Vacaciones en autocaravana. | Gtres

Consejos para viajes en autocaravana este verano

Si en lugar de hotel o apartamento habéis optado por pasar las vacaciones sobre cuatro ruedas, aquí tenéis algunos tips a tener en cuenta para que la experiencia sea todo un éxito. 

Julia García

Es una realidad, viajar en autocaravana está de moda. Quizá el triunfo de 'Nomadland' en la última edición de los premios Oscar haya tenido algo que ver, pero lo cierto es que la idea de pasar unas vacaciones recorriendo diversos lugares con la casa a cuestas ha pasado a ser cada vez más frecuente. De hecho, si tu idea es pasar de hoteles o apartamentos este verano y estás pensando en pasar tus días de descanso en este medio de transporte, te damos algunos consejos para que nada arruine tu primera experiencia. 

1. Alquila, no compres

 Que no te pueda el ansia. Lo mejor para iniciarse en esta forma de viajar es probar para ver si realmente está hecha para ti. Es mejor que te dejes aconsejar por los expertos a la hora de elegir el vehículo más adecuado a tus necesidades y tu viaje antes de tomar ninguna decisión precipitada de la que puedas arrepentirte. Si el desembolso de dinero inicial es muy grande y las vacaciones resultan un fracaso, la decepción será aún mayor. 

2. No es un coche cualquiera

La forma de conducción cambia de manera considerable por el peso y el tamaño, de modo que has de contar con ello antes de emprender el viaje. Piensa que, por todo ello, el tiempo que te llevará hacer un recorrido será mayor que el de con cualquier coche porque tendrás que ir a una velocidad menor. Debes tener cuidado también con la estrechez de determinadas calles o la altura de puentes y parkings para no llevarte sorpresas desagradables. Tampoco olvides que no todas las caravanas pueden conducirse con el permiso B habitual por lo que asegúrate antes de emprender el viaje. 

3. Cuidado con donde acampas

La primera regla que debes grabarte a fuego antes de iniciar el viaje es que estacionar no es lo mismo que acampar. No olvides que, al ser un alojamiento al mismo tiempo que un vehículo, se rige por unas reglas diferentes a la hora de hacer noche. Además, por su tamaño y peso, pueden tener el acceso prohibido a determinados recintos. Cuando la autocaravana está aparcada y su perímetro no excede a su tamaño en movimiento puede estacionarse aunque se esté durmiendo dentro. La cuestión cambia se despliegan toldos o se saca mobiliario, en este caso es acampar y debe ser en áreas específicas para ello.

4. Ayúdate de las apps

Existen multitud de guías, libros y blogs especializados que te ayudarán a que tu primer viaje en autocaravana sea un éxito, también hay apps que puedes descargar en tu smartphone para llevar a mano toda la información que necesitas y que no te ocurran, entre otras cosas, cosas como las mencionadas en el punto anterior. Campercontact, Furgoperfectos, Park4nights o CaraMaps son algunas de las más populares en las que encontrar puntos esenciales para tus rutas. 

5. Elige bien donde parar 

No tener en cuenta la temperatura exterior es un error de principiantes que puede salirte muy caro. Si paras el vehículo al sol terminará por hacer un excesivo calor en el interior y viceversa por lo que debes vigilar bien esta cuestión así como la hora del día en la que pares para que os encontréis lo más agradable posible. 

6. Ojo con las aguas

Todas las furgonetas camperizadas o caravanas llevan su propio depósito de agua limpia que se rellena en gasolineras o campings desde el lateral exterior. Por su parte, las llamadas aguas grises son las procedentes de la ducha, del fregadero y del lavabo, mientras que las aguas negras proceden del inodoro. Cada una tiene su correspondiente depósito independiente para que los vacíes en función de las necesidades. 

7. Plazas para todos

Algo fundamental a la hora de elegir el vehículo es ver cuántas personas vais a hacer el viaje. Todas debéis tener vuestro sitio no solo para dormir sino para ir sentado con cinturón de seguridad durante los trayectos en los que estáis en carretera. Olvídate de ir viajando mientras haces la comida o te echas una siesta... el recorrido hay que hacerlo como si se hiciera en un coche. 

8. Planifica tu ruta

Aunque la capacidad de improvisación que te ofrece para pararse a ver las estrellas o amanecer frente al mar es una de las mejores cosas que tienen los viajes en autocaravana, hay que llevar cierta planificación si no se quiere perder el tiempo buscando espacio en el que aparcar. Una vez tengas el plan medianamente trazado podéis dejaros llevar ¡y disfrutar!