Disney

Los duques de Camdridge y su cinematográfica cita ¡con Cruella de Vil!

La oscarizada actriz Emma Stone, quien da vida a una joven Cruella de Vil en la nueva cinta de la factoría Disney, ha querido dar explicaciones a los royals acerca de algunas escenas de acción que protagoniza en la película, que fueron grabadas a muy pocos metros del palacio de Buckingham.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

La actriz Emma Stone ha conocido personalmente a los duques de Cambridge, el príncipe Guillermo y Kate Middleton, esta misma semana y todo ello gracias a una videollamada realizada a través de la aplicación Zoom, que aunque hace poco más de un año nos sonase totalmente extraña, hoy uno de los programas que más popular se ha vuelto durante este período dominado por la pandemia del coronavirus y la distancia social que ha impuesto en todo el planeta.

El motivo de este encuentro virtual va ligado al inminente estreno de 'Cruella', la película de Disney que narra los orígenes de la estilosa villana del clásico '101 Dálmatas', y por supuesto a toda esa maquinaria promocional que ya ha desplegado la multinacional para que nadie se pierda a la oscarizada intérprete siguiendo los pasos de Angelina Jolie, quien dio vida a 'Maléfica' en dos cintas recientes de la factoría, a la hora de reinventar a las clásicas villanas de los cuentos dándoles mucha más profundidad y realismo a los personajes.


En el caso de Emma Stone y su joven Cruella de Vil, una de las escenas más llamativas que ambas protagonizan en el esperado filme implica circular a toda velocidad en moto por las calles de Londres. En un momento concreto de la secuencia, Cruella recorre la emblemática avenida que desemboca en el palacio de Buckingham, The Mall, al tiempo que siembra el terror a su paso, lo que ha obligado a Emma a dar explicaciones al nieto de Isabel II y a la duquesa a cuenta de su 'imprudencia' como conductora.

"Llegamos a estar enfrente del palacio de Buckingham. Tenía que moverme en motocicleta por el Mall", les ha recordado la artista en la videollamada. "Deberíamos haberte parado, Emma, era algo muy peligroso", ha bromeado Guillermo en su respuesta. "Lo sé, pero al final me salí con la mía. Fue una locura, la verdad, porque además llevaba un vestido muy surrealista", ha añadido la intérprete sobre la impactante estampa que se desprendió de esa jornada de rodaje.