El cantante y youtuber David Rees fundió las redes con su tema 'De ellos aprendí', con 132 millones de visitas. | Warner Music

Pon un David Rees en tu vida

El popular chico del ukelele que tanto bien nos ha hecho en Youtube -con casi 2 millones de suscriptores y 132 millones visitas- triunfa con su primer disco 'Amarillo'. Buenrrollismo.

Ester Aguado|Woman.es

He de reconocer que su nombre me decía poco... pero en cuanto le busqué en Youtube... ¡aluciné! Mis hijos llevaban cantando su mashup de Disney ('De ellos aprendí') meses. A sus 23 años, este cantante español de raíces británicas (sus padres son misioneros ingleses) suma más de 132 millones de views y 2 millones de seguidores en redes sociales. Él es como su música: muy happy. Un chico encantador.

¿Cómo te llamo David con acento inglés o el David español de toda la vida?

¡Como tú quieras! Todo el mundo me llama David en español, salvo mis amigos de la infancia, que me llaman David en inglés. Mis padres son ingleses... yo soy el más español de la familia. Bueno, el único (risas).

¿Pero qué tienes de inglés?

Bueno, mi pasaporte es británico y la también cultura que yo he vivido en casa. Aunque, claro, mis padres llevan más de 20 años viviendo aquí, así que hay mucha mezcla. Ellos son misioneros protestantes y trabajan para una ONG y, aunque nunca se han dedicado profesionalmente a la música, tocan instrumentos y siempre hemos tenido un piano y una guitarra en casa.

Eres multidisciplinar: compositor, cantante, músico, escritor, youtuber, director de videoclips... ¿en qué faceta te sientes más a gusto?

No lo sé... yo diría que en todas. Me gusta tener el control creativo de todo lo que hago y expresarme a través de diferentes campos. Quizás, la faceta más importante sea la de la música, porque me ha acompañado desde que soy pequeño. Pero dirigir mis vídeos me divierte también mucho.

La mayoría de tu público es adolescente... ¿crees que con la salida del disco cambiará eso?

No sé hacia dónde irá mi música... sí que es verdad que he cantado en muchos colegios y todos los niños se saben las canciones, pero en diciembre pasado canté en el Arenal Sound y la gente de 40 años también se las sabían. Siento que es contenido para todos los públicos y yo no me dirijo a nadie en concreto cuando las compongo. Supongo que con el disco llegaré a un público más adulto. 

'Amarillo' es el primer disco de David Rees, nº1 en ventas en España. | Warner Music

¿Por qué 'Amarillo' para tu álbum de debut?

Pues tiene que ver mucho con el girasol, que es un símbolo con el que yo me he identificado muchísimo, lo he llevado por bandera. Es una flor que siempre busca luz y el tema de pedir ayuda y encontrar luz en situaciones complicadas me parece algo muy guay. Conceptualmente, tenía mucho sentido que mi primer trabajo se llamara así.

Acostumbrado a editarte tus propios temas y vídeos en Youtube, ¿cómo has llevado el fichaje y el control de una discográfica como Warner?

Pues siento que mis alas ahora son más grandes. Si tardé tanto en fichar por una casa de discos era por ese miedo a que me controlasen, a perder libertad creativa, pero no ha sido así: me costó entender que había que trabajar en equipo y confiar profesionalmente en ellos, n podía estar detrás de todo el mundo a ver cómo hacían su trabajo. Ha sido un proceso de aprendizaje, de saber delegar... pero sigo siendo libre creativamente; es algo que no vendería por nada del mundo.

Supongo que tu música habrá hecho mucho bien durante el confinamiento, ¿te lo han comentado en el redes?

A priori, yo no hago música para alegrar a los demás, pero si lo consigo como efecto colateral, guay. Los finales felices me encantan. Yo he sido una montaña rusa en estos meses, pero como soy muy casero y trabajo desde casa, aproveché el tiempo para hacer esas cosas para las que nunca tienes tiempo normalmente: terminar canciones, concretar proyectos...

Vaya, o sea que ver series y leer libros no es lo tuyo...

Me gusta, pero siempre estoy trabajando en mi proyecto: si ya he compuesto la canción, pues me pongo a pensar en cómo haré el vídeo o cómo lo voy a promocionar. Me gusta meter detallitos en cada cosa: por ejemplo, ahora vamos a hacer envíos con el disco y lo hemos personalizado con un sobre de limonada... tonterías así me llevan todo mi tiempo.

Los mashups de canciones de Rees se han hecho virales, con más de 40 millones de reproducciones. | GJB

¿Por qué elegiste un instrumento tan especial como el ukelele, para diferenciarte?

