Portada del libro 'Que alguien se acueste conmigo', de Gina Wynbrandt . | D.R.

El cómic donde Kim Kardashian te enseñará a ser una prostituta de lujo

Una dibujante ‘indie’ norteamericana ha deslumbrado al mundo del cómic con su primera obra: ‘Que alguien se acueste conmigo, por favor’

Paka Díaz | Woman.es

Con el cómic de Gina WynbrandtQue alguien se acueste conmigo, por favor’ (Reservoir Books), ocurre como con los de Mortadelo y Filemón o Super López que leíamos cuando éramos pequeños. O, ya más mayores, lo que pasaba con los dibujos grunge de Peter Bagge. Generan sonrisas y risas abiertas. La impresionante novela de debut de esta dibujante norteamericana llega a provocar incluso una riada de carcajadas de esas que llenan los ojos de lágrimas de risa. Porque Gina Wynbrandt, además de dibujar como una diosa, es una mala bestia sumamente divertida cuyos guiones no dejan títere con cabeza. Sus balas parecen apuntar sobre todo a sí misma aunque en realidad son explosiones múltiples que cuestionan todo lo que ve en su entorno. Wynbrandt posee una mirada afilada, soez y muy descarada, una mezcla demasiado poco común aún entre las creadoras. Se ríe de todo, empezando por su mala suerte en el sexo. También, un poco, en el amor, aunque deja lo romántico como un personaje secundario en una historia autobiográfica donde lo que se busca de verdad es un buen polvo o, mejor, un sinfín de ellos. En realidad, todo eso de lo que habla pertenece a un mundo femenino que no se suele dar a conocer: el que disfrutamos entre nosotras cuando hablamos sin pudor ni tíos cerca. Un universo cada día un poco más abierto al público pero que continúa siendo bastante secreto quizá porque sabemos que provoca un cierto miedo en ellos. “A los hombres les aterra el deseo femenino”, confirma Wynbrandt.

 

 

face is beat for the gods tbh 🤡 http://www.elpuntavui.cat/cultura/article/19-cultura/1107314-els-aficionats-al-comic-son-timids.html

Una publicación compartida de Gina Wynbrandt (@wynbr) el

Que alguien se acueste conmigo, por favor’ podría ser un tratado de las fantasías sexuales femeninas cuando estás en tu cuarto y eres una adolescente… o ya más bien jovencita… ¿o quizá una treintañera? En todo caso, alguien que aún estaba medio perdida. En el libro conocemos las idas de olla de la dibujante que muy bien podrían ser las de cualquiera. Esas que no vas a contar ni siquiera a tu novio para que se acelere porque quizá en lugar de ponerse caliente saldría corriendo. Un mundo donde el hada madrina es Kim Kardashian y te va a enseñar a ser una auténtica puta de lujo. O en el que Justin Bieber te propondrá ser su novia, comer pizza y ver pelis en el sofá. La autora reconoce que Bieber ha sido su gran musa y que este libro, más que para follar -salvo un par de polvos con groupies en la gira de presentación- le ha servido para conseguir hacer nuevas amigas. Además puntualiza que está tratando de reformar la concepción mainstream del sexo que le parece demasiado masculina. “Preferimos que la mujer guarde sus pensamientos sexuales para sí misma. El mundo opera a través de la mirada masculina, y si una mujer es poco atractiva para los estándares de los hombres, debe reformarse o irse. Estoy tratando de cambiar esa visión gracias a mi trabajo. No quiero sentirme culpable o avergonzada por no ser una mujer convencionalmente atractiva y ser sexual”, explica Wynbrandt que considera que, en realidad, este visión machista tiene que acabar, así como el sexismo en el mundo del cómic mainstream, pero señala que no será fácil: “no va a pasar sin pelear por ello”.

Matt Soria

¿Por qué decidió escribir ‘Que alguien se acueste conmigo, por favor?

Lo escribí como una pura y honesta súplica. Nunca sentí que los hombres me prestaran mucha atención (por lo menos la atención sexual/romántica que yo quería), así que pensé en ver qué sucedería si rogaba explícitamente por sexo y atención masculina en forma de cómic.

¿Podría decirse que su libro es un tratado sobre cómo las mujeres ven el sexo? ¿Cómo lo definirías?

