Ana de Armas como Marilyn Monroe y Kristen Stewart como Lady Di en la gran pantalla. | Gtres/Imdb

Lady Di llegará a nuestras pantallas antes que Marilyn... y lo sentimos por Ana de Armas

El tráiler de 'Spencer', el biopic de Diana de Gales que protagoniza Kristen Stewart, arrasa en las redes. Y mientras, ‘Blonde’, la película sobre Marilyn Monroe más esperada de 2020, sigue sin fecha de estreno y con rumores sobre grandes broncas entre director y plataforma. Nuestro análisis: Ana de Armas no se merece esto.

R.M.G.

Acabamos de ver el tráiler de ‘Spencer’, y nos morimos de ganas por ver esta crónica del fin de semana en que Lady Di decidió divorciarse de la Casa Real, protagonizada por las expresivas ojeras de Kristen Stewart. Sin embargo, la ilusión por ver a Kristen en el papel de Lady Di ha agudizado el dolor que sentimos por no saber cuándo veremos en pantalla a nuestra otra celebrity preferida. Nos referimos a Marilyn Monroe y a 'Blonde', sí, pero también a Ana de Armas, que se merece un exitazo y a la que la vida no para de ponerle zancadillas desde hace una temporada. Recapitulemos. 

 


En 2019, la vida sonreía a Ana de Armas: estrenaba ‘Puñales por la espalda’, que la consagró como la gran promesa del momento en Hollywood y le granjeó una nominación al Globo de Oro; estrenaba también romance con Ben Affleck, lo que la catapultó a la categoría de it girl más envidiada del momento; se había convertido en chica Bond y estaba rodando su primer protagonista: ‘Blonde’, la gran apuesta de Netflix para 2020, en la que encarnaba nada menos que a la diosa rubia por excelencia, la bellísima, desgraciada y compleja Marilyn Monroe, en una adaptación del libro homónimo de la enorme escritora Joyce Carol Oates. Y, de pronto, todo se torció.

La Covid-19 tuvo buena parte de culpa: retrasó sine die ‘Sin tiempo para morir’ (ay, y pensar que Cary Fukunaga había escrito aquel papel de espía cubana expresamente para ella), y también ‘Deep Water’, el thriller erótico en el que De Armas había conocido a Affleck. Además, aunque el confinamiento convirtió a Ben y Ana en la pareja más cuqui del año, también hizo que se les rompiera el amor de tanto instagramearlo. En enero, tras un año de relación, se separaron amistosamente. ¡Peor aún! Antes del verano, Affleck ya había vuelto con su ex, Jennifer López, y los rumores de boda (o, mátanos, camión, fuga romántica sin más) de Bennifer no hacen más que crecer desde entonces. 

La actriz Ana de Armas, con Daniel Craig en una escena de 'Sin tiempo para morir', la película número 25 de James Bond. | Universal

Por supuesto, el estreno de ‘Blonde’ también se vio retrasado. Pero al parecer esto tuvo poco que ver con la pandemia y, entre vosotras y nosotras, a Netflix le vino de perlas no tener que dar mayores explicaciones al respecto. La película ya había pasado nueve meses en preproducción, una larga fase de casting (Naomi Watts y Jessica Chastain habían sido consideradas para el papel) y había tenido un rodaje complicado que De Armas definió como “una tortura”. Y, después de tan largo viaje, a la plataforma no le convenció en absoluto la película que les entregó el director y guionista, Andrew Dominik (‘El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford’) y le exigió un nuevo montaje. 

Netflix, al parecer, contaba con ‘Blonde’ para arrasar en los Óscar 2021, y ya sabían que la cinta sería peculiar, con escasos diálogos y abrumadoramente visual. Tanto la autora de la novela en que se basa, Joyce Carol Oates, como Thierry Frémaux, director del Festival de Cannes, habían visto primeras versiones de la película y se habían deshecho en elogios. Pero, según cuentan fuentes de la industria, Dominik había rodado una película de elevadísimo contenido sexual, con una violación explícita y un cunnilingus menstrual, para empezar; las mismas fuentes aseguran que Dominik se ha negado a remontarla porque la historia que quería contar era cómo un trauma infantil (el abuso sexual que sufrió Norma Jeane en su infancia) había dado forma a la mujer en que se convirtió luego. La plataforma no creía que este enfoque pudiera competir por las tan deseadas estatuillas. Y, a la espera de solucionar tamaño desencuentro, optó por retrasar el estreno a 2022 sin dar ni fecha definitiva ni razones específicas (¿qué pensará de esto Adrien Brody, que ya pasó por un retraso infinito similar con ‘Manolete’?).

Sin embargo, algunos críticos aseguran que el retraso no tiene tanto que ver con el contenido de la película como con el hecho de que los Óscar 2021 ya cuentan con un exceso de títulos candidatos, fruto de todos los retrasos que sufrieron los estrenos por culpa de la pandemia, y que Netflix se lleva ‘Blonde’ a 2022 para tener tiempo y espacio para promocionar a Dominik y a De Armas para las estatuillas a mejor director y mejor actriz protagonista.

Sea cual sea la razón, nos rompe el corazón saber que Ana de Armas tendrá que esperar para ser estrella absoluta de su propia alfombra roja (nos consuela que esté a punto de protagonizar otra cinta, ‘The Gray Man’, con los hermanos Russo y junto a Chris Evans y Ryan Gosling). Peor aún: su próximo evento será la première de Deep Water (que se estrena el 14 de enero de 2022), al que sin duda Ben Affleck acudirá con  JLo. En el top one de situaciones que no queremos vivir, sin duda, está compartir alfombra roja con tu ex y su novia famosa para ver el thriller erótico en cuyo rodaje os enamorasteis, y sonreír mientras os veis retozar en pantalla en una época en que lo hacíais también después del “corten”. Nuestro único consuelo es que después de tamaña jugarreta, el karma le debe a Ana, por lo menos, una montaña de Óscars.