Paula estuvo hechizada por su nuevo reloj Galaxy Watch que cuenta con la particularidad de ser dependiente del móvil. | GSR / GTRES

Tienes dos tareas para el fin de semana: cambiar la hora y frenar el cambio climático

En la noche del sábado, ¿habrá que adelantar o retrasar el reloj? ¿Cuándo dejaremos de hacerlo? ¿Es beneficioso el cambio para el medioambiente?

Clara Hernández | Woman.es

Como cada año desde hace 45, el cambio al horario de verano inspira dudas, celebraciones (por lo general a todas nos gusta que anochezca una hora más tarde o, como solemos decir, que los días sean 'más largos') e, incluso, alguna protesta por parte de quienes cuestionan su utilidad (también puedes encontrar defensores a ultranza). Lo que está claro es que este fin de semana, en la madrugada del sábado 30 al domingo 31 de marzo, a las 2.00, tendremos que adelantar una hora el reloj (es decir, las 2.00 pasarán a ser las 3.00).

¿Y por qué cambiamos la hora? ¿Es algo que solo hacemos en España o lo hacemos simultáneamente con otros países?

Actualmente, el cambio de hora nos lo marca una directiva comunitaria que tiene aplicación sobre todos los países que forman la Unión Europea y que indica cuándo debe realizarse el cambio, ya que este no siempre es el mismo día del año. Por lo general, suele coincidir con el último domingo de marzo, mientras que el cambio de hora al horario de invierno (justo el proceso contrario) suele realizarse el último domingo de octubre.  

GTRES

¿Te has preguntado alguna vez qué finalidad tiene? Aunque su puesta en marcha, hace casi medio siglo, tenía como objetivo un ahorro energético en plena crisis del petróleo tras las guerras mundiales, hoy son muchos los que sostienen que este medida ya no tiene sentido e, incluso, Bruselas se ha mostrado partidaria de eliminarla, ya que considera que genera más gastos y contratiempos que otra cosa.

Así, los gobiernos de cada país están deliberando sobre qué horario adoptarían eternamente a partir de 2021, año fijado para el fin del cambio de hora: si el de invierno o el de verano (la comisión de España elegida para ello no ha llegado por ahora a una conclusión sobre cuál conviene más de cara sus repercusiones económicas o culturales).

Entre sus detractores, figuran quienes aseguran que el cambio de hora suele tener efectos molestos de salud, sobre todo en colectivos como los niños y ancianos. Puede provocar irritabilidad, insomnio u somnolencia durante un tiempo, hasta que el cuerpo se acostumbra a su nuevo horario. Mientras, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) asegura que cambiar el horario supone un ahorro de un 5% (unos 300 millones de euros).

Pero el domingo tienes otra tarea también relacionada con la hora. Se trata de 'La hora del planeta', una iniciativa auspiciada por la asociación para la protección de la naturaleza y los animales WWF. 

'La hora del planeta' es una acción global que busca llamar la atención y concienciar sobre el cambio climático. Esta iniciativa, que nació en 2007 en Sidney, propone realizar este sábado pequeños gestos como, simplemente, apagar la luz. La convocatoria de luces apagadas es el 30 de marzo, de 20.30 a 21.30 horas. 

Si quieres sumarte de forma más completa, la misma asociación te lanza otros retos, como #RetoDíaSinPlástico (pasar un día entero sin utilizar productos de plástico de un solo uso) o #RetoDíaSinEmisiones (un día sin usar energía / quemar energía para desplazate). 

-->