La escritora Clara Sánchez, autora de 'Infierno en el paraíso'. | JM Llobet

Clara Sánchez: "Donde no puede meterse una cámara, se mete una novela"

La escritora superventas, ganadora de los premios Planeta, Alfaguara y Nadal, se infiltra en el mundo de realeza saudí con su nuevo thriller, 'Infierno en el paraíso'.

Ester Aguado

Hace ya más de una década que Clara Sánchez traspasó nuestras fronteras y batió récords en todo el mundo con  'Lo que esconde tu nombre'. Entonces contaba la misteriosa trama de unos nazis que se habían refugiado en el Levante español. Ahora vuelve a meternos la tensión en el cuerpo adentrándose en el Palacio Real Saudí de Marbella para descubrirnos cómo viven y sienten las princesas árabes en su nuevo thriller, 'Infierno en el paraíso'. "Lo que yo quería contar es que con velo o sin velo, la verdadera libertad es la capacidad de decidir", afirma la autora. 

¿Cómo estableces el tema de tus novelas, son asuntos que te gusta investigar o te obsesionan como la falta de libertad de la mujer islámica, las sectas, los nazis?

En el fondo, yo siempre hablo de lo mismo, que es la manipulación, el poder de unas personas sobre otras, la dependencia... Además, en todas mis novelas hay un mantra: no somos lo que parecemos. Todos nos ocultamos tras otras caras y actitudes que no son las nuestras. En esta última novela, 'Infierno en el paraíso', está presente el hecho de que nunca sabes hasta qué punto nos están manipulando y manipulamos a los demás. Y luego está la dependencia, sobre todo de la mujer. Llevamos milenios dependiendo social y económicamente del hombre. Es ahora cuando la mujer occidental trata de independizarse sentimentalmente. Es la que más cuesta, la emocional. Por eso hay tantas mujeres maltratadas.

Hay países en los que aún están peor...

Sí, en zonas como Emiratos Árabes, Arabia Saudí, los países del Golfo... Yo he seguido siempre muy de cerca en los medios de comunicación la huída de las princesas árabes: ¿Has visto el vídeo de Latifa, la hija del jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, emir de Dubai y primer ministro de Emiratos Árabes, contando cómo intentó escapar? Salió un documental difundido por la BBC que cuenta que está secuestrada en una villa y el Reino Unido y organizaciones de derechos humanos les han pedido pruebas de su bienestar. En 2020, un tribunal británico dictaminó que el jeque organizó el secuestro de dos hijas en el 2000, cuando su hermana mayor, Shamsa fue capturada en Cambridge. También su ex-mujer la princesa Haya de Jordania logró huir con sus dos hijos e instalarse en Londres. Todo esto me resulta horrible desde el punto de vista vital, pero fascinante desde el literario. Una novela se puede meter donde no llegan las cámaras.

La princesa Latifa, hija del emir de Dubai y primer ministro de Emiratos Árabes. | CNN

¿Y qué más te fascinó?

Que en un sitio como Marbella, un lugar de costa donde la gente va en pantalón corto y biquini, desde los años 70 hasta principio de los 2000 viniese la familia real saudí a pasar sus vacaciones al palacio de Mar-Mar (ahora prefieren Tánger y su playa privada de Jbila). Era meter un cuento de 'Las 1001 noches' en un lugar tan corriente como un pueblo de España. Llegaban en sus jets privados, con un séquito de mil personas, con petrodólares, poder, dinero, extravagancia, lujo... se cerraban centros comerciales enteros para que ellos derrocharan el dinero... y la mezcla de los yihab, los nicab y las abayas con los biquinis me parecía un espacio surrealista. Porque tomaban chocolate con churros en la Plaza de los Naranjos. Era un marco muy atractivo para una novela.

¿Qué hay de realidad en tu historia?

La protagonista, la princesa Amina, tiene la cara de Latifa, pero la he metido en el Palacio Real de Marbella y lo cuento bajo la mirada de alguien que podría ser yo, de una persona normal, que es Sonia. Ella, además de ser camarera en uno de los hoteles que frecuenta la familia real saudí, empieza a dar clases de español a las mujeres de la realeza. En cuanto se mete en ese palacio, lo que era un cuenta de 'Las 1001 noches', se convierte en una historia de terror. Para mí, como para mi protagonista, viajar al mundo del lujo y del poder es como viajar a Marte... no sabes lo que te vas a encontrar. Y todo, escrito en clave de 'thriller'. Hay un 50% de realidad y un 50% de imaginación.

La autora Clara Sánchez ha logrado el Planeta, el Alfaguara y el Nadal, además de muchos más premios internacionales. | Carlos Ruiz B. K.

¿Y no te da miedo recibir amenazas del mundo árabe como las que recibiste cuando publicaste tu novela sobre los nazis?