Mis historias son muy personales así que no sé si lo calificaría de tratado. Pero hay un dicho que afirma que ‘lo específico es universal’. Así que, a pesar de que estoy hablando de cosas mías muy íntimas, la gente en general y las mujeres en particular pueden relacionarlo con la soledad, la desesperación, la inmadurez…

¿Crees que es un tabú hablar del deseo femenino sin endulzarlo?

Un poco. Por algún motivo, si una mujer es normal y corriente, o menos que eso, pero siente deseo sexual, la sociedad la ve como algo aterrador, triste o como a una malvada. Preferimos que la mujer guarde sus pensamientos sexuales para sí misma. El mundo opera a través de la mirada masculina, y si una mujer es poco atractiva para los estándares de los hombres, debe reformarse o irse. Estoy tratando de cambiar esa visión gracias a mi trabajo. No quiero sentirme culpable o avergonzada por no ser una mujer atractiva convencionalmente y ser sexual.

De todos los personajes extraños que aparecen en el libro (Justin Bieber, Kim Kardashian, todas las estrellas pop del mundo, Pokemons ...), ¿quién le inspira más y por qué?

Pues Justin Bieber es la razón por la que empecé a escribir cómics autobiográficos. Él era mi musa artística oficial de 2011-2014. Este fue un período muy solitario en mi vida, y Justin era una pequeña y muy necesaria fuente de felicidad para mí. Era una época en a que veía su película- concierto-biopic Never Say Never todas las semanas. A veces incluso una vez al día. Estaba completamente enamorada de él. Él era lo único en lo que podía pensar, y necesitaba dar salida a todo lo que estaba sintiendo por él, así que escribí estas historias acerca de cómo y por qué me enamoré de él. Ahora nuestra relación se ha relajado un poco, pero siempre voy a ser fan suya y siempre estaré agradecida por su presencia cuando lo necesité y por sin darse cuenta haberme convertido en dibujante de cómics. Sí, ¡soy consciente de lo loca que sueno!

¿Necesitamos estrellas pop como JB para hacer la vida más fácil para nosotros? ¿Qué nos dan para hacernos tan adictos?

Creo que la naturaleza voyeurística de los famosos nos hacen adictos a ellos. Vemos su imagen tantas veces y llegamos a saber todos estos detalles íntimos de sus vidas que nos crean la ilusión de conocerlos de verdad. Yo siento -en el fondo de mi alma- que ‘conozco’ al verdadero Justin Bieber (canadiense de 23 años), pero en realidad lo único que realmente sé es el público Justin Bieber (un producto comercial cuidadosamente comercializado). Esa ilusión de intimidad hace que sea fácil para mí tener esta relación romántica sintética. También, como nos encanta odiar, creemos que los conocemos y nos sentimos cómodos juzgándoles, pensando que tenemos el derechos de hacerlo. Todo eso nos hace sentir mejor acerca de nosotros mismos.

¿Hasta dónde llegarías por amor? ¿Y por sexo?

Por amor, bueno, yo soy muy tímida y me da miedo el rechazo, así que nunca le diría a un chico que me gusta románticamente. Trato de ser coqueta a mi manera, pero espero que ellos hagan la mayor parte del trabajo. Y muy, muy de vez en cuando mis sentimientos románticos han sido correspondidos (he tenido un novio en mi vida, y salimos cuando tenía 16-17 años años). Para el sexo sí que hago muchas cosas desesperadas y me pongo en situaciones patéticas todo el tiempo. Siempre estoy bajando mis estándares para facilitar un encuentro sexual. Y, aunque suene terrible, la verdad es que no me arrepiento de ello.

¿Crees que las mujeres están más interesadas en el sexo o en el amor?

No estoy segura, pero creo que más o menos del mismo modo que los hombres. Soy bastante tonta y todas mis expectativas para la vida real proceden de películas. En ellas, los ‘buenos’ personajes femeninos están más interesados ​​en el amor y el romance. Todas las bromas adolescentes son sobre chicos intentando conseguir sexo, mientras que las mujeres son sólo los premios. Las mujeres siempre son retratadas como usando el sexo para conseguir algo de un hombre (o tienen ‘dolor de cabeza’ y no pueden). Así que crecí asumiendo que la mayoría de las mujeres no disfrutan del sexo. Pensé que yo era una anomalía y que mi activo más atractivo para los hombres sería que estoy cachonda de verdad. Obviamente, no era cierto. La verdad es que la mayoría de los medios de comunicación están escritos, producidos y dirigidos por hombres. Y a la mayoría de los hombres les aterra el deseo femenino. Las mujeres quieren y disfrutan del sexo tanto como ellos. Suena loco, lo sé.

