Marta y Virginia: En lo esencial es lo mismo: las dos voces, las armonías, las letras (importantísimas), el juego... pero le hemos dado un lavado de cara a la producción. Queríamos que que sonara actual. Queríamos que siguiera siendo una música entrañable, que te puedes poner para todo, pero entrañable de 2018. 

¿Y cómo lo habéis hecho?

Marta Botía: He quitado mucha, mucha, mucha guitarra eléctrica. Es un sonido que me resulta muy anticuado. Entonces, ¡zas! nos hemos cargado una gran parte. 

El dueto musical Ella baila sola, listo para afrontar una nueva etapa.  | Jorge Brichette Uncal

¿Y con qué lo habéis sustituido?

Marta Botía: Por otros sonidos modernos que suenan más divertidos. En este disco vas a encontrar mandolina, quena, que es una flauta andina... Son instrumentos que nos apetecían mucho y no suelen encontrarse con frecuencia. En Perú, Chile... hemos conocido músicas bellísimas y las hemos hecho nuestras y las hemos incorporado para no tener siempre los ojos en el mismo sitio. Por lo demás, a mí me recuerda mucho al primer disco de Ella baila sola. 
Virginia Mos: Es un single detrás de otro, con variedad: hay una canción para cada estado de ánimo. 
Marta Botía: Y sus letras pueden provocar una reacción, tocarte por dentro. 

¿De qué hablan?

Marta Botía: EBS siempre ha abanderado la idea de que el desamor no es tan grave. ¿Qué tú no me quieres? Pues no pasa nada, a otra cosa. Es divertido poner un poco de humor a esos momentos trágicos en los que parece que te vas a hundir y solo quieres meterte en la cama. Hay humor y sátira. También está la canción de 'El ascensor' sobre esas cosas que haces cuando nadie te mira y eres feliz y bailas frente al espejo. Y sobre las etiquetas, a las que odio mucho: están los 'nerds', los populares... ¡me ponen enferma! Esto me inspiró una canción sobre ser diferente. Ser diferente es bueno, no quieras ser como todo el mundo, todo el mundo está cogido. Es sano. 

Otoño y estampados con Ella baila sola.  | Jorge Brichette Uncal

Una mirada al pasado. ¿Cómo recuerdas aquella primera etapa de Ella baila sola?

Marta Botía: Lo recuerdo con mucho cariño. Yo era muy joven, todo era nuevo, novedad, novedad, novedad.... Y ahora todo es experiencia, experiencia… Me gusta también verlo desde esta última perspectiva, más tranquila, me gusta este mundo pese a que lo conozco muy bien. Y que tiene cosas muy bonitas pero, también, muy arriesgadas y lleno de altibajos. 

Se dijeron muchas cosas cuando dijisteis adiós en 2001. Se dijo que tú y Marilia no os soportabais y que esa era la razón de la ruptura. ¿Cuáles son las verdades y las mentiras?

Marta Botía: La verdad es que no pasó nada. Nada. Nosotras queríamos tomarnos un descanso, habíamos estado juntas todo el día durante seis o siete años. ¿Que a veces no estábamos de acuerdo en algo? Pues como puede pasarme con mi madre y la quiero más que nada en este mundo. A veces trabajas con alguien y hay cosas en las que estás de acuerdo y otras, en las que no. Esa es la verdad. La mentira es todo lo demás.

Entonces, ¿aquello es más parte de una leyenda urbana?

Es fácil que se formen rumores, leyendas urbanas... Mucho de lo que se dijo en 2001 son eso. Creo que especialmente cuando el grupo es de chicas se suelen decir estas tonterías.  Seguramente a Héroes del Silencio no les preguntaron si se separaban porque les gustaba la misma chica, por ejemplo, a nadie se le ocurre decir esa bobada. Pero a nosotras... no sabían cómo meternos el dedo en el ojo. Fue una noticia que no era noticia. No había. La única noticia era que nos separábamos pero nos separamos porque sí, porque nos dio la gana. 

¿Marilia se ha planteado alguno vez volver a Ella Baila sola?

Marta Botía: No. Marilia sigue en la música, tiene disco en solitario, está tocando, ahora creo que está en México. Hace mucho que no hablamos.

Virginia Mos (izda.) y Marta Botía de Ella baila sola, durante la entrevista con Woman.es. | Jorge Brichette Uncal

Marta, creo que vives en Nueva York. ¿Hará este proyecto que te mudes a Madrid? 

Marta Botía: Ojalá. Pero por ahora sería un poco complicado, tengo niños pequeñitos y sería un lío sacarlos de su colegio, de sus amigos. Ahora tienen pasaporte de todos los colores, de todos los países, tienen todas la puertas del mundo abiertas. Qué felicidad.

¿Y tú?

Marta Botía: Yo muy bien, tranquilísima, nada que ver con el estrés que dicen que es Nueva York. Para mí, Nueva York es casa, niños, paella (risas). Y tengo mi vida pero todo es muy tranquilo, muy bucólico. Me estreso muy poco y me enfado muy poco.

Os veo estupendas. ¿Cómo os cuidáis?

Virginia: Como bien y voy al gimnasio... prácticamente todos los días. Me gusta mucho hacer deporte. Y me ha dado por bailar bachata. También paseo mucho: tengo una perrita y me pego unos paseos por el campo alucinantes. Y el secreto también es estar feliz, si no lo eres, se te cae la piel. 
Marta: Yo no voy al gimnasio. Alguna vez he ido a correr.  

¿Un cosmético indispensable y un truco de belleza?
Marta Botía:
Me parece importantísimo el rímel porque los labios, si no tienes un labial a mano, en un momento dado te los muerdes y se te quedan rojitos, infladitos, para unas prisas, para una foto. Si no te das colorete, te das dos tortas (flojas) y se te queda, pero los ojos no hay manera de hacerlos alegres y abiertos si no es con rímel. Me parece fundamental, siempre tiene que estar. Y una cosa que me gusta es perfilarme bien los labios. Hay mucha gente que se los perfila demasiado pequeños, o torcidos... Hay que tomarse su tiempo. Yo creo que ya lo sé hacer con los labios cerrados. Y marca la diferencia. 

Una duda que siempre hemos tenido mis amigas y yo. ¿Quién hacía y quién hace la voz baja y quién la voz alta?

Marta y Virginia: No lo sabemos ni nosotras. Va cambiando. De hecho, nos hemos confundido nosotras mismas, nos escuchamos y preguntamos; ¿esta voz de quién es? ¿Tú hacías la alta o la baja? En la primera etapa también era así: las voces estaban unidas quirúrgicamente, con agua caliente. Podía ser de otra manera, pero son melodías entrelazadas para que empasten en armonía. 

Última pregunta, ¿qué os pareció la actuación de las Marta y Marilia de OT, que cantaron uno de los hits de Ella baila sola?

Marta Botía: Nos hizo mucha ilusión, me encantó, fue un honor que todavía se acordasen de esa canción y que la trabajasen con tanto cariño. Son unos niñas tan jovencitas que seguramente no la vivieron tanto y el trabajo que pusieron me pareció conmovedor, un detalle precioso. Ellas lo interpretaron muy bien y muy tierno, me encantó su dulzura, fue un guiño precioso al grupo. 

Relacionados

-->