Los belgas llenan internet de gatitos como respuesta al miedo terrorista

Araceli Ocaña | Woman.es

Tras los ataques del 13 de noviembre en París, Bruselas cerró el 22 de noviembre todos los servicios públicos y comercios y pidió a la población que no saliese de sus casas. Durante varias horas se desarrollaría en la ciudad una macrooperación policial en busca de armas, explosivos y también con el fin de localizar y detener a Salah Abdeslam, sospechoso de haber participado en los atentados de París. 

Así, los bruselenses pasaban el fin de semana en casa, quizá con miedo por lo que ocurría en una ciudad aparentemente desierta (por el toque de queda), pero en sus redes sociales decidieron hacer suyo el hashtag #BrusselsIsLockDown ("Bruselas está cerrada") no para mostrar su miedo, ni siquiera información sobre lo que ocurría (la policía lo había pedido así específicamente) sino su clásico humor belga y una forma de despistar a los terroristas. ¿Y qué tenían en casa para mostrar ese humor? Pues, los reyes de internet, ¡gatitos!

Todos unidos, a través de las redes sociales, hicieron de lo que podía haber sido una noche oscura un momento para sentirse, aunque fuese virtualmente, aún más arropados y arropar, a su vez, a los agentes que trabajaban en la calle.

"Así, queridos forasteros, es como combatimos el terrorismo aquí. ¡No tienen escapatoria! ¡Tenemos gatitos!

"Que la fuerza esté con nosotros." 

"ÚLTIMA HORA: La policía belga usando el nuevo Hovercat de 200mph durante las operaciones antiterroristas." 

"Foto del Consejo Nacional de Seguridad de Bélgica cuando la puerta se abre en mitad de la reunión." 

"Permaneced a salvo." 

 "Última hora: La policía belga ha emitido una foto del principal sospechoso."

"Última hora mientras los operativos especialmente entrenados registran Bruselas." 

"¡Aguanta, Bélgica!" 

"Las operaciones en el aeropuerto de Bruselas son las habituales." 

Y, finalmente, la misma policía que había pedido que no se ofreciese información a través de las redes sociales de los operativos que se realizasen en la ciudad, acabó dando las gracias a sus ciudadanos:

"Para los gatos que nos ayudaron ayer por la noche... ¡Sírvanse!"