La actriz Ana Fernández, una de las protagonista de la cinta de terror 'Voces' | Jaime Massieu

Diez cosas que aterran a Ana Fernández

 La actriz estrena 'Voces', una historia de terror sobre psicofonías que promete... no en vano su director, Ángel Gómez, ha ganado más de 50 premios internacionales con su corto 'Behind'. Un maestro.

Ester Aguado

La actriz está, por fin, de vacaciones. Y feliz. Después de trabajar durante cuatro intensos años en 'Las chicas del cable' (Netflix) y de rodar una colaboración en Barcelona ('Chavalas', la ópera prima de la directora Carol Rodríguez Colás), la madrileña presenta ahora su último trabajo, una película de terror clásico, claustrofóbica y profundamente perturbadora, que protagoniza junto a Rodolfo Sancho y Belén Fabra, centrada en una familia y en el poder sugestivo de las psicofonías. Le preguntamos por sus mayores temores...

1. LAS PELIS DE TERROR: "Soy bastante fan del género. Desde siempre, en mi familia nos ha gustado mucho ir al cine todos juntos a ver los estrenos de películas de miedo y por eso me hizo especial ilusión cuando me llamaron para hacer el papel de Ruth y participar en el primer largometraje de Ángel, que es aterrador. ¿Otras cintas que me hayan gustado? 'Expediente Warren: el caso Enfield' y, por supuesto, 'El resplandor'".

2. EL GUIÓN DE 'VOCES': "Cuando lo leí, hay pasajes en los que mueres de miedo. No debería decir esto, pero ante un buen guión, que se quiten las imágenes (risas). Cuando lees es cuando empleas tu imaginación y lo recreas de una manera muy determinada, a tu medida. En cambio, el rodaje se convierte ya en un ejercicio mucho más técnico, con mucha gente alrededor… pasa a ser más un juego y no da nada de miedo, claro".

Ana, en el papel de Ruth en 'Voces', investigando las psicofonías. | Manuel Fiestas Moreno

3. NO SER CREÍBLE: "Cuesta mucho imaginarse un espíritu o un fantasma a la hora de actuar… Es un género en el que tienes que emplear mucho más tu imaginación, porque los espíritus, los ruidos, las imágenes no están presentes, se ponen después en postproducción… Así que hay un punto de juego como si tuvieras 5 años y te entretuvieras pensando que ahí detrás hay algo... es muy divertido. Dentro de nuestra profesión, siempre tenemos que imaginar, pues el terror te da más ingredientes todavía para jugar".

4. LOS ESPÍRITUS: "Bueno, yo creo en las energías y no me gusta ponerle nombre, porque es algo muy personal, que depende de las cosas que hayas o no vivido, de lo que hayas experimentado, de cómo tengas la antena de abierta o de cerrada y como respeto tanto este tema, no me gusta meterme a jugar con cosas como la oüija, no tengo ningún interés ni creo que lo tenga nunca. He podido vivir alguna experiencia paranormal, pero siempre bonita. Nunca me ha pasado nada feo, así que no quiero jugar con fuego".

5. LOS RUIDOS: "Soy valiente, pero también coherente y muy racional. Si escucho el ruido una vez, no me mosqueo y le encuentro una explicación terrenal: un viento, una madera, un bicho… pero si lo escucho ya más veces, igual cojo el coche, meto a mis perros y al churri y me piro a casa de mi madre. No iría a averiguarlo yo sola con una linterna (risas)".

6. LOS TRASTORNADOS: "Dentro del terror, mi peor enemigo no sería un zombie o un fantasma, sino un loco tipo Freddy Krueger. A los trastornados te los tienes que comer con patatas porque son reales, no te sirve de nada invocar algo… Y luego los espíritus me dan bastante miedo: igual que hay personas buenas y malas, con los espíritus y su energía pasa lo mismo… me dan más miedo que los zombies, de los que no soy muy fan. Y también me aterrorizan los murciélagos... sobre todo si se te enganchan al pelo".

7. PERDER EL CONTROL: "En la vida real, me aterroriza la pérdida de control sobre uno mismo, enloquecer, trastornarme hasta perder mi identidad. Me acojonaría tener que pasar por eso o que lo pase alguien de mi familia, de la gente que más quiero".

8. LOS VIRUS: "La pandemia del Covid-19 no la he vivido con miedo, si no con la sensación de estar viviendo un momento dramático, pero histórico. Nuestros abuelos vivieron la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial; nuestros padres, la Transición y nosotros no habíamos vivido nada tan grande… algunas crisis económicas, pero no algo que nos hubiera hecho replantearnos tantas cosas. Yo, que soy una fanática de la historia, creo que lo que somos ahora tiene que ver mucho con nuestro pasado: durante años hemos vivido guerras con violencia (Irak, Afganistán, Siria) y ahora hay un nuevo tipo de desgracia que son los virus, como ya anticipó muchísima gente. Hay muchas teorías de la conspiración –que si les sale más barato soltar virus que las guerras, que si así se quitan de en medio a los débiles-… Así que lo he vivido como un momento histórico que, dentro de muchos años, se estudiará en los libros como uno de los acontecimientos importantes de la humanidad. Y te entra un punto de nerviosismo: esto se lo tendré que contar a mis nietos, porque hemos sido partícipes de algo terrible, que quedará escrito para siempre".

9. EL FUTURO: "Desde que una decide ser actriz va de la mano esa incertidumbre, esa inestabilidad. Quizás eso también hace que te reinventes y que explotes tus capacidades artísticas y creativas. Cada trabajo es un proyecto diferente, en una productora diferente, con un equipo diferente… Esa sensación de qué pasará va a estar siempre contigo y la tienes que llevar de la mejor manera posible. Por eso tenemos la capacidad de reinventarnos, de cambiar de personaje, probar diferentes géneros y formatos (cine, tele, teatro)… Somos muy nómadas y sabemos adaptarnos. Incluso he probado como cantante (sacó un tema 'Marzo en febrero', junto a su chico, Adrián Roma, del grupo Marlon), con todo el respeto del mundo, porque sé lo que cuesta, el esfuerzo y lo jodido que es sacarla adelante, así que no me gusta jugar con ella. La mayoría de los actores sabemos cantar, mejor o peor, porque trabajamos con nuestra voz. Tengo compañeras que han sacado hasta discos… si no me llaman para actuar, siempre tengo esa opción (risas)".

Ana Fernández y Roberto Sancho atienden al director de 'Voces', Ángel Gómez. | Simón Picazo

10. UN REBROTE: "En cuanto salimos del confinamiento grabé ‘Chavalas’, una colaboración que me ofreció el productor y yo encantada. Para finales de año y 2021 hay proyectos muy interesantes, pero la gente tiene miedo de que nos vuelvan a confinar en octubre, a ver cómo va el tema… Ni ellos lo tienen orquestado del todo. Tampoco tengo la necesidad de ponerme ahora mismo a rodar: han sido 4 años con 'Las chicas del cable' y después vino el rodaje de 'Voces' y ahora la colaboración y ya tenía gana de parar un par de meses tranquila, sin que sea algo obligado, sino una decisión meditada... ¡que la vida también está para vivirla!

Y eso, nunca debería darnos miedo, ¿verdad?

Los actores Ana Fernández y Ramón Barea, compañeros en 'Voces', la peli de terror de verano. | Manuel Fiestas Moreno

 

Relacionados