Ikea propone una habitación infantil a todo color y con muebles a su medida.  | D.R.

Habitaciones infantiles: cómo decorar (bien) el dormitorio de tu hijo

Cuarto de estudio, dormitorio, sala de juegos, lugar de escape... todo lo que debes tener en cuenta para decorar (con la aprobación de la generación Z) la habitación de los niños. 

Goito Paradelo |Woman.es

Nuestros hijos no son demasiado exigentes cuando les preguntamos sobre cómo le gustaría que fuera la decoración de su habitación. Es un término que les pilla demasiado lejos y no terminan por focalizarlo adecuadamente. Sin embargo, y aunque parezca mentira, sí que saben que lo más importante para que su cuarto sea un poco especial debe reunir una serie de aspecto básicos. Estas son las premisas que hemos encontrado en sus opiniones.

Los colores pastel, como este azul de Ikea, son ideales para las habitaciones infantiles.  | D.R.

- Practicidad

Es el paradigma imprescindible para ellos. Reunir en un mismo espacio cuarto de estudio, dormitorio y lugar de escape cuando no quieren estar rodeados de adultos. Por eso es importante concebir en un mismo ambiente todos estos requisitos. Sobre todo porque finalmente aquella habitación del fondo del pasillo se convierte en su guarida especial. No necesitan demasiado mobiliario; por encima de todo, es imprescindible que sea un escondite agradable y acogedor, y que no esté repleto de elementos. Las literas son una buena opción, una cama pequeña combinada con un espacio para hacer las tareas facilitará mucho más ese momento de estudio y una iluminación pensada para que, además de ofrecer una luz correcta, resulte decorativa, es fetén.

Papeles de pared para la habitación de tus hijos, de 'Papeles de los 70'. | D.R.

- Colorido

Es un factor que convierte espacios anodinos en verdaderos refugios. Las paredes y el suelo deben conseguir una unidad de color que no sea muy llamativa. Los colores suaves y de la gama pastel funcionan mejor. Lo mismo en pinturas que en texturas de papel pintado. Contribuyen, muchas veces sin ser conscientes de ello, a que la estabilidad emocional y de esfuerzo fluyan en la mejor línea posible. Una habitación llena de colores estridentes provocará desequilibrio y rechazo sin ser muy conscientes. Tejidos igual de engamados para los textiles de la cama y el suelo, y los tapizados de los asientos si los hubiera, aúnan este concepto. Las nuevas propuestas de Valentine, en tonos tostados y suaves pasteles en azul para las pinturas en paredes y suelos, te ayudarán sin problema. Y en cuestión de papeles, la marca Papeles de los 70 tienen sugerencias, como los modelos 'Kids Foxes' y 'Dotty', muy bien actualizados.

Muebles de madera para niños, de Skagerak. | D.R.

- Mobiliario:

Ya que no deja de ser una estancia a su medida, opta por piezas útiles y divertidas. Las cajoneras cúbicas de la colección 'Componibile' de Kartell, editadas ahora en material ecológico y tonos suaves y frescos, le ayudarán a mantener el orden. Lo mismo ocurre con la idea de la firma Skagerak, que incorpora bancadas de madera trabajadas artesanalmente a estos espacios para hacerlos más informales. En la imagen, la pizarra en la pared se convierte en el foco de atención de esa pieza. Pero si hay alguien que fusiona a la perfección ideas + economía de precio, Ikea no tiene rival. Su oferta, pensada a milímetro, consigue fórmulas muy bien armonizadas para que sus muebles, cajoneras, lámparas y textiles luzcan mejor que nunca. Y qué decir de la luz. La colección de lámparas 'Miami', diseñada por Elena Salmistraro para Torremato, funciona como punto lumínico perfecto en el que se mezcla diseño de calidad y juego de colores.

Lámparas 'Miami', de Torremato y cajoneras 'Componibile', de Kartell. | D.R.

Goito Paradelo es editor de la revista 'online' Material Soul.

Relacionados