La pulsera amarilla de Letizia Ortiz apoya la racionalización de horarios. La pulsera se puede conseguir de forma gratuita en la Asociación para la Racionalización de Horarios Españoles. | GTRES

Señores empresarios, conciliar merece la pena

En España trabajamos más horas que el resto de los países de Europa, pero tenemos menor productividad. Todavía se premia y está bien visto permanecer "hasta tarde en el trabajo" con una jornada laboral muy fragmentada. Nuestros horarios no facilitan en absoluto la conciliación familiar. 

Paka Díaz | Woman.es

La racionalización de los horarios en nuestro país ha vuelto a convertirse en tema de tertulias y conversación, desde que la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez afirmara recientemente que el Gobierno se plantea una serie de medidas, algunas ya pactadas con Ciudadanos, para conseguirlo. Entre ellas, la creación de la llamada ‘mochila austríaca’ (la creación de un fondo individualizado para cada trabajador asalariado que se puede usar para formación extra o en caso de despido), la ampliación del permiso de paternidad a cuatro semanas o que la jornada laboral acabe a las 18.00.

La ministra ha asegurado que quiere alcanzar un acuerdo con todos los partidos del Congreso para lograr este cambio que podría ser muy beneficioso para el país. Báez además, abogó por “aprobar un plan de igualdad salarial, adecuar los derechos de los trabajadores a las nuevas tecnologías, regulando y garantizando el derecho a la desconexión”. Además, la medida estrella sería el cambio de huso horario, adoptando el horario de Portugal y del Reino Unido, el que en verdad nos corresponde, algo que podría ayudar a esos cambios de hábitos. También racionalizar los horarios de nuestras televisiones. Los horarios de prime time de las cadenas españolas son los más tardíos de Europa y provocan que tanto trabajadores como estudiantes tengan menos horas de sueño por seguir sus series, películas y programas favoritos. Todo ello se conjuga para producir una sociedad agotada y con menor rendimiento.

Entre las reacciones a las palabras de la ministra de Empleo y Seguridad Social destaca las de los sindicatos CCOO y UGT, que la consideran una propuesta “positiva y necesaria” pero “insuficiente” para conciliar la vida familiar y laboral. Además, UGT la tachó de utópica. También se mostró crítico el residente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, que señaló que las medidas de conciliación de la ministra no se correspondes con la reforma laboral que auspició el PP y que de hecho, según él, incentiva las horas extra. Por su parte, el diputado de Unidos Podemos Alberto Rodríguez recordó que en España lo que hace falta es trabajo ya que hay millones de personas en el paro que lo que les gustaría es estar trabajando a las 18 hrs. Rodríguez dijo que tendrán en cuenta la propuesta cuando se plantee de manera seria. Por su parte, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, aplaudió la propuesta de Báñez y apuntó que los políticos de la Cámara Baja deberían de dar ejemplo y lograr un pacto de Estado para salir del trabajo a las 18.00 horas. Una idea a la que también se sumó la diputada Celia Villalobos.

Entre los representantes de la sociedad española que han comentado la propuesta de racionalización horaria está el Foro de la familia, que considera escasas las medidas para alcanzar la verdadera conciliación aunque considera que es un buen paso hacia ella, mientras que el presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), José Luis Feito manifestó que no puede juzgarla sin conocerla al detalle, pero recordó que las jornadas laborales más eficientes son las que tienen la mayor libertad y flexibilidad posible.

En este sentido, doña Letizia también aportó su garnito de arena e incluso llegó a lucir hace un año la pulsera amarilla en la que se leían las iniciales de ARHOE, Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles.  Esta asociación se creó en 2003 para sensibilizar a los ciudadanos sobre la conveniencia de modificar los horarios y hábitos españoles y tratar de hacerlos más racionales, en armonía con el resto de países de la Unión Europea. Más de 135 personalidades integran su Comisión nacional, entre las que se cuentan representantes representantes de la vida española política, económica, sindical, social, cultural, educativa... Entre las personas que lo apoyan están Margarita Salas, Ferránn Adriá, Carmen Calvo, María Dolores de Cospedal, Felipe González, o Eduardo Punset. La organización cuenta además con cuatro consejos asesores para promover un mejor uso del tiempo y unos horarios racionales.

Entre las asociaciones de empresarios, la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y el Colegio de Economistas de Málaga se muestran partidarios de hacer una racionalización de horarios en la línea propuesta por el Gobierno y cambiar el hábito del presentismo por una jornada continuada y más flexible que mejore la productividad. También la CEOE lleva varios años estudiando la racionalización de horarios y en contacto con ARHOE. Lo cierto es que las experiencias de las compañías que han apostado por conciliar y racionalizar horarios son muy positivas. Entre ellas destaca la de Iberdrola, la primera empresa del Ibex 35 en implantar la jornada laboral continua aprobó otras 70 medidas destinadas a que sus trabajadores puedan conciliar. Entre ellas se cuenta la posibilidad de una reducción de la jornada a cinco horas diarias, sin merma en el salario para las madres y los padres de niños menores de un año ,o un permiso retribuido de quince días antes de la fecha prevista de parto. Según la compañía eléctrica, desde que implementaron estas políticas de conciliación, ha aumentado 500.000 horas anuales de productividad, se ha reducido el absentismo en un 10% y los accidentes laborales han bajado un 25%. Señores empresarios, conciliar merece la pena.