Se me ha pasado por la cabeza, pero no lo quiero pensar, sería una competa locura... Me imagino que tendrán otra gente más importante a la que atacar, ¿no? De todas formas y por cubrirme las espaldas, al final de la novela he puesto una nota aclaratoria, al igual que lo hice en 'Lo que esconde tu nombre'. Esto no es un reportaje periodístico.

La intriga está en el ADN de todas tus novelas: ¿cuando te pones a escribir, ya conoces el final o lo vas descubriendo poco a poco?

Lo voy descubriendo. Mi forma de escribir es que una página impulsa a la siguiente. Si los personajes están pensados desde el principio se quedan fríos: el personaje tiene que estar atado a su vida, a lo que está haciendo, a lo que se le cruza, debe ser instintivo, no me gusta atarme las manos. Lo que sí hago al principio es estructurar bien mis tramas para mantener el suspense.

¿Como lectora, también consumes este género?

Yo leo de todo, sin prejuicios. Lo que le pido a una novela es que tenga encanto y personalidad. Que, cuando la leas, pienses: lo que me está contando esta novela no me lo puede contar otra. Escribir ficción es el arte de la brujería...

Yo he sufrido mucho con 'Infierno en el paraíso', porque la protagonista actúa de forma muy distinta a mí. ¿Usted se asemeja a ella?

Depende de en qué época de mi vida. Cuando era así de joven, sí que podía parecerme, me aturdía y podía hacer un montón de tonterías. Me ha pasado muchas veces de meterme en líos porque no sabía dónde me metía. Y luego, a toro pasado, lo veía clarísimo. Sí que tiene algo de mí: no es demasiado práctica y sale escaldada. A mí me ha pasado y ahora ando con cien ojos.

Tampoco entiendo ese amor por Fabián, ¡se enamora antes de conocerle!

Ella tiene dos vidas prestadas, la de Karen, la amiga que le deja el apartamento y el trabajo por una temporada y la de Amina, la princesa por la que se cambia. Ella tiene un vacío sentimental, porque su ex, David, le salió rana y tiene predisposición a llenarlo. Cuando ve que Karen, a la que admira, está pillada por el director del hotel, le mira con otros ojos. Cuando ya descubre cómo es él y se quita su disfraz y ve su sensibilidad, se fascina. 

La nueva novela de Clara Sánchez, 'Infierno en el paraíso' (Planeta), situada en la Marbella del lujo. | @planeta

¿Esta historia podría tener una segunda parte?

Podría tenerla, porque me quedé con ganas de saber más sobre le futuro de Sonia, pero a veces es mejor dejar así las cosas... Las historias terminan, pero la vida no. Me entrego tanto en las novelas, que sería volver a lo mismo... Yo sólo he hecho una segunda parte de 'Lo que esconde tu nombre'.

Sonia se da cuenta, al final de su aventura, de que la libertad lo es todo, ¿también para usted?

Sí, pero ella toma conciencia de que tiene la posibilidad de tomar decisiones cuando se ve en situaciones extremas. Y sale fortalecida. Porque ella no se había dado cuenta de lo libre que era. A veces, la vida nos tiene que poner al borde un abismo para que decidamos. Estás quemada en el trabajo y sigues día tras día... hasta que te dan un buen revolcón. Lo que yo quería contar es que con velo o sin velo, la verdadera libertad es la capacidad de decidir

Después de 30 años de carrera, lo que más valora es poder escribir lo que quiere pero ¿la presión de los premios no la paraliza?

No, porque he tenido una carrera muy dilatada, no me ha venido todo de golpe: empecé a publicar en el 89 y hasta el 2000 no me dieron el primer premio, que fue el Alfaguara. Tuve tiempo de conocer un poco el mundo literario y me he tomado mi tiempo. Sé lo que es tener éxito y lo que no, también he sufrido muchas decepciones. Nunca sabes cómo van a recibir tu novela y hay que tener seguridad en una misma. A mí lo que más me paraliza es cuando quiero contar algo, transmitir una sensación o una idea y escribo cien folios y me doy cuenta de que no está ahí; eso me perturba.

Usted que ha ganado todos los premios a los que se ha presentado... ¿Por qué se presenta un premio, por prestigio o por dinero?

Por prestigio, siempre. Yo toda mi vida he trabajado para escribir, hasta que me llegó el primer premio y me alivió un poco. Desde muy joven estuve en un laboratorio farmacéutico, después estuve 17 años dando clase en la Universidad y todo, para escribir, escribir y escribir. Y nunca me imaginé que pudiera vivir de esto. Pertenezco a una generación que tenía una idea muy romántica de este oficio. Ahora todo es dinero y ventas y a los jóvenes se les puede ir la cabeza y engendrar mucha decepción. Una tiene que escribir de la mejor forma posible y después puede que venga el éxito. Pero también hay muchas decepciones para las que tienes que estar blindada con un cierto ego para que no te machaquen. Emocionalmente es un mundo complicado...