En su libro, Kim Kardashian es su hada madrina. ¿Es el sueño de las chicas de hoy a ser prostitutas de lujo en lugar de princesas?

Demonios, ¡yo estoy tratando de ser las dos cosas!

Leí que hiciste ‘Que alguien se acueste conmigo, por favorpor razones terapéuticas. ¿Qué has conseguido con él?

Todos mis cómics son terapéuticos. Cojo cosas que me hacen sentir muy triste y las convierto en algo que me hace reír. Cuando puedo reírme de algo, tiene menos poder sobre mí.

¿Qué te dicen las mujeres sobre tu libro?

La mayoría de las mujeres me dicen que es muy cercano, se sienten identificadas y eso me hace sentir genial a mi.

¿Y los hombres?

La mayoría de los chicos dice que es gracioso, y eso es encantador por su parte, pero preferiría que me dijeran ‘quiero follarte’, según lo planeado.

¿Crees que los hombres todavía tienen miedo de las mujeres directas que se expresan claramente como ... ‘un hombre’?

Creo que si. Se supone que las mujeres tienen que ser perseguidas, cazadas, ganadas, difíciles de conseguir. Si una mujer no es un premio misterioso, ¿cuál es el propósito para ir detrás de ella?

Aquí en España el cómic, francamente, está bastante dominado por los hombres. ¿Crees que el mundo del cómic es machista?

En mi ámbito, el cómic alternativo americano, este es un gran momento para ser una mujer. Hay tantas creadoras con mucho talento… En 2015, cuando fui nominada para un premio Ignatz, TODOS los ganadores fueron mujeres. Y no se trata de una falsa diversidad de género (sólo para mostrar feminismo corporativo), sino que las mujeres realmente están haciendo los cómics más interesante. Pero fuera de mi burbuja indie, los comics en general siguen estando controlados por hombres. Quiero decir, ¡el CEO de Marvel es un gran partidario de Trump! Y el Gran Premio de Angulema de 2016 nominó a CERO mujeres. Creo que habrá un cambio y la industria tendrá más mujeres en el poder, pero no va a pasar sin pelear por ello.

¿Te consideras feminista? ¿Por qué?

Sí. En el instituto, mis amigos eran todos tíos. Pensé que las otras chicas que no eran ‘guays’ -como yo- eran aburridas, superficiales, tontas, malintencionadas (o que odiaban el sexo, ¿recuerdas?). No fue hasta la universidad cuando empecé a hacer amigas y me di de cuánto odio tenía interiorizado como mujer. Amo esta cita de Lindy West: "El feminismo es realmente la larga y lenta comprensión de que las cosas que tu amas te odian.”

Confiesa, con esa inteligencia y ese sentido del humor, ¿tienes en realidad un montón de tío locos por estar contigo y el libro es una pose?

Realmente no. En Internet, seguro, ahí he descubierto cómo encontrar fácilmente chicos que están dispuestos a tener sexo conmigo. Pero hay pocos que realmente quieran salir o pasar tiempo conmigo. Es gracioso, porque igual que hay estrellas de rock que se metieron en la música simplemente para ligar, yo pensé que si me convertía en una dibujante cool medio famosa, conseguiría que los hombres clamaran por mí. Para ser honesta, ha habido un par de "groupies" a los que me he tirado (aunque como era durante la gira, no eran relaciones sostenibles). Pero no lo hacen por mi sentido del humor o por mi genio artístico. De hecho no les importan mis cómics. ¡Son todos cazadores de gorditas de Internet!

Al leer tu libro lo que de verdad dan ganas es de llevarte de fiesta. ¿Has hecho muchas amigas gracias a él?

¡Sí! Me he hecho amiga de muchas dibujantes y lectoras durante los últimos años, y las atesoro a todas.

Tags:

libros