Genis J Muñoz

Claudio Cerdán: "Cuando me visto de thriller no me gusta sacarme conejos de la chistera. "

En su última novela, Claudio Cerdán firma como 'Arthur Gunn'. Es su manera de alejarse de su obra más personal,  "El Club de los mejores" (Ediciones B), un thriller lleno de tensión y ritmo sobre los niños que fuimos y los adultos en quienes nos hemos convertido.

Olga Tamarit | Woman.es

Te confieso que me acabé tu libro en un fin de semana. ¿Con qué autores te pasa lo mismo? ¿A quién lees cuando no escribes?

La primera vez que me bebí una novela fue en el instituto, que nos obligaron a leer “El misterio de la cripta embrujada”, de Eduardo Mendoza. Cuando tuve el libro en mis manos no hice más que leer, y leer, y leer. Me lo acabé esa misma noche, con los ojos como dos huevos duros. Luego casi suspendo el examen, ya que fue casi un mes después y había olvidado muchos detalles de la obra. También te confesaré que no suelo leer novelas cuando escribo para que no contaminen lo que estoy creando. Soy muy influenciable en ese aspecto.

Eres muy activo en redes sociales ¿Qué te aportan?

En mi caso, cercanía con los lectores, feedback instantáneo y otros puntos de vista de gente que opina distinto a mí. Luego surgen polémicas y desencuentros, es inevitable, pero trato de quedarme con lo bueno de las personas.

Tú mismo te preguntas si podemos escapar de los niños que fuimos ¿Crees que es posible superar los traumas de la niñez o que siempre nos acompañarán?

La novela no trata tanto de los traumas como de los recuerdos en su conjunto. Hay momentos brillantes en toda niñez, al mismo tiempo que hay otros oscuros. Sin embargo, al crecer los abandonamos todos y en muchos casos nos convertimos en personas contrarias a los niños que fuimos. Ese sería el trasfondo de la novela.

¿Escribir es una manera de superar conflictos?

Me gusta que cada novela conteste a una pregunta. El club de los mejores nació cuando me encontré con un viejo amigo de la infancia. Hablando de batallitas pasadas y me di cuenta de que él se acordaba de sucesos que yo tenía totalmente olvidados. Entonces me pregunté qué ocurriría si en una de esas lagunas de mi memoria se ocultase un hecho trágico que me salpicase en mi vida adulta. La respuesta a esa pregunta es esta novela.

Dicen de ti que eres un autor ecléctico. Has escrito novela histórica, realista, ahora te atreves con el género ‘noir’ ¿Te sientes más a gusto con alguno en concreto? ¿Qué más te apetece probar?

Como escritor, siempre busco nuevos retos. Admiro a los escritores que son capaces de crear una serie con sus personajes, pero yo no puedo. Me gustan los desafíos, escribir cosas con las que no me he atrevido, salir de mi zona de confort y aprender nuevas maneras de contar historias. No sé qué me deparará el futuro, pero sí me gustaría escribir más novelas de Arthur Gunn. Es muy divertido ponerse en su piel.

“Si por algo me caracterizo es por no sentir ninguna empatía con mis personajes. Es la única manera de hacerlos sufrir” Es una declaración tuya en una entrevista pasada. En ese sentido, ¿es el escritor una especie de psicópata?

Un fallo muy común de algunos creadores es encariñarse con sus obras. Si ese fuera mi caso, no podría matar a ningún personaje, ni hacerle vivir una pesadilla, o escribir algo que le haga sufrir. Para ser un buen narrador hay que despegarse de todo ello, sentir lo que sienten, pero sin llegar a enamorarte. De lo contrario no habría historias con finales tristes.

Según Kike Maillo “En nuestro país estamos viviendo un resurgir del thriller porque es una manera perfecta para tratar temas como la corrupción o la debacle económica. El thriller nos sirve para hacer una abstracción de la realidad y viajar al lado oscuro de las cosas.” ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué crees que el ‘thriller’ está volviendo a resurgir en nuestras letras?

No creo que deba resurgir porque nunca se fue. El thriller, la novela negra, es la única capaz de destapar las cloacas de la sociedad y mostrar lo que hay dentro. Se dice también que en el futuro, cuando quieran saber qué ocurría de verdad en una sociedad, la gente leerá novela negra como si fuera histórica. A mí me encanta el thriller porque te permite vivir situaciones límite desde el sofá de tu casa. No hay sensaciones más fuertes que las que se pueden encontrar en una buena novela.

Creo que “El Club de los mejores” podría ser llevaba al cine y funcionaría muy bien. ¿Lo has pensado?

No me corresponde a mí decidirlo. Como creador me encantaría, la gente dice que es muy visual, adictiva, con muchos giros y sorpresas. Las críticas comparan El club de los mejors con Hitchcock, Stephen King o Denis Lehane. Quién sabe, quizá Kike Maillo se encuentre esta entrevista y decide acercarse a la novela. Por soñar que no quede.

Al leerla también me han venido a la cabeza esas películas de los años 80 con las que creció nuestra generación (“Cuenta conmigo”, “Goonies”). Sólo que aquí podemos ver la evolución de los personajes y lo que la vida ha hecho con ellos de adultos. Es como asistir al final de la inocencia de aquellos años en los que parecía que todo iba a salir bien. ¿Crees que, en cierta manera, hemos traicionado todos esos sueños?

Por alguna razón están apareciendo obras de ficción con un marcado carácter nostálgico. Pienso en Stranger things, la serie de moda, o la nueva adaptación de Los cazafantasmas. Tengo la sensación de que creadores de mi edad están empezando a tener más resonancia y, de alguna manera, nos atrae todo lo relacionado con nuestra niñez. Puede que aún disfrutemos con cosas que nos hacían felices con 12 años, pero no nos atrevemos a reconocerlo. Hoy día hay series de dibujos animados para adultos, algo que era impensable hace 20 años, por ejemplo. Traicionar los sueños de la infancia es muy duro. Me gusta pensar que mi yo de niño no se avergüenza del adulto en que me he convertido.

Las mujeres, aunque no forman parte del grupo que da nombre al libro, son el eje a través del cual los personajes van cambiando sus vidas. ¿Estás de acuerdo? ¿Crees que esto es un reflejo de la vida real?

Me gusta crear personajes femeninos muy fuertes. En esta novela hay tres: una esposa que busca nuevos horizontes, una chica de pueblo que no se deja deslumbrar fácilmente y una tercera que es más inteligente que todos los demás. Los hombres de mis novelas suelen tener el mismo fallo: se creen más listos de lo que son, y de ahí vienen todas sus miserias.

En tu obra hemos visto a hombres lobos, zombis… ¿Es ‘El Club de los mejores’ tu novela menos fantástica?

En realidad solo tengo tres novelas fantásticas de las nueve que he publicado. Mis novelas negras beben directamente de la realidad y sus sucesos. En el caso de El club de los mejores sí puedo asegurar que es mi novela más personal, razón por la cual no me atreví a firmarla con mi nombre. Por supuesto, no hay nada sobrenatural en esta. Cuando me visto de thriller no me gusta sacarme conejos de la chistera.

Si tuvieras que elegir un par de libros de cabecera serían…

Esa lista varía mucho con el tiempo, así que mejor te cuento lo que estoy leyendo ahora mismo: Breve historias de siete asesinatos, de Marlon James, y la estoy compaginando con Ful, de Rafa Melero. Ambas me están gustando mucho.

Tags:

libros

// Outbrain