Bruce Springsteen, en un concierto en Madrid en 2016. | GDG

Bruce Springsteen cumple 71 años y ya es hora de que expliquemos, en 2 minutos, por qué él es 'El Boss'

Feliz cumpleaños.

Clara Hernández | Woman.es

Setenta y un años. Bruce Springsteen, aquel chico de Nueva Jersey,  hijo de un conductor de autobús y una secretaria que en los ochenta se convirtió en símbolo triunfal del rock proletario,  cumple este miércoles una cifra que, seguramente, le parece increíble y vertiginosa, pero a la que llega convertido en uno de los artistas más venerados, vendedores y poderosos sobre el escenario (sus flexiones de antebrazo con elevación de bíceps y puño cerrado llevan más de cuatro décadas de delirios como pocos entre el público). 

Por eso, y por otras cosas sigue siendo el 'El Boss', ('El Jefe'), un apodo que le adjudicaron los miembros de su primera banda, Earth, porque era él el que se encargaba de cobrar por las actuaciones que la formación daba por los locales y quien, después, repartía el dinero entre todos.

- De 'Átame' a 'La misión': 6 bandas sonoras por las que no olvidaremos a Ennio Morricone.

- ¿Sabes cuál ha sido la canción más escuchada del verano?

Pero hay otras otras hazañas que justifican que ese apodo haya sido adoptado por sus fans y que se utilice como una muestra de idolatría hacia un hombre que, curiosamente, nunca ha logrado colocar uno de sus temas en el número 1 de las listas de éxitos (pero que sí ha sido reconocido con 21 Premios Grammy, un Óscar o un Brit). Y que lo normal es que, como ha reconocido, hubiera terminado trabajando en una fábrica de su pueblo como habían hecho su padre, su abuelo y todos sus antepasados, en lugar de transformarse en estrella de rock.  

¿Nunca te ha llegado a seducir? Estas son las 4 razones por las nosotras pensamos que él es 'El Boss' y no hay más que hablar: 

1. Por canciones vibrantes como 'Thunder Road', 'The rising', 'Hungry Heart', 'Born tu run', 'High hopes' y, por supuesto, las celebérrimas 'The River' o 'Born in The U.S.A'. Auténticos bombazos y herencia de su generación. Cultura musical.

2. Por la poesía cruda pero, también las frases 'empoderadas' y energéticas que impregnan sus composiciones y que nos sirven para a vida diaria. "I ain't here on business, baby, I'm only here for fun", canta en 'Rosalita'; "Spend your life waiting, for a moment that just don't come. Well, don't waste your time waiting" ('Badlands') o "Baby, we were born to run". 

3. Sus conciertos son míticos, ¡historia!
Cualquier persona que haya ido a un concierto de Bruce Springsteen te dirá que aquel es, seguramente, uno de los mejores conciertos a los que ha ido en su vida. La electricidad que despliega 'El Boss' en directo es de muchos amperios. Pura fuerza. Una apuesta segura. 

4. Opiniones claras.
Bruce Springsteen no es de los que se quedan callados. Si ya 'Born in The U.S.A" denunciaba la situación compleja a la que se enfrentaban los veteranos del Vietnam al volver a sus casas (efectivamente, no era un himno patriótico, como muchos pensaban), después el artista ha defendido públicamente derechos como la libertad de expresión o se ha atrevido a plantar cara a Donald Trump porque este no se ponía la mascarilla.