'Dark', ¿el relevo de 'Stranger Things'? | Julia Terjung / Netflix

Por qué tienes que ver 'Dark' si 'Stranger Things' te dejó con ganas de más

Las dos series que emite Netflix muestran alguna diferencia... y muchos puntos en común.

Clara Hernández | Woman.es

'Stranger Things', la serie dirigida por los hermanos Matt y Ross Duffer que se convirtió el pasado verano en uno de los talismanes de Netflix, cuenta ya con una digna sucesora y, además, en la misma plataforma.  

Se trata de 'Dark', la primera serie original alemana que emite Netflix y que ha sido apodada por algunos como 'la Stranger Things germana'

Sin embargo, y pese a sus muchos puntos en común con las aventuras de Eleven (Once) y sus amigos, también guarda alguna diferencia que puede marcar que se coloque la primera o, en cambio, la segunda en tu ránking de preferencias. 

Esto es lo que te vas a encontrar y lo que no: 

Les encantan los niños (aunque siempre hay alguno que desaparece):
La herencia de Steven Spielberg, de la que 'Stranger Things'  es devota, llenó de rostros preadolescentes esa ficción. También 'Dark' tiene en su reparto una buena cantidad de menores de edad. Y, algunos de ellos, desaparecidos a los que su familia busca sin descanso ('Stranger Things' parte de la desaparición de Will). Tampoco faltan los que sufren alucinaciones muy reveladoras. 

Los protagonistas de 'Dark', desmoralizados y calados hasta los huesos.  | Netflix

Hay científicos que se las traen.
Entre el misterio y la ciencia ficción, en ambas producciones se yergue una institución poderosa e intocable en la que trabaja un equipo de científicos y que por lo general está respaldada por el Gobierno ('Stranger Thigs') o por empresas que están por encima del bien y del mal ('Dark' y su central nuclear), y que nos hacen pensar en algunos momentos que todos los horrores que ocurren en el guión pueden proceder no tanto de un ente mágico (como otras veces pensamos), sino de una entidad muy terrenal.

Si los protas se van al bosque... ¡échate a temblar!
A ambas series les fascinan los bosques salvajes y oscuros que rodean los pueblos pequeños donde viven los personajes (estos pueblos, por otra parte, siempre son municipios donde, se dice, hasta entonces nunca ha pasado nada, ¿o sí?) El caso es que los espacios naturales, con preferencia por la noche, y las linternas están a la orden del día. ¡Y nos son sitios seguros para nada!

Todos los personajes de 'Dark' parecen guardar un secreto. | Picasa / Netflix

Amantes de los años 80. 
Está década en la que un 'smartphone' era una cuestión de ficción está muy presente en las dos series, de una u otra forma. Aunque con connotaciones distintas (hasta aquí podemos leer). El caso es que más de uno se removerá al ver los teléfonos no inalámbricos con el cable en forma de muelle. 

Misterio y suspense de primera
Puede que algún espectador no se haya quedado prendado de 'Stranger Things' después de que todos sus amigos le dijeran que era la mejor serie del momento, pero lo que seguro que ha experimentado es un encogimiento de corazón y algún escalofrío. Ambas series dominan el suspense y, sí, después de un capítulo, quieres ver más. 

Relaciones humanas
Al final, ambas muestran las relaciones de los vecinos de un pueblo pequeño, aunque 'Strangers' hable de ellas y de los sentimientos con más intensidad. 

USA vs. Alemania
Hasta aquí, las similitudes, porque ahora vienen las diferencias. La firma estadounidense de 'Stranger Things' deja un reducto más dulce, naif y cándido, mientras que la alemana 'Dark' tiene una impronta más fría y oscura (y novedosa, por lo menos frecuente que es la presencia germana en la pantalla). Aunque también los años 80 están presentes, aquí no se adivina la nostalgia ni se trata de un homenaje a niños montados en bicis BMX. Hasta los rostros de algunos de sus protagonistas parecen esculpidos a martillazos. Según tu espíritu más 'dark' o fantasioso, tu preferida será una u otra.

¿Qué ha ocurrido? | Julia Terjung / Netflix

¿Estrellas de photocall?
Por ahora, no parece que ninguno de los niños de 'Dark' vaya a robar los photocall ni festivales audiovisuales como sí hacen los de 'Stranger Things', Tampoco hay una Eleven rapada y enigmática pero, ¡quién sabe! Tiempo al tiempo.