Lily James y los demás protagonistas de la serie A la caza del amor, desde el 2 de agosto en Movistar+ | Movistar+

Los años 20 son tendencia: series, exposiciones y ballets para un verano vintage

Series como 'A la caza del amor' o 'Los Durrell', exposiciones sobre aquella década revolucionaria y hasta restaurantes temáticos recuperan el espíritu vitalista y alegre de los años 20. Y es que entonces, otra pandemia (la de gripe española) y una guerra, la primera mundial, nos dejaron claro que hay que disfrutar de la vida siempre que podamos.
 

R.M.G.

Este verano, las tendencias echan la vista atrás y miran a los felices años 20. Y es que vivimos un momento histórico muy similar al de hace exactamente un siglo: el sentimiento de supervivencia a un virus letal (la gripe española mató entre 20 y 50 millones de personas, y a eso había que añadirle las víctimas de la I Guerra Mundial) y la sensación de que estamos aquí dos días y hay que pasarlos bailando (pero hagámoslo con prudencia, que esta vez el Covid sigue entre nosotros). El espíritu vintage es evidente en series como A la caza del amor y Los Durrell, en exposiciones como Los locos años 20 y Cuestión de ambiente, en ballets como La bella Otero y hasta en restaurantes temáticos como La Lluna. Pero vayamos paso a paso.

La actriz Lily James, en una imagen promocional de A la caza del amor, que emite Movistar+ desde el 2 de agosto. | Movistar+

El retorno al pasado es evidente en la miniserie A la caza del amor, basada en las memorias homónimas de Nancy Mitford, una de las cinco famosas y aristocráticas hermanas que fueron auténticas influencers en la primera mitad del siglo XX. Los tres capítulos de esta serie están llenos de humor británico de clase alta (ay, lo que echamos de menos a la condesa viuda de Grantham, de Downton Abbey), crónicas de una sociedad en plena transformación, amor por la vida y espíritu flapper. Después de encandilar al público anglosajón, la serie, protagonizada por Lily James (Cenicienta) y Emily Beecham (Cruella) llega por fin a España, vía Movistar+, el 2 de agosto.

Y si te quedas con hambre de charleston después de asistir a las peripecias de las extravagantes hermanas Mitford, aquí va otra sugerencia seriéfila: la encantadora Los Durrell (en Filmin y Movistar+). Ambientada también en los años 20 y llena de sol, Mediterráneo y alegría de vivir, relata la experiencia (real) de una madre viuda con cuatro hijos que huye de la rígida y gris Inglaterra a Corfú y descubre un paraíso extravagante y luminoso. La serie está basada en la Trilogía de Corfú, escrita por el hijo menor, el naturalista Gerald Durrell, y uno de los personajes secundarios es el primogénito e ilustre escritor Lawrence Durrell (autor de El cuarteto de Alejandría), tratado con bastante irreverencia por su hermano pequeño.

Los protagonistas de la serie Los Durrell, ambientada en el periodo de entreguerras en la idílica isla de Corfú | Movistar+

En general, los expertos en tendencias aseguran que veremos una oleada de consumismo (atemperado, a diferencia de hace 100 años, por nuestra mayor conciencia ecológica), vida noctámbula, viajes y una moda extravagante y rompedora. Para hacernos una idea de lo que podemos esperar, podemos volvernos al mundo del arte: hasta el 19 de septiembre puedes ver la exposición Los locos años 20 en el Guggenheim Bilbao. En Madrid, CentroCentro acaba de inaugura Cuestión de ambiente (hasta octubre), una exposición sobre la explosión de diversidad sexual en aquella década. Incluso el nuevo espectáculo del Ballet Nacional de España, dedicado a la Bella Otero, captura esa necesidad de recordar tiempos en que nos alegramos de seguir vivos y trasladar ese sentimiento al zeitgeist actual. 
En un registro más sensorial, además, Benicàssim celebrará a partir del 30 de agosto su recreación histórica Benicàssim Belle Époque (prepárate para ver bañadores hasta la rodilla y sombrillas por doquier), mientras que Madrid ha inaugurado su primer restaurante temático dedicado a la feliz década: La Lluna ( Recoletos 13 ), que quiere capturar la esencia de El Gran Gatsby en su decoración y menú. ¿Estás lista para empezar a disfrutar del presente con las tendencias rompedoras que crearon nuestros bisabuelos?