Vino porque a mí me gusta partir siempre de un concepto muy sencillo y transformarlo, es para mí como un reto. Todo empezó porque yo necesitaba expresarme, iba a viajar mucho y a trabajar en campamentos y necesitaba un instrumento pequeño que pudiera meter fácilmente en la mochila. Y a partir de ahí ha ido trayendo a mi vida muchas cosas positivas... Así que este primer disco tenía que girar en torno a ese instrumento. Ha sido todo un reto: demostrar a la gente lo flexible y la cantidad de posibilidades que se pueden hacer con él.

¿Pero no es un instrumento muy limitado?

A ver tiene sólo cuatro cuerdas y un sonido menos fuerte que una guitarra y no estamos acostumbrados a su sonido, a escucharlo en reggaeton o en festivales... pero el reto era quitarle el estigma de instrumento fácil o 'happy' y romper esas barreras creando música más allá. No significa que lo vaya a utilizar en todos mis discos, pero en éste sí que quería mantener la esencia.

¿Qué es lo mejor y lo peor de las redes sociales? Acabas de subir un vídeo tocando un montón de instrumentos para acallar a los 'haters' que se burlaban de que no sabías tocar nada más que el ukelele...

Lo mejor es la ventana al mundo que te dan: ahí puede verte todo el mundo, a tí y a tu trabajo. ¿Lo peor? Los prejuicios en el mundo de la música a los artistas que comenzaron en internet. Hay muchos que empezaron haciendo 'covers' en Instagram o en Youtube, como es mi caso, y a los que les cuesta mucho lograr el reconocimiento. Y trabajamos 24/7, porque el currazo es el mismo dentro y fuera de las redes soeciales.

Ya tienes casi dos millones de suscriptores en Youtube, ¿eso es mucha responsabilidad, te pesa?

Sí, pero la misma que siento en la vida real. Yo soy una persona que se ha educado con una serie de valores muy fuertes y una forma muy concreta de ver la vida y lo respeto al 100% en mis canales y en mis redes sociales. Más que responsabilidad es presión, porque quiero gustar a la gente y creo que eso pasa por ser fiel a mí mismo y a mi música.

El libro del cantautor español de raíces británicas. | Nube de tinta

También has escrito un libro de pequeños relatos ('El chico del ukelele', Nube de Tinta), que muestran tu universo. ¿Te lo propusieron o lo propusiste?

Yo escribo desde que soy adolescente y la editorial vio los poemas que suelo subir a redes y me dijeron que les diera ideas para publicar. Les propuse los relatos y un poemario y al final decidimos que como carta de presentación era mejor una serie de cuentos autobiográficos, sobre mi vida, porque era más inspirador.

¿No te da pudor exponerte tanto? Entre el libro, las canciones... la gente te conoce casi mejor que tú mismo.

A mí nunca me ha costado nada compartir, abrirme a los demás en persona, a mis amigos o a través de redes sociales. Quizás sea mi forma de desahogarme, me gusta vivir la vida de esta forma tan transparente. Me preguntan mucho si no me da reparo compartir lo personal y la verdad es que no. Otra cosa sería hacer público un conflicto grande con otra persona... pero todo lo que tenga que ver conmigo, tanto bueno como malo, me gusta compartirlo. Soy muy abierto.

Has vivido en muchas ciudades españolas (naciste en Málaga, viviste en Cádiz, Badajoz, Salamanca, ahora Madrid), ¿de dónde te sientes?

Yo soy de Zafra (Badajoz), donde he vivido toda mi vida: llegué allí con dos años y hasta que me fui a estudiar a Salamanca (Psicología), allí he estado. Si me preguntas dónde está mi casa, en Badajoz. También tengo mucho cariño a Salamanca, donde nací como artista. Ahora vivo en Madrid, así que tengo un chimichurri un poco raro (risas).

Coleccionas instrumentos, ¿cuál es tu niña bonita?

Uy, mi piano es sagrado para mí, la verdad. Es un Kawai y es mi instrumento favorito, con el que compongo todas mis canciones y luego las transporto al ukelele. es a donde voy siempre cuando necesito desahogarme y ensayar un rato.

¿Y cuáles son tus referentes?

Me encantan Ed Sheeran y Florence and the Machine... Y Taylor Swift. A nivel español, me gustan Miss Caffeina, Zahara... mucha gente.

¿Y este verano has tenido que retrasar tu gira de presentación?

Sí, una pena, pero vamos a hacer algunos conciertos en acústico, más controlados, en Granada, Valencia y Torrevieja (Alicante), de momento. Tengo muchísimas ganas, la verdad. En el disco tengo un 'featuring' con Lua, un artista mexicano pop muy parecido a mí (la canción es 'Taxi'), pero en estos momentos está demasiado lejos para invitarle. Buscaremos alguna otra sorpresa.

 

Relacionados