Antonija Majstorovic

Antonija Majstorovic, ilustrando felicidad

Sus ilustraciones contagian alegría y simplicidad. Conocemos un poco mejor a Antonija Majstorovic.

Olga Tamarit

¿Cómo te definirías?

Soy una soñadora, un espíritu libre, mamá, diseñadora, amante de los animales, contadora de historias, loca viajera, me encanta navegar y viajar, amo todo tipo de música – desde Vivaldi hasta Leonard Cohen o Pink

¿Cuál es tu bebida favorita?

Champán servido a la temperatura correcta y en la copa adecuada.

¿Desde cuándo dibujas?

Desde que recuerdo, siempre he tenido un lápiz en la mano e ideas en la cabeza, probablemente es lo que me permitió hacer un BA en diseño y trabajar en publicidad. Esta libertad de espíritu es con la que se fundó la agencia Manu, hace veinte años.

Antonija Majstorovic

¿Dónde resides actualmente?

Trabajar con clientes internacionales me permitió viajar por toda Europa. Actualmente vivo en Croacia, a caballo entre Zagreb y Split.

¿Cómo llegó Lil Ledy a tu vida?

No estoy segura de cómo ni cuando, pero había llegado un punto en que mi carrera no me ilusionaba, empezaba y acababa el día sin ninguna emoción. Sólo hacía algo de manera mecánica, sin pasión. Necesitaba un cambio. No un gran cambio, no es como si me plantease empezar a ser científica o alguna locura de ese tipo. Necesitaba volver a dibujar, a contar historias, a crear personajes…Casi sin darme cuenta empecé a llenar blocs de notas con bocetos de Lil´Ledy, pero no tenía una idea clara de qué hacer con ellos. Así que combiné mi pasión por el diseño de personajes y la necesidad de contar historias con mi experiencia en el desarrollo de marcas y encontré la solución. Esto demuestra lo que realmente Lil´Ledy significa para mi.  Prediqué con el ejemplo y fui tras mis sueños.

¿Cómo planteas el proceso creativo?

Todo empieza con una idea, con un concepto. Puede desencadenarlo un encargo o algo que haya visto u oído casualmente. Siempre llevo mi bloc de notas y un lápiz encima, donde apunto o esbozo todo lo que me inspira, en estas páginas todo está anotado de manera caótica, ¡dudo que si alguien las encontrara entendiese algo! Pero para mi son ideas que valen kilates. Después muchas de estas ideas se filtran y pasan por el ordenador, siempre que me siento enfrente de la pantalla tengo una idea clara de lo que quiero. Antes de pasar al digital quiero que me envuelva el alma de lo plástico.

Antonija Majstorovic