Cartel del cortometraje 'Cerdita'. | D.R.

'Cerdita', el corto que te pondrá los pelos de punta

Reconocido como Mejor Cortometraje de Ficción en la última edición de los Goya, este filme espanta porque los monstruos que muestra son pura realidad y nos tocan a todos. 

Paka Díaz |Woman.es

¿Te han acosado alguna vez en tus años de colegio o instituto? ¿Lo hiciste tu o, por cobardía y para no meterte en problemas, fuiste un espectador impasible? Esa idea flota en tu mente tras ver el que quizá sea el corto más brutal que ha premiado la Academia de Cine española en toda su historia. ‘Cerdita’, de la directora Carlota Pereda, es una película que quita la respiración desde el minuto uno considerada Mejor Cortometraje de Ficción en la última edición de los Goya y también galardonada en la pasada semana del cortometraje de Madrid.

Pereda lo denomina “una película de terror, pero de terror real, el que más miedo da”. La película narra un día en la vida de Sara, una adolescente obesa que va a la piscina a la hora en que sabe que no suele haber nadie, un mediodía cualquiera en un pueblo extremeño donde el solazo aprieta. “Me inspiré para escribirlo precisamente en Villanueva de la Vera, el pueblo donde veraneaba y donde rodamos luego. Mi hija aún ni tenía un año y mientras ella dormía la siesta a mediodía, yo me fijé en que había una adolescente que siempre venía a la piscina a esa hora, como intentando que nadie la viera”, analiza. La realizadora pensó que quizá esa joven sufría ‘bullying’, una epidemia que le preocupa mucho y que conoce bien. “De pequeña cambié muchas veces de colegio. A veces fui acosada y otras permanecí impasible ante el acoso a otros por miedo y cobardía”, confiesa. Precisamente para luchar contra ello y para ponernos en la piel de quienes lo sufren nació ‘Cerdita', una película que pone los pelos de punta por varios motivos (no los contamos todos para no hacer spoiler, pero merece mucho la pena verla).

Fotograma del cortometraje 'Cerdita'. | D.R.

La protagonista del filme es la actriz Laura Galán, que trabaja en teatro, cortos y series, además de haber participado en ‘El hombre que mató a Don Quijote’, de Terry Gilliam. Ella, pese a tener 31 años, interpreta de forma muy creíble a la adolescente vejada por sus compañeras de instituto. En su mirada y su rostro traspasan todas las emociones que siente la chica acosada. Su trabajo es magistral. “Encontrarla fue fundamental. Para mi era esencial que ella comprendiera lo que queríamos expresar. Tras contarle el proyecto, le pedí que hiciera la última mirada que interpreta en el corto y cuando la puso, supe que era ella”, explica Carlota Pereda. Para la directora es, además, muy importante que el corto lo puedan ver los jóvenes y que se abra el debate sobre el acoso entre los espectadores. Por eso, tras permanecer en Movistar durante seis meses y en FeelMakers, una plataforma online en inglés, Pereda piensa colgarlo en redes. También cede emisiones a las asociaciones, los colegios e institutos interesados. “Lo importante es luchar contra el ‘bullying", apostilla. Mientras el cortometraje prosigue su exitosa carrera por festivales por todo el mundo, Carlota Pereda responde a woman.es 

¿Cómo surge la idea de Cerdita?

Yo tenía idea de hacer un corto sobre el ‘bullying’ porque fui madre y me daba mucho miedo del lugar al que estaba trayendo a mi niña. Y un verano, cuando Leonor aún no tenía un año, ella estaba durmiendo la siesta con mi suegra y yo me bajé a la piscina, con todo el ‘caloraco’, a bañarme y me fijé en que había una adolescente que estaba todas las tardes y que siempre venía a la piscina a esa hora, como intentando que nadie la viera. De ahí salió el cortometraje ‘Cerdita’. 

¿Qué querías transmitir con esta película? 

Quería poner a la gente en la piel de Sara (la protagonista) y sobre todo me interesaba mostrar el círculo de la violencia, que es un círculo que, con que alguien se interponga se rompe, pero si nadie lo hace, se perpetúa ‘ad infinitum'. 

El filme es un claro alegato contra el bullying. ¿Crees que removerá a quienes alguna vez hayan acosado o sido espectadores impasibles de un acoso? 

Esa es la idea. Creo que todos, o algunos, nos hemos visto en las dos caras y hemos sido partícipes por acción o por omisión. Por omisión hacemos cosas igual de terribles que las que se hacen directamente. Siendo cómplices podemos permitir situaciones tremendas. Sara no hace nada pero también hace algo terrible. La idea es esa, que la gente se ponga en la piel de Sara pero también en la de Claudia, su acosadora pasiva. El objetivo es que la gente se quede con mal cuerpo y piensen en por qué algo tan terrible nos puede parecer tan bien. 

Tu defines la película como una de terror, pero lo que más miedo da es el acoso, algo muy real. 

Sí, para mi es un filme de terror porque es sobre alguien que hace algo terrible y alguien que permite algo terrible. Un terror muy real, el que está en el día a día. Lo que más me da miedo es la gente y lo que es capaz de hacer de verdad, por cobardía, por maldad o por lo que sea. Los fantasmas no me dan miedo, ni los zombies y los vampiros me encantan y me parecen graciosos. Da más miedo lo que puede hacer la gente. 

Johanna Svennberg

¿Cuáles son las consecuencias del círculo de violencia del bullying? ¿Cómo te informaste para escribir el corto, cómo fue el proceso?

