Fotograma de 'It', la nueva película de Stephen King. | IMDb

Lo mejor y lo peor que ha dado Stephen King a la gran pantalla

Es el autor vivo más adaptado al cine y la televisión y ha jugado en todas las divisiones audiovisuales. El 8 de septiembre se estrena 'It', la película basada en su novela más terrorífica. 

Ana Cortizo | Woman.es

Hay un hombre en América que lo hace todo y su nombre es Stephen King. ¿Es, quizá, el escritor más adaptado al cine y a la televisión de la historia? Pues no, es el número 18, pero los 17 anteriores llevan, como mínimo, cien años muertos y eso da puntos extra. Hay 240 títulos audiovisuales basados en textos suyos. Sí, muchos son cortos amateur (¿en serio necesitamos siete versiones de 'El hombre del saco', queridos estudiantes de cine?), pero, ciñéndonos solo a las obras mayores nos siguen saliendo 40 películas y 20 series

El viernes próximo se estrena 'It', una cinta no apta para coulrofóbicos, sobre un ser capaz de tomar la forma de nuestras pesadillas secretas y unos tipos que tuvieron la mala pata de cruzarse de niños en su camino. A los críticos les duelen las manos de aplaudirla (y, creednos, esto no pasa a menudo) y el propio Stephen King está como payaso con zapatos nuevos con el resultado. 

Fotograma de 'La torre oscura'.  | IMDb

Porque, entre nosotras, a Stephen no siempre le ha ido bien con las adaptaciones. Calentitas están aún las críticas (resumen: bostezo, bostezo, bostezo) a 'La torre oscura' y a la serie 'The Mist', sus dos últimos estrenos y, no sabemos si héroe o bocachancla, el escritor ya se ha marcado un órdago para el siguiente, 'Mr Mercedes', vetando al mismísimo presidente Trump por haberle bloqueado en Twitter (sí, sí, muy maduros los dos). 

Stephen King es un escritor prolífico, con 57 novelas, centenares de relatos, y millones de lectores dispuestos a tragarse con palomitas cualquier cosa con su firma que pase por la gran pantalla. Pero tanta letra no siempre ha dado lugar a cine de arte y ensayo. Seguramente, la peor película basada en un texto suyo fue la única que dirigió el propio King, 'La rebelión de las máquinas'. “Nunca mais”, debió de pensar el escritor al echarle un vistazo después, y, probablemente, la única forma sensata de ver semejante despropósito sea en el mismo estado en que la dirigió él: drogados hasta las cejas. 

En la misma lista de “por favor, no me recuerdes que permití que hicieran esto” está 'El cementerio viviente', sobre un padre helicóptero que no quiere darle a su hijo el disgusto de decirle que su gatito se ha muerto y decide que es mucho más educativo resucitar al bicho en versión zombificada. Más popular, seguramente porque la protagonizaba Drew Barrymore en plena resaca (en su caso, literal) de 'E.T.', fue 'Ojos de fuego', una cinta que los 'millennials' recordarán como esa película que homenajea 'Stranger things', sobre una niña con poderes buscada por una agencia gubernamental. 

Fotograma de 'Los chicos del maíz'.  | IMDb

De la misma época es 'Los chicos del maíz', una fábula de pequeños campesinos fanáticos, con monstruo y sacrificios humanos incluidos. La película debió de hacerle al turismo rural de la zona una pupita que no la levanta ni una campaña de “Nebraska, ¡que hermosa eres!”, pero dio para seis secuelas (de calidad imposiblemente decreciente) y un 'remake'. Y terminamos esta lista (que podría ser mayor si no tuviéramos filtro: no nos hagas hablar de 'The Mangler' con 'El cazador de sueños', ese proyecto en el que un gran director como Lawrence Kasdan tuvo un bajón de cociente intelectual y arrojó al aire todas las bolas (niños discapacitados con poderes, militares, alienígenas) para que cayeran por donde les fuera bien. Ahí, en 2003, fue cuando Hollywood le dijo a Stephen King: “Se acabaron las superproducciones para ti, majete”. Y lo pusieron en el banquillo de las películas 'low cost' hasta 'La torre oscura'. 

Y es que King, la verdad, se siente un poco como la Madonna de la literatura: tiene una legión de fans fieles desde los años 80 y llena estadios (léase salas de cine y cajas registradoras de librerías) allá donde va, pero no siempre se le reconoce su valía. Y la tiene. Vaya que si la tiene. Es el rey de la construcción progresiva de la tensión, de la exploración de los terrores atávicos y los traumas infantiles y de la combinación inteligente de elementos paranormales y conflictos domésticos. Y, por supuesto, algunos directores han jugado bien estas cartas. 

Fotograma de 'Carrie'.  | IMDb

Brian de Palma, por ejemplo, acertó de pleno con 'Carrie', el mejor cursillo antibullying del mundo, con una Sissi Spaceck frágil y terrible como la adolescencia de la que es metáfora. También sobre la pubertad versa 'Cuenta conmigo', otra de las grandes y la preferida de King (al menos, hasta que un payaso le robó el corazón), sobre cómo funciona la amistad a los 12 años cuando uno se pasea por Nueva Inglaterra en busca de un cadáver. 'Cadena perpetua' y 'La milla verde' son dos grandes ficciones carcelarias, ambas firmadas por Frank Darabont, un habitual de King en la gran pantalla. Y no podemos olvidar, por supuesto, 'La zona muerta', seguramente la película que más partido ha sacado a la mirada dolida de Christopher Walken, en el papel de un profesor que despierta de un coma con el don de predecir el futuro. 

Y luego está 'El resplandor', esa película que le duele a King como a los votantes de Hillary les duele ahora mismo América. Stanley Kubrick se pasó la novela original por su perfeccionista arco del triunfo y rodó lo que le dio la gana, con (ay, Stephen) vistosos y traicioneros resultados. King la odia con toda su alma. Él quería un protagonista que se fuera volviendo loco, no uno que estuviera como las maracas de Machín desde los títulos de crédito, y una esposa fuerte, no una histérica desquiciada como la Wendy de Kubrick. Él quería que el director respetara el final original (doble 'spoiler': Jack Torrance no moría congelado persiguiendo a su familia, se sacrificaba por ellos haciendo explotar la caldera) y, sobre todo, él quería que el público estuviera con él y repudiara la visión de Kubrick. Para su desgracia, 'El resplandor' sigue encabezando todos los rankings de grandes películas basadas en sus libros. Lo sentimos, Stephen. Pero, teniendo en cuenta que en el rato que nos ha llevado leer este artículo tú habrás terminado otra novela, creemos que podrás superarlo.

Fotograma de 'El Resplandor'.  | IMDb