Tamara Bellis para Unsplash

Tradiciones que traen buena suerte: Un baño con cava y azúcar o dar la vuelta a la manzana con una maleta

Un baño con champagne y azúcar o dar la vuelta a la manzana con una maleta, las supersticiones y tradiciones que SÍ funcionan en Navidad

Woman.es | N.R.

La época navideña marca el fin de una etapa y el comienzo de otra. El cambio de año nos produce nostalgia, pero a la vez nos llena de ilusión. Nos despedimos de lo bueno (y también de lo malo) que nos ha dejado 2018, pero invocamos a la suerte con nuestros ritos mágicos que hoy compartimos con vosotras.

- Un baño con champagne y azúcar para atraer la buena suerte. No se trata de llenar la bañera con champagne, aunque si tu presupuesto lo permite, ¡adelante! La idea es mezclar un benjamín de espumoso francés con una buena cantidad de azúcar y, como si de un exfoliante se tratara, frota suavemente la mezcla por todo tu cuerpo visualizando tus deseos y atrayendo la buena suerte. Aunque lo ideal es practicarlo en 1 de enero, -sola o en compañía- este rito no solo es efectivo en Navidad, también se puede llevar a cabo cuando estés pasando una mala racha para espantarla. 

- Lacasitos con mensaje. Si eres de las que no toma uvas en Nochevieja y las sustituyes por Lacasitos, tenemos el rito perfecto para que el amor te dure, como mínimo, un año más. Forma con los 12 chocolates las iniciales de tu nombre y el de tu pareja, y tómatelos uno a uno con mucho amor. ¡Funciona!

- Dar la vuelta a la manzana con una maleta cargada de buenos propósitos. Aunque suene un poco loco, hemos comprobado que funciona. Mete en una maleta lo que quieres que te traiga 2019: un CV; la foto de tu chic@ y de tu familia; algún que otro billete o moneda; ese regalo de cumpleaños que te hizo tu mejor amiga... y todo lo que se te ocurra y consideres indispensable en tu vida para el año que entra. Con ese equipaje, baja a la calle y dale una vuelta a la manzana con mucho optimismo y poca vergüenza. Lo ideal es que te acompañe toda tu familia, así que vete desempolvando el juego de maletas. 

via GIPHY

- Cada uva, un deseo. Llévalos preparados para que no se te olvide ninguno, pero cada campanada tiene que sonar a felicidad. De los 12, alguno se cumplirá, ¿no?

- Brinda mirando a los ojos y con las piernas sin cruzar. Es clave, en cada brindis mira a los ojos a los demás comensales y NUNCA cruces la piernas, de lo contrario espantarás la buena suerte.

via GIPHY

¿Y tú, qué superstición tienes?

 

 

 

 

Relacionados