No me tuve que informar porque lo he vivido en la infancia, tanto yo como a amigos míos. He pasado por muchos colegios por circunstancias personales y lo he visto a mi alrededor. A veces me he enfrentado para que otra gente no lo sufriera, pero otras por cobardía no he hecho lo suficiente. Por tanto es un corto muy personal porque vive de experiencias que yo he vivido. No estas pero sí de experiencias personales que he visto a mi alrededor. 

¿Cómo fue encontrar a la actriz protagonista de ‘Cerdita’, Laura Galán? 

Laura es maravillosa. Pues estuve dos años desde que lo escribí y lo presenté para conseguir que se hiciera, hasta que la encontré al fin. Yo sabía que sin la actriz principal adecuada el corto no se iba a mantener en pie. Tras muchos ‘castings’ tanto a actrices que estaban empezando, como a otras con una trayectoria larga, 

Yo había visto a Laura en ‘Medea’ pero tenía ciertas dudas porque ella tenía 31 años cuando rodamos. Pero uno de mis productores me animó a que la probara porque, me dijo, ‘lo que es capaz de hacer Laura con su cuerpo y con su rostro, no lo hace ninguna actriz, es capaz de conseguir mostrar la edad que quiera’. Así que la vi, le expliqué el proyecto y le pedí que hiciera la última mirada que tiene que hacer en el corto. Supe que la había encontrado y que lo había entendido a la perfección. Mi miedo era que hiciéramos un corto como ‘Grease’, donde hay actores con 44 años haciendo de adolescentes, pero la verdad es que Laura pasó la prueba y la muestra está en la película. Lo que quería es que fuera capaz de entender el viaje, el recorrido del personaje de Sara y lo que queríamos contar. Ella lo comprendió desde el primer momento.  

Laura Galán asegura que el peso es todavía un tabú y reivindica el derecho a gustarte de cualquier modo. ¿Cómo nos condiciona estar gordos o delgados?

Condiciona muchísimo, te juzgan nada más verte y las apariencias influyen muchísimo. Hay mucha estigma respecto a la sociedad porque la gordura se asocia con la aporafobia, el rechazo a la gente pobre, que es algo de lo que también quería hablar en el corto. Cuando eres un niños a veces puedes escapar de las miradas para que no te acosen, pero los niños obesos no tiene escape. Todos los ven, no se pueden esconder. 

El canon de cuerpos normativos nos afectan a todos y todas, pero sin duda de manera más dura a la mujer. ¿Qué se debería de hacer para librarnos de ese yugo? 

A medida que empiece a cambiar la representación de la belleza nos ayudará. Cuando empecemos a ver en cine televisión otros referentes de belleza más diversos, se podría ir luchando contra ello. La representación en cine y TV es importante porque muestra a la gente que la normalidad no es solo eso que están acostumbrados a ver en pantalla. 

¿Qué sentiste al ganar el Goya a Mejor Cortometraje de Ficción? 

Mucho alivio (risas), teníamos a todos los amigos y familia con muchos nervios y esperanza… Y no quería decepcionarles. Recuerdo a la tuna, a Ignacius [Farray] por ahí bailando y, bueno, nos emborrachamos mucho y nos reímos mucho también. Fue una alegría muy grande. Espero que el Goya potencie que el corto se vea más, que se comente y que llegue a quien tiene que llegar.   

Ver 117 fotos

¿Recibiste muchas felicitaciones? 

Un montón. Me dejé todo en la sal, hasta el móvil, así que cuando al fin lo vi estaba colapsado de llamadas y mensajes y me pasé varios días respondiendo. De hecho… ¡Aún estoy contestando!

‘Cerdita’ se puede ver en Movistar y en la plataforma online FilmMakers, pero tengo entendido que también quieres que se proyecte en colegios e institutos…

HSí, de hecho ya ha habido bastantes pases en institutos, asociaciones de mujeres y adolescentes que nos lo han pedido. Además está teniendo un recorrido bastante amplio en festivales. Pero lo mejor es que nos lo piden para que lo vean en colegios e institutos. Si le interesa a alguno, pueden hablar con mi distribuidora, Madrid en corto [http://madridencorto.es] y ellos nos lo dirán y nos pondremos en contacto con ellos para que lo puedan ver.  

¿Te interesa generar debate con tu película?

Lo que me gusta es que la gente piense. Ni Laura, ni los productores ni yo queríamos que simplemente se viera, lo que queríamos es que generará debate. Que la gente se pregunte cosas después de verlo. 

Hay mucho de lo que hablar del corto, pero ya te preguntará Cayetana Guillén Cuervo en Versión Española…

Ya lo ha emitido (risas). Lo que pasa es que a los directores de cortos no nos entrevistan, solo a los ganadores de su premio. Pero fue muy bueno porque empezó un montón de gente a comentarnos por redes, a pedirnos el corto, a comentar… Nos dio muchísima visibilidad. 

¿Qué te dicen los espectadores? 

Mucha gente que le ha revuelto cosas de cuando eran jóvenes, que les ha conmovido. Normalmente quieren que les cuente mi versión concreta… Hay gente que piensa cosas muy distintas, según sus experiencias y sentimientos. A veces me dicen cosas muy curiosas.

¿En qué estás trabajando ahora mismo? 

Estoy preparando un largo basado en Las rubias, mi primer cortometraje., que estaba inspirado en una historia real, de un grupo de mujeres que secuestraba a otras mujeres haciéndose pasar por ellas porque partían de la idea de que todas las rubias son iguales. Yo soy rubia, he de decirlo (risas). Todavía estamos en proceso de desarrollo, hace falta buscar inversores y cadenas. Pero estamos muy contentos con el guión y seguro que estará muy bien.

Relacionados