Douglas Kennedy: el escritor del alma femenina

Celebra el Día Internacional de la mujer (mañana) con “La vida empieza hoy”, el nuevo trabajo de este autor, referente mundial en la literatura para mujeres.

Eshter Aguado

En Reino Unido, Estados Unidos y Francia, hablar de Douglas Kennedy es sinónimo de best-seller. A sus 59 años, este escritor americano ha vendido más de ocho millones de ejemplares en todo el mundo y su nueva novela, “La vida empieza hoy” (Planeta) que habla de segundas oportunidades y de cómo un encuentro amoroso puede hacer renacer dos almas solitarias, promete.

Laura es una mujer sencilla, trabaja en un hospital como operadora de radiología, cuando su auténtico sueño hubiera sido ser médico. Está casada con Dan, viven en un pueblecito de Maine y tiene dos hijos. Pero los tiempos están siendo complicados desde que su marido perdió el trabajo hace más de dos años. Todo cambia cuando debe asistir a un congreso: allí conoce a Richard y entonces se da cuenta de que todo aquello en lo que creía, aquello que constituía los cimientos su vida va a cambiar para siempre a sus 40 años.

No es una historia de amor al uso con final feliz, si no un relato que explica que hacer un cambio de vida es posible si te lo propones y, sobre todo, que nunca es tarde para dar este paso.

Usted escribe que “todos somos producto de nuestros orígenes”. ¿Cuáles fueron los suyos?
Mis padres no vivieron un matrimonio feliz, al contrario. Ahí comprendí que la vida en pareja es una lucha permanente. Crecí en medio de sus peleas, pero eso no me marcó sólo negativamente, sino que me lanzaron a ser independiente desde muy joven. Instalado en Nueva York, frecuenté las bibliotecas, los museos, los teatros, los cines y los clubes de jazz...

¿Qué respuestas aporta su novela?
Todas mis novelas encierran, sobre todo, preguntas. Y esta última tiene dos palabras clave: primero, “cambiar”, el verbo más complicado de aplicar. Segundo, “elección”, porque todo es cuestión de elección y no de destino. Uno cree a veces que su vida es triste y que no puede hacer nada, pero no es cierto, siempre tenemos elección. Con mucha pérdida, yo mismo he cambiado un montón de cosas en mi vida personal y profesional. Escribí esta novela después de mi divorcio, una etapa horrible, después de 25 años de matrimonio. Aunque no es un trabajo autobiográfico, tiene detalles. ¿Por qué he estado tanto tiempo casado si era infeliz? Cambiar cuesta tanto… Pero sentirse solo en un matrimonio es un dolor inútil. La batalla existencial más grande está en uno mismo.

¿Qué es el amor verdadero?
¿Existe? Algunas relaciones durante seis semanas, otras seis meses y otras sesenta años. El amor consiste en una lucha consigo mismo y con tu pareja. Al principio, el camino es fácil y magnífico. Llega entonces un camión cargado de maletas. Si pesan demasiado, entierran a la pareja. El amor verdadero puede existir y durar, pero evoluciona y no casa nada con el día a día.

¿Por qué el amor y la felicidad provocan miedo?
Hacer frente a la felicidad es todavía más terrorífico si uno ha vivido en un clima de infelicidad. Yo siempre le digo a mi hija de 17 años que uno es responsable de su propia felicidad. Las mujeres son más valiente que los hombres: en el 70% de los casos son ellas las que piden el divorcio. Raras son las veces en las que un hombre pone fin a su matrimonio para encontrar la paz o la felicidad. Ellos lo hacen para irse con otra mujer. El amor nos vuelve vulnerables.